Sabado, 20 de julio de 2019

La manada o una manada

'La Manada' y Andalucía

Soy de los que creen, con Juan de Mairena, que un andaluz andalucista no es más que un español de segunda y un andaluz de tercera, y creo haber mostrado a menudo mi inmunidad ante el andalucismo victimista -¿hay otro?-, pero hoy me siento en la necesidad de recordarlo.

Hablemos de la Manada, una pandilla de canallas que, cosa rara en esta España de víctimas desvalidas, han encontrado lo que se merecían aunque sea a través de procedimientos judiciales dudosos y de evidente peligrosidad si se llegaran a generalizar, como están señalando muchos juristas. Uno a uno y en conjunto, los cinco individuos son una expresión genuina de la juventud resultante de una educación vaciada de los principios formadores del carácter para ser sustituidos por un amasijo de retales ideológicos contradictorios y compatibles con el alcohol, las drogas, la pornografía y el hedonismo, verdadero bagaje moral y educativo de este tiempo. ¿Es la Manada una colección de monstruos o un producto social minuciosamente elaborado? No veo que la sociedad y los políticos andaluces hayan hecho la menor reflexión sobre la acusación que la Manada plantea y el fracaso que implica.

Pero, dicho lo anterior, diré también mi convencimiento de que tan severas penas no se hubieran dictado si la Manada hubiera sido cosa de extranjeros, catalanes, vascos o tipos de casi cualquier otro sitio, excepto andaluces. Esos cinco sujetos representan, a los ojos de mucha gente, una confirmación de cierta imagen de una Andalucía poblada por golfos e indeseables, que se extiende con fuerza. Un Arana o un Arzalluz, un Prat de la Riba o un Torra, ayer y hoy, hubieran firmado esa condena a ciegas. La presión del feminismo radical y de las televisiones histéricas se comprende también por un prejuicio que los andaluces no deberíamos ignorar ni tolerar y que cuenta, además, con la baja autoestima de una tierra que ha asumido plenamente su condición de paria. Más allá de la repulsión moral que suscitan los hechos, ninguna ciudad como Sevilla hubiera tolerado un linchamiento que se ha extendido al vecindario y los barrios, mostrados como bantustanes, y hasta a un club de fútbol. Quienes se han ensañado así callan, sin embargo, ante las doscientas manadas identificadas desde 2016 en toda España, el 70% de ellas formadas por extranjeros, acusadas de delitos a menudo mucho más graves. Justicia, sí, pero no selectiva.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

HICIMOS CUMBRE…

Una vez más la estulticia que parece ser, últimamente, un mal endémico en ciertos personajes públicos de nuestro País, ha hecho cumbre alcanzando la cima de la más elemental y primaria estupidez.

Por Juan J. RubioLeer columna

Lo que significa la defenestración de Roger Scruton

Quienes quieran entender cómo está desapareciendo la libertad de pensamiento y expresión en Europa –y también, por qué está emergiendo una nueva derecha, tildada de “populista” o “ultra”- deberían conocer el affaire Scruton. Ocurrió en abril, pero ha pasado desapercibido en España. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

'La Manada' y Andalucía

¿Es 'la Manada' una colección de monstruos o un producto social minuciosamente elaborado? Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El método del caso

Les propongo un caso para comprender el lío ese de los Presupuestos de la nueva Junta que tanto huele a vieja Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Renato Cristin y los señores del caos

Ahora la inmigración es extraoccidental y masiva, y amenaza introducir en Europa a millones de personas que proceden de culturas anti-liberales. El liberalismo buenista-xenofílico de fronteras abiertas representa, pues, “una traición al verdadero liberalismo”, como afirma Bruce Bawer.  Publicado en Aktuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

EN EL ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE RAFAEL ALBERTI

Se cumplirá dentro de poco el XX aniversario de la muerte del poeta Rafael Alberti.

Por Jose María Garcia Tuñon AzaLeer columna

1936 El eterno retorno

España parece sumida en un bucle temporal, tema abordado con cierta frecuencia por el cine y conocido en tierras americanas con el nombre del día de la marmota. Asunto que interesó al filósofo alemán, Nietzsche,  hasta el punto de proponer la teoría del eterno retorno.

Por María Alú Leer columna

«ABUELO, ¿DÓNDE ESTÁ ESPAÑA?»

Después del espectáculo vergonzoso, para la mayoría de los españoles, que el pasado día 21 de mayo consintió la presidenta del Congreso, la socialista Meritxel Batet al admitir a los parlamentarios independentistas todo tipo de juramentos convirtiendo la Cámara en un espectáculo bochornoso y lamentable, parece haber terminado, seguro que vendrán otros, cuando los presos políticos independentistas fueron suspendidos como diputados.

Por Jose María Garcia Tuñon AzaLeer columna

OVIEDO NO SE PUEDE RENDIR

El frente popular quiso acabar con Oviedo por dos veces de manera violenta dado que en aquellos tiempos lo jerarcas comunistas como Stalin pensaban que el marxismo debía imponerse a sangre y fuego.

Por Togas y Dignidad Leer columna

EXTRAÑO CLIMA ELECTORAL

Hace poco tiempo asistimos al inesperado espectáculo, no detectado por la encuestas a las que además todos habíamos creímos, de la derrota de la izquierda radical en su bastión más pétreo, Andalucía.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Valls y VOX

Enmanuel Valls tiene una actitud frente a VOX altamente preocupante.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Encuesta
Si no hay gobierno de derechas en Madrid y Murcia ¿Quién será el culpable VOX o Ciudadanos?

a) Ciudadanos es el que se niega a hablar con VOX
b) VOX porque su principal objetivo debe ser desalojar a la izda golpista

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo