Jueves, 09 de abril de 2020

Comentario al Evangelio del Domingo por Monseñor Jesús Sanz

La riqueza de quien todo lo da

Fue un momento de atención, porque la vida siempre nos deja entrever lo que por delante se nos pasea. La circunstancia es texto abierto en donde nos suele enseñar tantas cosas Dios. El Evangelio de este domingo nos trae la deliciosa escena de un Jesús que observa lo que está ocurriendo en los aledaños del Templo de Jerusalén, y hace de su observación una hermosa enseñanza. Ante sus ojos aparecen los letrados y fariseos, esa gente importante, reconocida y mandamás, autorizadísimos por sus propias leyes, que iban y venían al Templo dándose una importancia arrogante. Jesús señala no sólo el uso pertinaz que estos personajes tenían, sino también el abuso injusto que ellos practicaban aprovechándose de las capas más bajas de aquella sociedad, como eran las viudas.         

Y junto a este grupo que así usa y así abusa, el Señor observa precisamente a una viuda que llega al Templo sin alarde ni presunción, y allí frente al cepillo ella contrastaba con otra gente rica y principal que echaba en abundancia. Aquella pobre mujer no: tan sólo echó dos reales.         

A diferencia de la viuda de Sarepta –de ella nos habla la 1ª lectura (1 Reyes 17,10-16)– que su pobre donación fue bendecida por Dios obrando un milagro de abundancia en donde sólo había escasez, la viuda del Evangelio no será chistada por Jesús para premiarla de alguna manera evidenciando ante los demás su gesto generoso. No nos cabe duda que esta buena mujer habrá recibido el céntuplo en su encuentro con Dios, pero por el momento ni siquiera de ese reconocimiento gozó nuestra protagonista. Y sin embargo, Jesús la vió, y la ensalzó hasta el punto de colocarla como ejemplo.Exactamente igual que vio a los letrados y los puso de contraejemplo. Nada escapa a la mirada de Dios.         

¿Qué es lo que Jesús vio en esta viuda? Que lo había dado todo. Por poco que fuera, éso era cuanto tenía. El premio de esta mujer estaba en la paz y en la falta total de agobio asfixiante, de zozobra angustiosa, porque vivía en la libertad de quien nada tiene que defender porque todo lo ha entregado ya. Curiosamente, los que viven así tienen esa felicidad que imposiblemente pretenden alcanzar aquellos que se resisten a darlo todo. Y aquí resalta la paradoja evangélica: quien entrega, tiene, quien retiene se quedará sin nada. Lo habremos experimentado tantas veces a propósito del perdón: quien se resiste a perdonar, quien quiere seguir siendo rico de sus razones, acaba frecuentemente en la soledad, en el resentimiento y en la amargura, mientras que quien aun teniendo razones las sabe “perder”, resulta que encuentra una alegría inusitada, una paz inesperada. Darlo todo, gratuitamente, como gratis lo hemos recibido, y también nosotros experimentaremos que las promesas de Jesús no son vacías. Es la riqueza de quien todo lo da.    

 + Fr. Jesús Sanz Montes, ofm     Arzobispo de Oviedo


Comentarios

Por buy cialis canada 2020-04-09 20:27:30

Gfwaal fllzgl cialis over the counter is there a generic cialis available in the us


Comentar

Columnistas

El retorno de los dioses fuertes

La celebración de la diversidad y el librepensamiento ha cristalizado paradójicamente en una ortodoxia asfixiante, con sus propios dogmas y su martillo de herejes. Lo que vivimos no es una crisis de la democracia y el liberalismo, sino de su degeneración libertaria-antifascista de 1945/1968.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Con caceroladas se soluciona todo

Nietzsche dijo que las personas de izquierdas eran incapaces de crear y organizar algo, lo que les llevaba al resentimiento,

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

SOY ESTRATEGICO O LA PANDEMIA LEGISLATIVA

Sí, soy, somos estratégicos para convertirnos en los cooperadores necesarios de los pagos de impuestos y cotizaciones a realizar porque los gobernantes no son capaces de aprobar las medidas que las empresas ( y sus trabajadores) verdaderamente necesitan para afrontar la crisis económica derivada de la sanitaria y proveer el futuro del día después del confinamiento

Por José Luis LafuenteLeer columna

Dimita, señor Sánchez

Hasta Italia, que parecía el país del Apocalipsis, empieza a ser un ejemplo ante lo que aquí tenemos   Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

La hora de los tramposos

Vergonzoso, ruin y denigrante aunque era de esperar dada la calaña de los personajes que ya sospechábamos, iban a aprovechar esta desgracia, este mal pandémico que está costando vidas humanas y que ya ha causado una hecatombe económica. y social, para extraer de él sus réditos o intereses particulares.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

 Precio excesivo

Sí, lo sé, aquí se expresan opiniones personales; de eso soy plenamente consciente, no tengo duda ninguna,, pero si yo digo que el pueblo llano español, el ciudadano normal, opina que está pagando un precio excesivo y al tiempo recibiendo un desproporcionado castigo en todos los aspectos por la ambición de un solo hombre de mantenerse en el poder, no creo que esté exponiendo algo que no  se está haciendo evidente y palpable.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

China: mentira cochina

Ya hemos escrito varias veces sobre el tema del coronavirus que nos está invadiendo y que, si Dios no lo remedia, afectará a toda la Humanidad

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

LAS LECCIONES QUE NOS VA DANDO EL CORONAVIRUS

En el momento actual, parece que han coincidido en la crisis del Covid-19 unos ciudadanos amorfos, indolentes, impregnados de valores consumistas y egoístas en general, con el peor gobierno de la Historia de España desde Fernando VII

Por José Luis LafuenteLeer columna

 Cuarentena por coronavirus

Nueva experiencias: Sano, descansado, sin más achaques que los habituales de  mi ya vetusta edad y con ganas de ver (¡ah, ese morbo que más o menos llevamos latente!) el nuevo ambiente callejero propiciado por las actuales circunstancias "pandémicas", pienso en las medidas aconsejadas y dictadas por quienes tienen poder para ello y, sometiéndome a lo exigido, me pongo en el papel del ciudadano ejemplar, dejo que mi mujer salga a la calle por ineludibles deberes,  le recuerdo una vez más las normas que nos repiten con necesaria reiteración desde todos los puntos y, aunque a última hora estoy a punto de acompañarla, renuncio y decido seguir mi enclaustramiento voluntario que ya se prolonga desde el pasado fin de semana.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Efectos del coronavirus

Los efectos del coronavirus están siendo deletéreos para la salud y para la economía, estando ésta en total desaceleración mucho antes de aparecer el virus.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Poema de las reivindicaciones*

Borracha y muy sola a casa llegóuna linda moza y su padre la vió.Al ver el estado en que la encontró,riñóla furioso y dos tortas le dió.

Por Juglar GasparLeer columna

Encuesta
¿Cree que el Gobierno español está gestionando bien la crisis del coronavirus?

a) No, ni tiene la capacidad ni la responsabilidad necesarias
b) Si porque es una situación incontrolable

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo