Lunes, 21 de enero de 2019

El centro, "uno de los más potentes de Europa", incrementará progresivamente sus capacidades hasta ofrecer imágenes de altísima resolución en tiempo "casi real"

La tecnología de Indra impulsa el centro espacial español que gestiona el satélite Paz

La compañía de consultoría y tecnología subraya que las imágenes de Paz son tan precisas que permiten desarrollar aplicaciones para detectar el desplazamiento milimétrico de las vías de un tren y evitar su descarrilamiento, o descubrir movimientos sospechosos de buques mucho antes de que se acerquen a las costas españolas.

Asimismo, esas aplicaciones también pueden ayudar a proteger la flota mercante española y los despliegues de militares españoles en sus misiones internacionales, estimar daños tras un desastre natural y detectar vertidos ilegales en el mar.

La información para conseguirlo saldrá del centro del INTA situado en Torrejón de Ardoz (Madrid), que utiliza la tecnología suministrada por Indra para gestionar el satélite y procesar sus imágenes. La compañía trabajó en los primeros estudios de viabilidad del proyecto que se realizaron en 2007 y lideró el trabajo de un grupo de empresas punteras españolas con las que desarrolló y desplegó el segmento terreno completo de Paz.

El centro espacial comenzó a operar el pasado jueves 22 de febrero, cuando un cohete Falcon 9 de la empresa norteamericana Space X, que dirige Elon Musk, encendía motores en la base militar de Vandenberg, en California (Estados Unidos), para lanzar el satélite español al espacio.

En ese momento, España se sumó a Alemania e Italia como únicos países europeos con capacidad propia para observar desde el espacio con tecnología radar cualquier punto del planeta, sin necesidad de recurrir a terceros.

El satélite envía también imágenes para su uso militar al Centro de Sistemas Aeroespaciales de Observación (Cesaerob) del Ejército del Aire, que Indra ha equipado y que está ubicado junto al del INTA en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz.

Para garantizar que nada afecta a este satélite, la compañía ha implantado un tercer centro de respaldo en Maspalomas, en las Islas Canarias, que podrá tomar el control del satélite en caso necesario. "Estos tres centros conforman el embrión de una de las instalaciones de observación de la Tierra más sofisticadas del planeta", resalta Indra.

El satélite, que permite generar más de 100 imágenes con una resolución de hasta un metro cada 24 horas y cubrir la vigilancia de un área de unos 300.000 kilómetros cuadrados cada jornada, juega con la ventaja de que no se ve afectado por la meteorología y opera tanto de día como de noche.

"Comparando las imágenes de sucesivos pases del satélite, es capaz de detectar cualquier cambio que se produzca en la zona vigilada", afirma Indra, que añade además que todas estas "elevadas capacidades" se verán multiplicadas en los próximos meses.

MAYORES CAPACIDADES

El operador y empresa que explota el satélite Paz, Hisdesat, facilitará su integración con otros dos satélites radar muy similares, TerraSAR-X y TanDEM-X. Juntos formarán una constelación que triplicará la capacidad de observación del centro espacial español.

Además, en solo dos años, España lanzará al espacio el satélite Ingenio, dotado de una cámara óptica multiespectral que tomará fotografías con una definición de 2,5 metros por pixel, suficiente para identificar un vehículo en cualquier lugar del planeta.

Indra ya trabaja para entregar el segmento terreno de esta misión, que forma parte del Programa Nacional de Observación de la Tierra (PNOTS). "De nuevo, la capacidad de observación del complejo espacial español se verá multiplicada y la frecuencia de revisita de los satélites permitirá observar cualquier punto casi en tiempo real", afirma.

Las aplicaciones de esta potente red de satélites de observación de la Tierra son innumerables y su uso no solo tendrá un enorme impacto en el servicio que la Administración presta a los ciudadanos, sino que también transformará el negocio de empresas de todos los sectores. De hecho, muchas de las aplicaciones que llevaremos en el móvil utilizarán datos recogidos desde el espacio.

Estados, investigadores, aseguradoras, bancos o ayuntamientos se basarán en ellas para elaborar mejores estadísticas, calcular la actividad económica de un país o sector, proteger el medioambiente, controlar flotas de vehículos, monitorizar los niveles de contaminación en una ciudad o supervisar la construcción de infraestructuras y edificios.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

La izquierda lesiona mi autoestima

Esta izquierda, desde que tuve mi primer contacto con ella, nunca ha dejado de sorprenderme

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

¿Hacia una fusión de Vox y PP?

El milagro de un líder del PP con un discurso ideológicamente vitaminado se debe precisamente a la competencia que le plantea VOX por su derecha. Suprimid a ese peligroso rival, y veréis al PP recaer en su inercia centrista-acomplejada de siempre.  

Por Francisco J Contreras Leer columna

Quosque tandem abutere, Catilina...?

Aunque ni Catilina ni Cicerón deambulen hoy, dirimiendo sus diferencias por estos mundos de Dios, lo que sí anda por ahí, y muy castigada por cierto, es nuestra paciencia porque ¿qué pecado habrá cometido nuestro vetusto y sufrido pueblo para padecer la clase política que hoy nos gobierna (es undecir)?

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

¿Qué dice realmente la Ley Andaluza de Violencia de Género?

Las leyes de violencia de género son injustas porque vulneran el principio de no discriminación por razón de sexo: la misma agresión es castigada con penas distintas según sea cometida por hombres o mujeres Publicado en ACTUALL

Por Francisco J Contreras Leer columna

La clave está en Europa

Es sorprendente que un socialista francés y humillado por Macron esté dictando la posición de Cs en Andalucía Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El catolicismo y las religiones

La fe católica no se puede modificar a voluntad del consumidor. Si se admite que Jesucristo es Dios, no se puede alterar su mensaje. Se puede ahondar en su comprension, pero no se puede cambiar.

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Inventarios y Balances

Cuando los grandes teóricos de la democracia nos instruían con entusiasmo sobre los logros y excelencias que encerraba este concepto, vemos ahora que se dejaban muchas cosas en el tintero, pues esos grandes logros, una vez puesta en práctica plenamente esa forma de sistema o régimen político, se iban transformando, si alguien no lo remedia, en algo etéreo y todo lo más, puramente teórico.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

FELICES PASCUAS NAVIDEÑAS

Bueno, este año les felicitamos la Navidad como todos los anteriores pero utilizando una fórmula que en la actualidad ha caído en desuso.

Por Editorial Leer columna

La tercera ley de Newton y el susto electoral andaluz.

Ya pueden dispensarme mis lectores pero me acordé de Newton y su tercera ley al contemplar el discurrir político en nuestra querida España, esta España nuestra en estos tiempos convulsos.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

"¡Oh Susana, no llores más por tí!"

De ninguna manera quisiera yo que se me tildase de misógino pues tal parece que las tengo tomadas con las señoras, pero es que, unas por esto de la Ley de Igualdad y otras por su reconocida valía, nos las tropezamos a diario tanto en las ondas como en la prensa, etc., algo natural, ya que el estar ocupando actualmente puestos de gran responsabilidad, las obliga a estar muy presentes, tanto o más que los hombres.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Entre revulsivo y detonante: estimulante

La irrupción de Vox genera un panorama lleno de interés Publicado en LA NUEVA ESPAÑA

Por Julio BuenoLeer columna

Encuesta
¿La pelea entre podemitas será el fin de la coalición?

a) Si nada castiga más el electorado
b) No al final llegarán a un acuerdo

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo