Viernes, 20 de abril de 2018

la miopia estrategica y el buenismo causan efectos negativos

Las sanciones arruinan indirectamente el tratamiento contra el cáncer para cientos de niños de Siria

Seis años de conflicto han dejado en ruinas el sistema sanitario del país, donde menos de la mitad de los hospitales funcionan a pleno rendimiento y la esperanza de vida se ha derrumbado en proporción inversa al número de muertes durante el embarazo y el parto.

En este escenario, el acceso a medicamentos extranjeros es casi imposible y los efectos se sienten en lugares como el Hospital Infantil de Damasco, donde padres como Naim Der Musa son testigos impotentes del cáncer que aqueja a su hija Waad, de 10 años. "Primero se lo detectaron en el hígado, y ahora se ha extendido a sus pulmones", lamenta.

GASTOS PROHIBITIVOS

Aunque el conflicto armado es, por supuesto, el motivo principal de la restricción a los anticancerígenos, las sanciones y los efectos económicos indirectos han jugado su triste papel a la hora de convertir a los antaño excelentes servicios médicos sirios en una sombra de lo que fueron.

Antes de la guerra, Siria producía el 90 por ciento de sus propios medicamentos, pero requería de la importación para obtener las soluciones que requería el tratamiento contra el cáncer -- fundamentalmente, quimioterapia --, y tanto el desplome de la libra siria como la ausencia de dinero en efectivo, sumados a las sanciones "ha afectado negativamente la obtención de estas medicinas", en palabras de la representante de la OMS en Siria, Elizabeth Hoff.

Las sanciones, a grandes rasgos, impiden el flujo de capital hacia el extranjero de las instituciones sirias e impide el trato directo de compañías internacionales con las autoridades de Damasco en un buen número de casos. En el resto, estas compañías prefieren evitar todo contacto con las autoridades sirias por miedo a incurrir involuntariamente en un castigo.

ZONA GRIS

Se trata pues de una situación que cae en una zona gris donde tanto el Departamento de Estado de EEUU como la Unión Europea se han lavado las manos al aseverar, con razón desde un punto de vista técnico, no tanta desde el humanitario, que en ningún momento se ha ordenado el corte de suministros médicos al país árabe.

"Las sanciones de la UE", ha reiterado una portavoz del bloque europeo, "no tienen aplicación ni sobre la población civil ni sobre sectores estratégicos como el de la alimentación o el sanitario".

Lo que sí reconoció la portavoz es el temor reinante entre las compañías internacionales a hacer negocios con el Gobierno sirio por muchos más factores al margen de las sanciones: "seguridad, reputación, políticas contra el lavado de dinero, la amenaza de grupos yihadistas y las razones comerciales de toda la vida", ha indicado.

ESCASEZ CRÍTICA MÁS ALLÁ DEL CÁNCER

Las restricciones no solo afectan a los anticancerígenos, sino que se exienden a multitud de medicamentos, desde antibióticos específicos para cuidados intensivos hasta vacunas, pasando por sueros y fluidos intravenosos, según Hoff, mientras la demanda se incrementa exponencialmente año tras año.

Por poner algunos ejemplos, la esperanza de vida ha registrado un descenso significativo: de los 72 y 75 años para hombres y mujeres, respectivamente, en 2009, pasamos a los 60 y 70 en 2014.

Una expectativa reducida en un país donde solo permanecen completamente operativos un 44 por ciento de los hospitales y donde ya no hay ni dos médicos por cada 1.000 habitantes, menos de la mitad de los que emplean países vecinos como Jordania o Líbano.

Todo ello se condensa en el Hospital Infantil damasceno, que acoge cada semana a 200 niños, un 70 por ciento de los cuales llegan desde fuera de la provincia, según su director, Maher Hadad, quien estima que las medicinas que necesitan los pequeños tardan del orden de entre 15 y 20 días más del tiempo máximo establecido para generar en ellos una correcta respuesta al tratamiento.

Haddad quiere hacer especial hincapié en la situación que atraviesa la farmacéutica estatal siria, Pharmex, que ahora solo puede proporcionar entre un 5 y un 10 por ciento de las medicinas contra el cáncer. "Pharmex solía importar el 'stock' que necesitaban los hospitales pero ahora mismo está agotada muy en buena parte, creo yo, a consecuencia de las sanciones", ha indicado.

Ahora la ayuda directa depende de organizaciones caritativas de carácter privado, como Basma, cuya directora ejecutiva, Rima Salem, ha concedido que su grupo se encarga ahora de la asistencia a casi el 80 por ciento de los pacientes del hospital.

La cooperante considera en este sentido extremadamente preocupante el retraso de la llegada de los medicamentos. "Un niño con cáncer podría morir mientras espera su turno para recibir tratamiento", ha lamentado.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

WHATSAPP,  MENTIRAS  Y  CAMPAÑA  ELECTORAL

El whatsapp se ha convertido, en muy pocos años, en la aplicación más utilizada del teléfono móvil y es, en mi opinión, el medio más poderoso para difundir toda clase de información, tanto verdadera como falsa, con el objetivo de tratar de conseguir el voto de muchas personas.

Por Paco MexiaLeer columna

¿Pero de verdad Putin quiere destruir la UE?

Acabamos de asistir a la actuación de la justicia de un Lander alemán en el caso Puigdemont. Su resolución ha sido criticada por varios expertos, de algunos de los cuales me han llegado noticias, pero concretamente el publicado por el profesor Bastida he tenido el gusto de leerlo.  Todos ellos eran críticos con la postura alemán

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Hay que leer a Laje

Toca promocionar a la competencia: Agustín Laje y Nicolás Márquez publicaron en 2016 El libro negro de la nueva izquierda, un must para cualquiera que desee entender el trasfondo histórico-filosófico del feminismo radical y el homosexualismo. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Wylie el rojo

Wylie es el creador de Cambridge Analytica. Traidor y pelirrojo, la progresía mundial ya ha encontrado al responsable de sus tribulaciones Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

 Las pensiones en España: entre la demagogia y la inmovilidad

Los gobernantes actuales, con una práctica de avestruz en sus políticas, no se atreven a mostrar e informar la realidad del problema de las pensiones, como primer paso para buscar soluciones, ni menos aún a ofrecerlas, en una muestra más de la pusilanimidad que han mostrado a lo largo de dos legislaturas en las que nos han enseñado que su quehacer político consiste precisamente en no hacer o en todo caso, en hacer lo mínimo posible para que todo siga igual.

Por José Luis LafuenteLeer columna

Entrando en Vetusta por la Estación del Norte

Primeros dias en Oviedo del Catedrático de Ingenieria Química Julio Bueno Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

11M: Año XIV del Tiempo Nuevo

Indignación, tristeza y perplejidad fue lo que sentí al leer La Nueva España del 11 de marzo y comprobar que mis peores augurios, a pesar de albergar una mínima esperanza, se habían cumplido. Ni una sola mención a los atentados que tuvieron lugar en Madrid hace catorce años -sumándose así al silencio de la mayoría de los medios de comunicación nacionales- sobre el mayor atentado perpetrado en Europa hasta la fecha.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Raíces del mal

El mal, el que amenaza de tantas formas a todo hombre o mujer, no se somete a los esquemas de los agitadores POublicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Estrasburgo y nosotros

La interpretación evolutiva es un timo jurídico en virtud del cual el juez, en lugar de aplicar la ley, la reformula creativamente según su propia percepción de “las nuevas circunstancias sociales” convirtiéndose en legislador de hecho y violando la separación de poderes. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

LAS RAICES PROFUNDAS DEL INDEPENDENTISMO

En el momento actual, quizá la mayor preocupación de los españoles sea el problema independentista catalán y sus dos millones de partidarios con sus atrabiliarios jefes al frente.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Necesitamos más "brecha salarial"

i en España aumentase algo la “brecha salarial” porque un mayor número de mujeres han ralentizado sus carreras para tener varios hijos (nadie habla del techo de cristal reproductivo: la “parejita”; si queremos conseguir un repunte natalicio, habría que incentivar que muchas mujeres fuesen a por el tercer o el cuarto hijo, compensando así la infecundidad de las que no tienen ninguno)… ¡habría que celebrarlo! Significaría que hemos identificado por fin nuestro problema más grave, y que estamos intentando atenuarlo. Y nuestro problema más grave no es la brecha salarial, sino el suicidio demográfico.Publicado en la fundación "valores y sociedad".

Por Francisco J Contreras Leer columna

Encuesta
Ante la actuación de los paises de EU en el caso Puigdemont ¿cobra sentido la decisión britanica del Brexit?

a) si
b) no

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo