Martes, 31 de marzo de 2020

la cosa pública

Llamamiento a la acción

Perpetrado el fraude parlamentario, basado en la mentira al electorado, la opacidad y la desvergüenza, la tesitura tal vez permita en breve tiempo clarificar el panorama político y poner las bases de una situación nueva que podría devolvernos a la normalidad institucional y social. Comprendo que se hace difícil, en medio de las brumas que hoy angustian a tantos, percatarse de que estamos ante un fin de ciclo marcado por la corrupción y su consecuencia, la inestabilidad, que debe dar paso, como se verifica ya en tantos aspectos del orden internacional, a una corrección en profundidad de la deriva suicida de Occidente y, más concretamente, de Europa. Y España estará también ahí, aun cuando antes tengamos que asistir al final de traca que nos preparan Sánchez y sus socios, resumen perfecto, sin necesidad de retórica alguna, de la anti-España más brutal. No habrá paraíso sin purgatorio cuando llevamos tantos años de pecados de lesa patria, de acción y de omisión, pero la conjunción maléfica a la que debemos enfrentarnos por mero instinto de supervivencia nacional no puede triunfar porque lleva en sí todos los gérmenes, bien desarrollados, de la esterilidad y el desorden interno: la división, los intereses contrapuestos, el desprecio recíproco y, como único cemento integrador, el odio y el miedo a quienes saben que aún pueden derrotarlos.

Existe, sin embargo, un peligro que posibilitaría la perpetuación del mal, que llegaría a colonizar al entero cuerpo social: la tentación de ponerse de perfil ante el peligro, de esperar que el desgaste de los incapaces y malvados haga por sí solo el trabajo, la estrategia rajoyista que nos ha traído directamente hasta aquí. Es una tentación que puede hacer, de lo que está llamado a ser un episodio fugaz, un proceso de degradación continuada al estilo venezolano hasta que sea imposible la reacción, pero a la que invita la actual desmoralización del país, el instinto acomodaticio de sus élites y el deterioro de las instituciones. Sin embargo, los patriotas que sepan encarar desde el primer día a los liberticidas y a los secesionistas serán los forjadores del futuro. Hay mimbres más que suficientes para organizar una respuesta social y política que arranque a España de las manos de sus enemigos y proponga al pueblo atribulado un verdadero proyecto integrador y democrático sobre la base de las aspiraciones de las mayorías naturales. Nadie, a tenor de lo acaecido en estos días en el Congreso, puede ignorar lo que, de lo contrario, se nos prepara.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

China: mentira cochina

Ya hemos escrito varias veces sobre el tema del coronavirus que nos está invadiendo y que, si Dios no lo remedia, afectará a toda la Humanidad

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

LAS LECCIONES QUE NOS VA DANDO EL CORONAVIRUS

En el momento actual, parece que han coincidido en la crisis del Covid-19 unos ciudadanos amorfos, indolentes, impregnados de valores consumistas y egoístas en general, con el peor gobierno de la Historia de España desde Fernando VII

Por José Luis LafuenteLeer columna

 Cuarentena por coronavirus

Nueva experiencias: Sano, descansado, sin más achaques que los habituales de  mi ya vetusta edad y con ganas de ver (¡ah, ese morbo que más o menos llevamos latente!) el nuevo ambiente callejero propiciado por las actuales circunstancias "pandémicas", pienso en las medidas aconsejadas y dictadas por quienes tienen poder para ello y, sometiéndome a lo exigido, me pongo en el papel del ciudadano ejemplar, dejo que mi mujer salga a la calle por ineludibles deberes,  le recuerdo una vez más las normas que nos repiten con necesaria reiteración desde todos los puntos y, aunque a última hora estoy a punto de acompañarla, renuncio y decido seguir mi enclaustramiento voluntario que ya se prolonga desde el pasado fin de semana.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Efectos del coronavirus

Los efectos del coronavirus están siendo deletéreos para la salud y para la economía, estando ésta en total desaceleración mucho antes de aparecer el virus.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Poema de las reivindicaciones*

Borracha y muy sola a casa llegóuna linda moza y su padre la vió.Al ver el estado en que la encontró,riñóla furioso y dos tortas le dió.

Por Juglar GasparLeer columna

 Creatividad, glándulas mamarias femeninas y croquetas

Lo sutil y delicado en todos los aspectos era hasta ahora, si no exclusivo y privativo de la mujer, al menos sí frecuente y algo, en cierto modo, personal y propio.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

 Día Internacional de la Mujer

Como ya saben, el pasado domingo 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer con la batahola feminista de los partidos de izquierda, con sus pasquines, eslóganes y pancartas rezumando odio hacia el hombre y hacia la religión cristiana

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

A remolque

Lo previsto. Nuestras perspectivas van siendo superadas a medida que el tiempo, implacable, sigue corriendo. Nuestro bi-gobierno no da una a derechas (claro, pues esto sería antinatural ya que todos los que propiciaron o están situados hoy a las cabezas de ese engendro, tienden a la otra mano, excepto el PNV que lava y tiende la ropa de sus conveniencias, al aire que más caliente).

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

El ébola y el coronavirus.

Como ya hemos dicho muchas veces en este blog, nos gusta "recuperar la memoria histórica", oiga. Vamos a ello viendo el cinismo, las mentiras  y "reacciones" de socialistas y comunistas, ante los casos del ébola, y del actual coronavirus.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Variaciones sobre el caso Delcy y otras divagaciones

Aunque, dada nuestra situación política actual, se puede uno encontrar ya casi sin sobresaltos y a diario con casos y cosas que en otro tiempo serían sorprendentes e increíbles, nunca llegamos a sospechar que alcanzaríamos los niveles que estamos consiguiendo y que, insistimos machaconamente, seguro que día tras día superaremos ampliamente con toda seguridad.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿Cree que el Gobierno español está gestionando bien la crisis del coronavirus?

a) No, ni tiene la capacidad ni la responsabilidad necesarias
b) Si porque es una situación incontrolable

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo