Sabado, 25 de enero de 2020

la cosa pública

Llamamiento a la acción

Perpetrado el fraude parlamentario, basado en la mentira al electorado, la opacidad y la desvergüenza, la tesitura tal vez permita en breve tiempo clarificar el panorama político y poner las bases de una situación nueva que podría devolvernos a la normalidad institucional y social. Comprendo que se hace difícil, en medio de las brumas que hoy angustian a tantos, percatarse de que estamos ante un fin de ciclo marcado por la corrupción y su consecuencia, la inestabilidad, que debe dar paso, como se verifica ya en tantos aspectos del orden internacional, a una corrección en profundidad de la deriva suicida de Occidente y, más concretamente, de Europa. Y España estará también ahí, aun cuando antes tengamos que asistir al final de traca que nos preparan Sánchez y sus socios, resumen perfecto, sin necesidad de retórica alguna, de la anti-España más brutal. No habrá paraíso sin purgatorio cuando llevamos tantos años de pecados de lesa patria, de acción y de omisión, pero la conjunción maléfica a la que debemos enfrentarnos por mero instinto de supervivencia nacional no puede triunfar porque lleva en sí todos los gérmenes, bien desarrollados, de la esterilidad y el desorden interno: la división, los intereses contrapuestos, el desprecio recíproco y, como único cemento integrador, el odio y el miedo a quienes saben que aún pueden derrotarlos.

Existe, sin embargo, un peligro que posibilitaría la perpetuación del mal, que llegaría a colonizar al entero cuerpo social: la tentación de ponerse de perfil ante el peligro, de esperar que el desgaste de los incapaces y malvados haga por sí solo el trabajo, la estrategia rajoyista que nos ha traído directamente hasta aquí. Es una tentación que puede hacer, de lo que está llamado a ser un episodio fugaz, un proceso de degradación continuada al estilo venezolano hasta que sea imposible la reacción, pero a la que invita la actual desmoralización del país, el instinto acomodaticio de sus élites y el deterioro de las instituciones. Sin embargo, los patriotas que sepan encarar desde el primer día a los liberticidas y a los secesionistas serán los forjadores del futuro. Hay mimbres más que suficientes para organizar una respuesta social y política que arranque a España de las manos de sus enemigos y proponga al pueblo atribulado un verdadero proyecto integrador y democrático sobre la base de las aspiraciones de las mayorías naturales. Nadie, a tenor de lo acaecido en estos días en el Congreso, puede ignorar lo que, de lo contrario, se nos prepara.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Soldados de plomo

Vanidad viene de vano y vano significa vacío.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

Las amistades peligrosas

Este tipo de "amigos", que florecen como hongos para aprovecharse de todo lo que brinda el poder y su aparato, a las primeras de cambio, y cuando hay cierto tufillo a corrupción,  suelen dar la espalda y ahí te quedas.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

A lomos del Phantom viene(Romance)

A lomos del Phantom viene Pedro Sánchez el doctor y a su grupa sonriente Begoña cantando un son.

Por Juglar GasparLeer columna

El conservadurismo de Roger Scruton

Espero que Scruton haya entendido ya que su combate por la verdad, la belleza y la justicia era algo más que un aplazamiento salisburyano de la victoria final de la nada Publicado en Libertad digital

Por Francisco J Contreras Leer columna

La tormenta del celibato

"El celibato de los sacerdotes es indispensable, no puedo callar", ha escrito el gran Benedicto XVI Publicado en el diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El castellano y el bable

Como ya saben, algunos pretenden imponer el bable como "llingua oficial ya".

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Estrellita

Un relato infantil, como remanso de paz ante tanto disparate generalizado.

Por Covadonga Garcia-Herrero PrietoLeer columna

Puros e impuros

Ver la paja en el ojo ajeno...

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Anne Applebaum, Pablo Iglesias y los crímenes del comunismo

Ya hubo dos ministros del PCE en 1936-39: Vicente Uribe y Jesús Hernández Tomás, sin contar que el PSOE de Largo Caballero era prácticamente comunista. Pero se trataba de una España en guerra y dividida. Ahora será la primera vez que participen en un gobierno con autoridad sobre todo el territorio nacional. La ocasión merece una reflexión sobre lo que ha representado históricamente el comunismo. Publicado en Actall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Llamamiento a la acción

Hay mimbres para organizar una respuesta social y política que arranque a España de las manos de sus enemigos Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Políticos ignorantes, o mentirosos

Como ya sabrán, Ángel Víctor Torres Pérez, secretario general del PSOE canario, y actual presidente de la comunidad desde julio del pasado año 2019, refiriéndose a unas declaraciones de Santiago Abascal en el Congreso de Diputados sobre Juan Negrín López, dijo que tales palabras de Abascal eran "irritantes"

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Encuesta
¿Inducirá el nuevo gobierno una nueva quema de iglesias como prometieron miembros de Unidas Podemos?

a) No lo hará, quedaría desprestigiado ante Occidente
b) Enseguida quieren aplastar a sus enemigos y la Iglesia es el principal

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo