Sabado, 14 de diciembre de 2019

Carta semanal del Arzobispo de Oviedo

Llorar sobre mojado

Queridos hermanos y amigos: Paz y Bien.        

Llueve sobre mojado, solemos decir cuando vemos que repite el infortunio en algo o cuando insiste la desgracia malhadada. Llueve sobre mojado, sobre todo si son las lágrimas las que más mojan la calle de la vida de las personas.        

Hace un año escribí una carta sobre Haití tras el terremoto que sufrió ese pueblo hermano, y lo quise titular Haití: Dios llora en la tierra, parafraseando el título de un libro que vale la pena leer del célebre religioso holandés: el P. Werenfried van Straaten, fundador de la Organización Católica “Ayuda a la Iglesia Necesitada”.        

Entonces decía que de nuevo hemos sido humillados en donde más nos duele: los pobres más pobres. No es la mano justiciera de un hada vengativa que se ríe de los opulentos del tener y del poder, sino un extraño e indeseado infortunio que se zafa ante un pueblo de por sí precario y mendigo. Haití ha sido y sigue siendo en su interminable morgue, un tremendo dedo acusatorio que no sabemos a quién se dirige ni quién lo enarbola. Pero un dedo que se mete intruso en nuestra llaga más vulnerable y nos hace espantarnos ante una tamaña tragedia que nos deja sin hálito, sin palabra, sin nada.        

Pero llueve sobre mojado, cuando a las lágrimas propias de algo tan desbordante que sin aviso nos asoló, surgen también otras menos impresionadas y conmovidas, más cercanas quizás a la indignación enrabietada, cuando nos preguntamos qué ha pasado con las ayudas prometidas, con las dietas que fueron todas cobradas, con las comisiones del paripé y los observadores de la nada en nombre de nadie, pero forrándose a tutiplén de unos dineros que no les queman en las manos, de unos intereses que no dejaron de incluir en sus facturas, de una riqueza súbita que se aupó en la pobreza más desvalida de los hermanos parias sin techo, sin hogar, sin hacienda, sin familia.        

Esta es la lluvia fina, que se hace ácida cuando te haces mil preguntas sobre ciertas organizaciones no gubernamentales que viven del cuento… de no acabar. Sin duda alguna hay ONG’s que son un ejemplo de verdadera solidaridad humana y cristiana. Tenemos sus hombres y es preciso no dejar de tomar buena nota. No son pocas, pero por citar algunas bien conocidas y de sobrada limpieza en sus planteamientos, en sus honestidades y en su deseo sincero de acercar a una tragedia cualesquiera la ayuda que por amor a Dios y a los hermanos quieren acercar y compartir, citemos al menos estas: Cáritas, Manos Unidas, Ayuda a la Iglesia Necesitada y Cesal. Hay más, también vinculadas a congregaciones religiosas diversas que ahora sería prolijo elencar.        

Cuando en Brasil el infortunio natural arrecia en estos días, y las alarmas suenan con su timbre de catástrofe que llama a la solidaridad cristiana, el Pueblo de Dios sabe ponerse en su sitio, apretarse el cinturón de su ya maltrecha economía y compartir fraternamente con quienes tienen menos lo que en estos momentos más necesitan.        

Vuelvo a la gran pregunta que tantos se han hecho: ¿Y Dios, dónde estaba? Sin duda que no estaba jugando al golf, haciendo turismo estirado o distrayéndose podando bonsáis. Dios estaba en las víctimas, muriendo con ellas una vez más. Pero también está en la gente que está entregado su tiempo, su dinero, sus talentos y saberes para ayudar a sus hermanos: ahí están las manos de Dios repartiendo ternura, ahí sus labios diciendo palabras consoladoras, ahí sus silencios cuando es callando como se dicen las mejores cosas, ahí su corazón cuando sabe palpitar con el latido de la gente que tiene entraña.                 

Nos unimos al dolor de esos pueblos hermanos, y nos brindamos de tantos modos a ayudar a cuantos necesitan todo tipo de consuelo, de esperanza, para levantar todo desde las cenizas. Es la caridad en la verdad. El amor hecho gesto. La fe que tiene obras. Recibid mi afecto y mi bendición.        + Jesús Sanz Montes, ofm      

Arzobispo de Oviedo       Adm. Apost. de Huesca y de Jaca


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Desgracia y ventura de la ondina morisca

La historia o leyenda que voy a contarte amigo lector, la escuché en tierras de Galicia, el pasado verano durante mis vacaciones en el balneario de La Toja, en una serena tarde, a la sombra placentera de una mimosa, cuando ya había pasado la época de su floración y sus amarillas flores en forma de bolitas ya no podían caer sobre mis cabellos, algo muy bucólico y onírico pero bastante latoso, ciertamente.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

 DEL CIRCO Y LA  TAUMATURGIA … A LA BARRACA DE FERIA

En anteriores colaboraciones en este mismo medio de difusión, escribía sobre los aspectos circenses y los prodigios taumatúrgicos que se venían sucediendo en la escena política de nuestra tan cacareada democracia…

Por Juan J. RubioLeer columna

Sesión de circo en Madrid

"...la política italiana es un circo sin ni siquiera domadores, sólo payasos."(Aforismo de Andrea Mucciolo).A propósito de aquello de las barbas de tu vecino.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

El hombre y la naturaleza

A lo largo del tiempo el hombre ha ido tomando posición respecto a la realidad cambiante que le rodea. Se ha pasado del temor reverencial a la naturaleza a creer que la podemos dominar y recrear a nuestro capricho  

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Lecciones chilenas

Nos negamos a aprender que el socialismo es opresión y miseria. Deberíamos preferir la abundancia desigual a la pobreza igualitaria. Y en Chile la pobreza absoluta ha pasado de un 50% a un 6% de la población en las últimas cuatro décadas. (Publicado en Actuall)

Por Francisco J Contreras Leer columna

La sentencia

Dicen que no hubo enriquecimiento, pero es que eso debiera ser una agravante

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

ELEGIA A AGUSTIN COSTA

De parte de un buen amigo

Por Jose Manuel Miranda SLeer columna

A PROPÓSITO DE LA TAUMATURGIA DEL PROCÈS

Permítaseme iniciar con un aserto, no sé si mío, o recogido de mi acervo enriquecido con el seguimiento de predecesores ilustres…:  (En el pasado se colonizaba con la cruz y la espada; en los tiempos modernos, son los mass media y otras herramientas subsidiarias, las que hacen la labor de ejecutar órdenes y mandatos de cabildos regidores).  

Por Juan J. RubioLeer columna

Agustín Costa, un hombre de bien

Agustín Costa, catedrático de Quimica Analítica, falleció en Oviedo el 18 de Noviembre de 2019, a los 70 años Publicado en La Nueva españa

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Nuevo fraude, ahora electoral

¿Es posible en dos días ponerse de acuerdo en todo aquello que no pudo concertarse en seis meses?

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Modos, maneras...y efectos boomerang

Vuestro "don" señor Aitores el "don" del algodón,el cual para tener "don"necesita tener "algo".(Paráfrasis de un epigrama de Fco. Martínez de la Rosa).

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿Venderá Sanchez la unidad de España a cambio de la presidencia del Gobierno?¿

a) Si y lo que haga falta, carece de otro interés que su propia persona
b) No la maquinaria constitucional se lo impedirá

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo