Sabado, 19 de enero de 2019

lamentable

Lo de La Sexta en Marinaleda

En esta columna no se han ahorrado críticas a los medios de comunicación, acerca de cuyo ensimismamiento, dependencia política, vaciamiento moral y corrupción caben pocas dudas a los mismos periodistas que trabajan en ellos. Se me podría hacer el mismo reproche que algunos hacen a Vox por haberse presentado a unas elecciones andaluzas siendo así que en su programa de máximos propone nada menos que la supresión del sistema autonómico. Y respondería más o menos de la misma forma que ese partido, que no veo contradicción en participar en una expresión del sistema con ánimo de mejorar al conjunto, aunque yo podría añadir otro argumento aún más poderoso: que si los editores me mantienen en este espacio no es para que sea complaciente con la prensa como no lo soy tampoco, por ejemplo, con la Universidad a la que sirvo y de la que vivo.

Valga esta introducción para que se comprenda mi obligación moral de manifestar, con la libertad de siempre pero con indignación crecida, no sólo el asco que me ha producido el incalificable programa de La Sexta sobre los votantes de Vox en Marinaleda, también mi desprecio por la tibieza, la ausencia de verdadera condena entre los profesionales, los medios andaluces y la gran mayoría de los nacionales. Que un ataque tan irresponsable y criminal, de tal gravedad a las reglas de la democracia y la convivencia, con reporteros convertidos en brigadistas y delatores, pueda quedar en una simple petición de disculpas en Twitter por un programa "desafortunado" sólo es posible desde el sentimiento de impunidad que da saber que, en el fondo, se cuenta con el respaldo de los colegas. Buena parte de la edición periodística ha asumido la moda, que tantos réditos genera, de presentarse como víctima de algo o alguien. Los medios dominantes, conscientes del desafecto de lectores y espectadores, apelan a la eclosión de las redes sociales y los nuevos artefactos informativos para justificar su descrédito y la desconfianza del público, pero cuando salta un escándalo como el de La Sexta en Marinaleda, se hacen patentes todos los males a los que no quieren hacer frente: el sometimiento ideológico, el seguidismo político, la moral de situación, la falta de principios, el narcisismo y el corporativismo ciego. Hoy por ti, mañana por mí. Todos a la sombra del poder, los perros no muerden a los perros.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Quosque tandem abutere, Catilina...?

Aunque ni Catilina ni Cicerón deambulen hoy, dirimiendo sus diferencias por estos mundos de Dios, lo que sí anda por ahí, y muy castigada por cierto, es nuestra paciencia porque ¿qué pecado habrá cometido nuestro vetusto y sufrido pueblo para padecer la clase política que hoy nos gobierna (es undecir)?

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

¿Qué dice realmente la Ley Andaluza de Violencia de Género?

Las leyes de violencia de género son injustas porque vulneran el principio de no discriminación por razón de sexo: la misma agresión es castigada con penas distintas según sea cometida por hombres o mujeres Publicado en ACTUALL

Por Francisco J Contreras Leer columna

La clave está en Europa

Es sorprendente que un socialista francés y humillado por Macron esté dictando la posición de Cs en Andalucía Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El catolicismo y las religiones

La fe católica no se puede modificar a voluntad del consumidor. Si se admite que Jesucristo es Dios, no se puede alterar su mensaje. Se puede ahondar en su comprension, pero no se puede cambiar.

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Inventarios y Balances

Cuando los grandes teóricos de la democracia nos instruían con entusiasmo sobre los logros y excelencias que encerraba este concepto, vemos ahora que se dejaban muchas cosas en el tintero, pues esos grandes logros, una vez puesta en práctica plenamente esa forma de sistema o régimen político, se iban transformando, si alguien no lo remedia, en algo etéreo y todo lo más, puramente teórico.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

FELICES PASCUAS NAVIDEÑAS

Bueno, este año les felicitamos la Navidad como todos los anteriores pero utilizando una fórmula que en la actualidad ha caído en desuso.

Por Editorial Leer columna

La tercera ley de Newton y el susto electoral andaluz.

Ya pueden dispensarme mis lectores pero me acordé de Newton y su tercera ley al contemplar el discurrir político en nuestra querida España, esta España nuestra en estos tiempos convulsos.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

"¡Oh Susana, no llores más por tí!"

De ninguna manera quisiera yo que se me tildase de misógino pues tal parece que las tengo tomadas con las señoras, pero es que, unas por esto de la Ley de Igualdad y otras por su reconocida valía, nos las tropezamos a diario tanto en las ondas como en la prensa, etc., algo natural, ya que el estar ocupando actualmente puestos de gran responsabilidad, las obliga a estar muy presentes, tanto o más que los hombres.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Entre revulsivo y detonante: estimulante

La irrupción de Vox genera un panorama lleno de interés Publicado en LA NUEVA ESPAÑA

Por Julio BuenoLeer columna

Las razones del éxito de VOX

En realidad, VOX lo tenía muy fácil para montar una alternativa: tan desolador era el desierto intelectual que el PP había dejado en la derecha. Publicado en LIBERTADDIGITAL

Por Francisco J Contreras Leer columna

Lo de La Sexta en Marinaleda

Buena parte de la edición periodística ha asumido la moda de presentarse como víctima de algo o alguien Publicado en el DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿La pelea entre podemitas será el fin de la coalición?

a) Si nada castiga más el electorado
b) No al final llegarán a un acuerdo

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo