Domingo, 16 de junio de 2019

lamentable

Lo de La Sexta en Marinaleda

En esta columna no se han ahorrado críticas a los medios de comunicación, acerca de cuyo ensimismamiento, dependencia política, vaciamiento moral y corrupción caben pocas dudas a los mismos periodistas que trabajan en ellos. Se me podría hacer el mismo reproche que algunos hacen a Vox por haberse presentado a unas elecciones andaluzas siendo así que en su programa de máximos propone nada menos que la supresión del sistema autonómico. Y respondería más o menos de la misma forma que ese partido, que no veo contradicción en participar en una expresión del sistema con ánimo de mejorar al conjunto, aunque yo podría añadir otro argumento aún más poderoso: que si los editores me mantienen en este espacio no es para que sea complaciente con la prensa como no lo soy tampoco, por ejemplo, con la Universidad a la que sirvo y de la que vivo.

Valga esta introducción para que se comprenda mi obligación moral de manifestar, con la libertad de siempre pero con indignación crecida, no sólo el asco que me ha producido el incalificable programa de La Sexta sobre los votantes de Vox en Marinaleda, también mi desprecio por la tibieza, la ausencia de verdadera condena entre los profesionales, los medios andaluces y la gran mayoría de los nacionales. Que un ataque tan irresponsable y criminal, de tal gravedad a las reglas de la democracia y la convivencia, con reporteros convertidos en brigadistas y delatores, pueda quedar en una simple petición de disculpas en Twitter por un programa "desafortunado" sólo es posible desde el sentimiento de impunidad que da saber que, en el fondo, se cuenta con el respaldo de los colegas. Buena parte de la edición periodística ha asumido la moda, que tantos réditos genera, de presentarse como víctima de algo o alguien. Los medios dominantes, conscientes del desafecto de lectores y espectadores, apelan a la eclosión de las redes sociales y los nuevos artefactos informativos para justificar su descrédito y la desconfianza del público, pero cuando salta un escándalo como el de La Sexta en Marinaleda, se hacen patentes todos los males a los que no quieren hacer frente: el sometimiento ideológico, el seguidismo político, la moral de situación, la falta de principios, el narcisismo y el corporativismo ciego. Hoy por ti, mañana por mí. Todos a la sombra del poder, los perros no muerden a los perros.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

El método del caso

Les propongo un caso para comprender el lío ese de los Presupuestos de la nueva Junta que tanto huele a vieja Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Renato Cristin y los señores del caos

Ahora la inmigración es extraoccidental y masiva, y amenaza introducir en Europa a millones de personas que proceden de culturas anti-liberales. El liberalismo buenista-xenofílico de fronteras abiertas representa, pues, “una traición al verdadero liberalismo”, como afirma Bruce Bawer.  Publicado en Aktuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

EN EL ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE RAFAEL ALBERTI

Se cumplirá dentro de poco el XX aniversario de la muerte del poeta Rafael Alberti.

Por Jose María Garcia Tuñon AzaLeer columna

1936 El eterno retorno

España parece sumida en un bucle temporal, tema abordado con cierta frecuencia por el cine y conocido en tierras americanas con el nombre del día de la marmota. Asunto que interesó al filósofo alemán, Nietzsche,  hasta el punto de proponer la teoría del eterno retorno.

Por María Alú Leer columna

«ABUELO, ¿DÓNDE ESTÁ ESPAÑA?»

Después del espectáculo vergonzoso, para la mayoría de los españoles, que el pasado día 21 de mayo consintió la presidenta del Congreso, la socialista Meritxel Batet al admitir a los parlamentarios independentistas todo tipo de juramentos convirtiendo la Cámara en un espectáculo bochornoso y lamentable, parece haber terminado, seguro que vendrán otros, cuando los presos políticos independentistas fueron suspendidos como diputados.

Por Jose María Garcia Tuñon AzaLeer columna

OVIEDO NO SE PUEDE RENDIR

El frente popular quiso acabar con Oviedo por dos veces de manera violenta dado que en aquellos tiempos lo jerarcas comunistas como Stalin pensaban que el marxismo debía imponerse a sangre y fuego.

Por Togas y Dignidad Leer columna

EXTRAÑO CLIMA ELECTORAL

Hace poco tiempo asistimos al inesperado espectáculo, no detectado por la encuestas a las que además todos habíamos creímos, de la derrota de la izquierda radical en su bastión más pétreo, Andalucía.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Valls y VOX

Enmanuel Valls tiene una actitud frente a VOX altamente preocupante.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

EL REGISTRO HORARIO Y SUS FINES

Entra en vigor la obligación de llevar un registro diario de la jornada laboral de los trabajadores

Por José Luis LafuenteLeer columna

DE  ELECCIONES  Y  REVOLUCIONES

Ya  la semana pasada escribí acerca de las elecciones. Como hay, a lo largo de la historia sucesos revolucionarios no ajenos a convocatorias y resultados electorales,  me permito en esta ocasión, algunos comentarios en torno a aquellos.

Por Juan J. RubioLeer columna

El gran sepelio

El efecto deseado y obtenido no es otro que la mera identificación del Estado democrático con el PSOE   Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Resperará Rivera su promesa de no pactar con el PSOE?

a) Si porque sino sería el fin de su partido
b) No porque siempres incumplen sus promesas según la conveniencia del momento

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo