Miercoles, 22 de mayo de 2024

Economia

Los Comentarios de nuestros lectores

D. J. D. Mez Madrid de Olot (Gerona) se muestra muy preocupado por la situación económica de nuestros compatriotas comentándonos al respecto que “el 20,8 por ciento de la población se encuentra por debajo del nivel de pobreza y el 30,4 no llega a fin de mes”. Es uno de los datos, uno más, que muestra hasta qué punto está llegando la crisis económica en nuestro país. Este dato, uno más que muestra hasta qué punto está llegando la crisis económica en nuestro país, lo aportó el Instituto Nacional de Estadística al revelar que, según los resultados provisionales de la Encuesta de Condiciones de Vida relativos al pasado año 2010, el 36,7 por ciento de los hogares no tiene capacidad para afrontar los gastos imprevistos mientras un 20,8 de la población –el equivalente al paro registrado- se encuentra por debajo del nivel de pobreza relativa, un 1,3 por ciento por encima del pasado año 2009. Igualmente, tres de cada diez hogares manifiestan que llegan a fin de mes con dificultad o mucha dificultad.    

   D. José Morales Martín de Palafrugell (Gerona) nos comenta que “no es casualidad que a la reunión hispano-francesa que se celebró el viernes día 21 de enero en París le suceda en apenas unas semanas la hispano-alemana en Madrid, puesto que las dos están relacionadas con la situación de las finanzas españolas y las exigencias que las grandes economías europeas nos han impuesto. El presidente del Gobierno sigue creyendo que lo que tiene que hacer es convencer a Sarkozy y a Merkel de que está haciendo lo que le piden, no es casualidad que cada reforma de un cierto calado se afirme al acabar alguna convención, pero cada vez le va a costar más persuadir a sus interlocutores, que le animan a seguir con las reformas, precisamente porque están preocupados por su lentitud, por sus titubeos posteriores. Gobernar es mojarse y arriesgar, sin culpar a la oposición que para está, aunque ello comporte haber de dejar el poder.      

     Suso do Madrid de La Coruña dice que “según las previsiones de la Comisión, España es la única de las grandes economías que no será capaz de despegar ni este año ni el que viene, por lo que deberá tomar medidas adicionales para mantener sus objetivos de equilibrio presupuestario. La pasividad con la que el Gobierno asiste al deterioro de los indicadores económicos es ya más que preocupante, teniendo en cuenta la insistencia de los mensajes que llegan desde Bruselas y la contumacia de Rodríguez Zapatero en responder diciendo que no es necesario hacer nada. Cierto que España sigue estando muy lejos de Irlanda y cerca de Portugal, pero el Gobierno se empeña en demostrar lo contrario”.  

 D. Jesús Domingo Martínez de Gerona está convencido que “no existe otro camino” en el asunto de las pensiones debido a la precaria situación económica en que nos encontramos, escribe al respecto:  “El Gobierno español está preocupado y tiene motivos, por los problemas para pagar las pensiones comprometidas, por ello apela ahora a “un pacto generacional” entre jóvenes y mayores para garantizar esas pensiones, pero, desde que regenta el poder, ha hecho todo lo posible por debilitar ese pacto allí donde históricamente se ha producido siempre: en la familia. Por un lado, la crisis de natalidad actual está unida al alto índice de rupturas matrimoniales y al aparejamiento, pero además una sociedad que acepta como un derecho matar al niño que viene, difícilmente puede apelar a un pacto intergeneracional. Si se quiere abordar con seriedad el futuro de las pensiones, además de alargar la edad de jubilación y los años de cotización, habrá que empezar a crear un entorno favorable para la maternidad y el matrimonio entre un hombre y una mujer. Los resultados no serán inmediatos. El modelo de vida occidental de las últimas décadas pasará necesariamente factura. Pero, aunque a alguno le parezca dura la aseveración, pienso que “no existe otro camino”. Quien apoya al Gobierno a aumentar la edad de jubilación le debería, al mismo tiempo, exigir tomar estas medidas, de lo contrario será “pan para hoy y hambre para mañana”.    

 D. Antonio García Fuentes de Jaén nos recuerda la existencia de los comedores de caridad que  existieron en España, tras la devastadora guerra civil (1930-1940 y no como nos dicen 1936-1939) cuyos efectos duraron treinta años en mi país, ya que aquí cuando de verdad se pudo vivir bastante bien, fue a partir de 1960; pero antes la mayoría del pueblo español, pasó un período de penurias largísimo y bastante equiparable al que la Biblia dice del pueblo judío y “sus cuarenta años en el desierto”. Soy testigo de gran parte de ese terrible “éxodo de un pueblo que no pudo huir hacia ninguna parte”. Fueron épocas terribles puesto que no había casi de nada para el pobre o el bracero que vivía “de sus brazos y las periódicas cosechas agrícolas”, que en mi tierra (Andalucía) se componían de dos anuales y poco más; las de la recogida de la aceituna y la de la recolección de los cereales; por lo que hambres hubo hasta para morir de ellas.  La estampa a las puertas de estos centros, era triste o desesperada; gentes vestidas más con harapos que otros vestidos y con caras macilentas o demacradas en demasía, por las enormes carencias que de todo sufríamos... baste decir que la mayoría de habitáculos (no me atrevo a decir hogares) ni tenían agua corriente y menos servicios sanitarios. Afortunadamente todo aquello pasó y aún en el largo período franquista, muchos pasamos de aquellas situaciones, a tener vivienda propia y dotada con todo lo necesario, incluso con coche en la puerta, vacaciones “pagadas” y muchas cosas más. Para ello el dictador nos hizo trabajar a muchos, cuasi como esclavos, pero era lo que había... “también los ricos países europeos tuvieron que trabajar sin contemplaciones para reconstruir sus lares y los que más, los alemanes para reconstruir la arrasada Alemania”. La verdad es que cuando muere Franco, nos deja bastante ricos y acomodados y sin mucho que envidiar a esa otra y dicen que rica Europa; y nos creímos (ilusos) que aquellos tiempos no volverían más a España. Pero aquella riqueza, la han malgastado los actuales “progresistas” y han vuelto aquellos comedores y aquellas miserias, si bien hoy esos comedores los mantienen, o la Iglesia Católica; u organizaciones seglares o religiosas de otro signo, pero hoy son abundantísimos en España. Como es abundantísimo el nuevo “paria” que busca alimentos gratuitos allí donde los encuentra, incluso en los contenedores de la basura... deleznable la estampa actual.  

D. Domingo Martínez Madrid de Baños de Valdearados (Burgos) nos informa de que “según los expertos reunidos en Barcelona, junto a estos alimentos funcionales, las nuevas tendencias en el sector alimentario vienen marcadas por la aparición de soluciones tecnológicas en el ámbito de los ingredientes y aromas para que los productos no sólo den respuesta a necesidades nutricionales y de salud, sino que generen placer, satisfacción y bienestar”.  


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Miguel Bernad en la revuelta

Este hombre de 82 años ha hecho más daño al sanchismo en dos meses que Feijóo y sus diputados en esta legislatura

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

"Agenda 2033, nueva y eterna"

  En su libro “Agenda 2033, nueva y eterna”, Eduardo Granados presenta una propuesta para que pongamos nuestra mirada en 2033, fecha en la que se cumplen dos mil años de la Redención. En 2033 confluyen las celebraciones del bimilenario de la institución de la Eucaristía, de la muerte y resurrección de Cristo y del nacimiento de la Iglesia. En esta entrevista el autor nos da las claves de esta original propuesta.  

Por Teodoreto de Samos Leer columna

Ningun margen

Detrás de tanta normativa milimétrica se agazapa una desconfianza descomunal en la gestión privada, que actúa como un implícito reproche moral. Publicado en El Debate

Por Enrique García MáiquezLeer columna

¿Son los derechos humanos una idea tóxica?

Occidente no perdió el rumbo en 1776, sino en 1917 y 1968.

Por Francisco J Contreras Leer columna

San Fernando: el rey y el gobernante

Sólo el advenimiento de los Reyes Católicos, y el resultado de su prodigiosa obra, pudo superar, andando el tiempo, esa primacía en la memoria de los castellanos. Pero para ello hubieron de pasar casi doscientos cincuenta años Publicado en El Debate

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Goma 2 Eco asturiana ¡y ya vale!

Cabe resaltar aquí lo afirmado por el fiscal jefe de la Audiencia Nacional: "En definitiva, da igual el explosivo que se utilizara, lo cierto es que todas las pruebas apuntan a que estos personajes fueron los que cometieron ese atentado y la trama asturiana proporcionó los explosivos" (sic).

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

¿Por qué no una Europa gaullista?

El papel rector de la Comisión Europea —que concentra todo el poder ejecutivo y gran parte del legislativo de la UE, pero no responde ni ante los Gobiernos nacionales, ni ante los ciudadanos europeos ni ante el Parlamento Europeo— es el principal instrumento de ese proceso de supranacionalización   Publicado previamente en LA GACETA

Por Francisco J Contreras Leer columna

Prescripción del 11M, humillante final de una nación

No sé si las palabras del juez ponente del proceso del 11M -"hay cosas tan graves en el 11-M que por ahora es mejor que no se sepan"- están ahora más en vigor que nunca antes. 

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

FELIZ NAVIDAD

Un año más enviamos nuestra felicitación navideña a nuestros lectores

Por Editorial Leer columna

LA PROPOSICION DE LEY DE AMNISTIA Y NUESTROS DIPUTADOS

A propósito de este acuerdo vienen a la memori las palabras de San Agustín en La ciudad de Dios, si no se respeta la justicia, ¿Qué son los Estados sino grandes bandas de ladrones?. 

Por José Luis LafuenteLeer columna

¿Somos todavía una nación?

Las naciones no son entes abstractos sino productos de la historia y, como tales, objeto de construcción o destrucción

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Logrará la ciudadanía frenar la ley de amnistía?

a) no, el gobierno lo tiene todo "bien atado"
b) sí, la fuerza del pueblo es imparable

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo