Viernes, 14 de junio de 2024

TEMAS RELIGIOSOS

Los comentarios de nuestros lectores

  JD Mez Madrid  de Olot (Gerona) nos quiere recordar que Benedicto XVI en una de las ya tradicional audiencia de los miércoles, afirmó que las mujeres, consagradas o laicas, ofrecen un "servicio precioso" a la Iglesia con su "continua oración y colaboración", esto lo dijo tras la muerte de su colaboradora Manuela Camagni, de 56 años, atropellada por un coche cuando volvía de una cena con unos amigos.   Por otra parte, en la misma audiencia, el Papa exhortó a los sacerdotes y "ministros sagrados" a ser fieles a su ministerio, como pidió Santa Catalina de Siena, de quien ha destacado su profunda oración, penitencia y caridad y su defensa al Papa, a quien llamaba "el dulce Cristo en la tierra".   Además, pidió a los fieles, reunidos en el Aula Pablo VI, amar a la Iglesia y a Cristo "con un amor cada vez más intenso y sincero". Por los mismos días se han reproducido el viejo debate sobre las mujeres y el sacerdocio. Creo, como lo deja claro el Papa, que las mujeres no necesitan del sacerdocio para ofrecer un precios servicio a la Iglesia católica.  

 También nos informa de que hace diez años se fundó en Barcelona la asociación e-cristians, se trata de una iniciativa de la sociedad civil de clara identidad católica y al servicio de la familia, la justicia social y la defensa de la dignidad humana. Por lo que les he podido seguir, solo en una ocasión he asistido a un acto organizado por ellos aunque por razones profesionales conocía a Miro antes de la fundación de la asociación, durante esta década se ha mostrado fiel al estilo cristiano que anima sus fundamentos doctrinales y sus líneas de acción, esta plataforma se ha hecho presente en la sociedad catalana, y por ello también en la española, para contribuir al bien común. Su estilo es esencial y verdaderamente laical. Sus iniciativas nacen de la libertad de sus miembros, que asumen el riesgo del testimonio público y contribuyen así a una democracia más viva y sustancial. E-cristians es una iniciativa relevante dentro del impulso de una nueva evangelización que tanto necesita la sociedad catalana y la española en su conjunto. Su décimo aniversario es una buena noticia que merece ser celebrada. ¡Feliz década!  

  Por último nos recuerda que desde el Vaticano se ha insistido en que los cristianos tienen derecho a ejercer la libertad de culto y de religión y especialmente las comunidades cristianas, "sobre todo en aquellos lugares afectados por la violencia y los atentados", estas comunidades tienen derecho "a ejercer su libertad de culto y de religión".   Y es que debemos reconocer que las comunidades cristianas en Medio Oriente "necesitan un apoyo moral y espiritual" por parte de todos. El respeto a los cristianos permite "apagar los posibles brotes anticristianos" que se manifiestan en la región y es conveniente subrayar la necesidad de que se eviten las emigraciones de estas personas (cristianos) de su tierra natal, a pesar de que la situación socio-política es todavía muy tensa en varios países.   Además, cabe también recordar los atentados perpetrados contra la comunidad cristiana en países como Egipto e Irak y pedir que la región obtenga "el don de la paz y la justicia para todos".  

   D. Pedro J. Piqueras Ibáñez de Gerona cita las palabras del Cardenal Marc Ouellet, quien ha dicho que la Biblia ha modelado el alma de Europa, su historia y su vida cotidiana. Pertenece a su cultura y define, por así decirlo, su código genético.   Sería una falta de rigor científico negar que la Sagrada Escritura ha penetrado profundamente en el territorio europeo, tanto en las instituciones cristianas que tan repartidas se encuentran por el viejo continente, como en las obras de arte, literatura y alta sabiduría que ha inspirado. Sabemos también, sin embargo, que en las últimas décadas, una profunda crisis sacude los cimientos de la cultura europea; una nueva razón de Estado impone su ley y trata de relegar a un segundo plano las raíces cristianas de Europa. Pareciera que, en nombre de la laicidad, la Biblia debería ser relativizada, para disolverse en un pluralismo religioso y desaparecer como referente cultural normativo.   Este acertado diagnóstico nos coloca ante un complejo contexto cultural en el que, a medio y largo plazo, tenemos que ir trabajando para reavivar las raíces escondidas o ignoradas. La nueva evangelización, que como ha señalado el Papa, pasa por buscar vías para abrir al hombre moderno el acceso a Dios, requiere un conocimiento profundo de la Palabra de Dios porque difícilmente vamos a poder anunciarla si no la conocemos, y si una vez conocida, no la colocamos en un lugar preferente dentro de la vida y la misión de cada uno de los cristianos y de la Iglesia en su conjunto.

  D. Jesús Martínez Madrid de Salt (Gerona) opina que  la libertad religiosa, que reclamamos los católicos para todos los hombres, no se puede confundir con el fanatismo o el fundamentalismo. Tampoco con el indiferentismo religioso, como si todas las religiones fuesen verdaderas. El fanatismo -que puede ser religioso o antirreligioso- y el laicismo, son formas extremas de rechazo del legítimo pluralismo y del principio de laicidad. Por eso, ningún ordenamiento jurídico, sea a nivel nacional o internacional, puede consentir o tolerar el fanatismo religioso o el fanatismo antirreligioso, pues no tutelaría la justicia y el derecho de cada uno. En este contexto se comprende bien hasta qué punto es necesario reconocer una doble dimensión en la unidad de la persona humana: la religiosa y la social. Se comprende también que sea inconcebible que los creyentes tengan que suprimir una parte de sí mismos -su fe- para ser ciudadanos activos. Tiene toda la razón Benedicto XVI cuando asegura que “nunca debería ser necesario renegar de Dios para poder gozar de los propios derechos”. El intento de construir una pacífica convivencia sobre el soporte del relativismo moral es pura ilusión. Más aún, es el origen de la negación de la dignidad de los seres humanos. De ahí que la libertad religiosa sea camino para la paz. Es decir, camino para un estado de cosas que no es simple ausencia de guerra, ni mero fruto del predominio militar o económico, ni consecuencia de astucias o hábiles manipulaciones. La paz es el resultado de un proceso de purificación y elevación cultural, moral y espiritual de cada persona y de cada pueblo, en el que es respetada plenamente la dignidad humana. En un mundo globalizado como el nuestro la libertad religiosa es, por tanto, arma de la auténtica paz y permite alimentar la esperanza de un futuro de justicia, en el que se superen las graves injusticias y miserias materiales y morales.  

      Suso do Madrid de La Coruña nos incita a abrirnos sin miedo a Dios. Y nos cuenta que rumbo a España, con motivo de su viaje a Santiago y a Barcelona, en el avión, Benedicto XVI habló de “un país lleno de dinamismo”, “lleno de la fuerza de la fe”, de una fe que responde a los desafíos de toda época, también de la nuestra. España y Europa entera no sólo le deben históricamente su ser a la búsqueda de Cristo, simbolizada a la perfección en el Camino de Santiago.   “La presencia de Dios”, dijo el Papa, “se trasluce detrás de todos los bienes, verdades y bellezas admirables en este mundo; admirables, pero insuficientes para el corazón del hombre”, porque el hombre está hecho para desear el Infinito. Por eso, dijo el Papa, ha sido una tragedia que en Europa se haya divulgado a veces “la convicción de que Dios es el antagonista del hombre y el enemigo de su liberad”. A esa Europa le pidió el Papa que se abra sin miedo a Dios. Porque, “¿cómo es posible que se haya hecho silencio público sobre la realidad primera y esencial de la vida humana?” Ésa es la incómoda pregunta que lanza el Papa a Europa, pregunta dirigida en particular a España, necesitada de un nuevo “encuentro entre la fe y la laicidad”. A una laicidad auténtica, sin secularismos excluyentes.  

Xus D Madrid de Palamós (Gerona) se interesa por  la nueva comunicación de la Iglesia y nos dice al respecto: “La Iglesia quiere dialogar con todos, en la búsqueda de la verdad -recordó el Papa-; pero para que el diálogo y la comunicación sean eficaces y fecundos es necesario sintonizarse en una misma frecuencia”. Para hacerlo, la Iglesia puede acudir al “extraordinario patrimonio” de símbolos e imágenes de su tradición, indicó, para referirse seguidamente a su reciente visita a Barcelona: “Lo experimentamos el pasado domingo, en la basílica de la Sagrada Familia, obra de Antonio Gaudí, que conjugó genialmente el sentido de lo sagrado y de la liturgia con formas artísticas modernas y a la vez en sintonía con las mejores tradiciones arquitectónicas”. “Con todo -precisó- la belleza de la vida cristiana es más incisiva aún que el arte y que la imagen en la comunicación del mensaje evangélico”.   Por eso, concluyó, “necesitamos hombres y mujeres que hablen con su vida, que sepan comunicar el Evangelio, con claridad y valor, con la transparencia de las acciones, con la pasión gozosa de la caridad”. Las palabras del Papa son, sin duda, adecuadas al momento, pues es sumamente necesario que la fe y los temas de Iglesia se transmitan a los hombres utilizando los medios y las maneras más eficientes. En dos palabras, es necesaria una “nueva comunicación”.  


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

La trampa de la Justicia social

La alternativa a la "justicia social" no es un escenario de pobres muriéndose en las aceras por falta de recursos para pagarse un hospital. La alternativa sería una sociedad en la que, con una presión fiscal que fuese muy inferior a la actual, la gran mayoría de la gente se las arreglase muy bien por sí misma, sin depender de papá Estado. Publicado en el centro Covarrubias

Por Francisco J Contreras Leer columna

Miguel Bernad en la revuelta

Este hombre de 82 años ha hecho más daño al sanchismo en dos meses que Feijóo y sus diputados en esta legislatura

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

"Agenda 2033, nueva y eterna"

  En su libro “Agenda 2033, nueva y eterna”, Eduardo Granados presenta una propuesta para que pongamos nuestra mirada en 2033, fecha en la que se cumplen dos mil años de la Redención. En 2033 confluyen las celebraciones del bimilenario de la institución de la Eucaristía, de la muerte y resurrección de Cristo y del nacimiento de la Iglesia. En esta entrevista el autor nos da las claves de esta original propuesta.  

Por Teodoreto de Samos Leer columna

Ningun margen

Detrás de tanta normativa milimétrica se agazapa una desconfianza descomunal en la gestión privada, que actúa como un implícito reproche moral. Publicado en El Debate

Por Enrique García MáiquezLeer columna

¿Son los derechos humanos una idea tóxica?

Occidente no perdió el rumbo en 1776, sino en 1917 y 1968.

Por Francisco J Contreras Leer columna

San Fernando: el rey y el gobernante

Sólo el advenimiento de los Reyes Católicos, y el resultado de su prodigiosa obra, pudo superar, andando el tiempo, esa primacía en la memoria de los castellanos. Pero para ello hubieron de pasar casi doscientos cincuenta años Publicado en El Debate

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Goma 2 Eco asturiana ¡y ya vale!

Cabe resaltar aquí lo afirmado por el fiscal jefe de la Audiencia Nacional: "En definitiva, da igual el explosivo que se utilizara, lo cierto es que todas las pruebas apuntan a que estos personajes fueron los que cometieron ese atentado y la trama asturiana proporcionó los explosivos" (sic).

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

¿Por qué no una Europa gaullista?

El papel rector de la Comisión Europea —que concentra todo el poder ejecutivo y gran parte del legislativo de la UE, pero no responde ni ante los Gobiernos nacionales, ni ante los ciudadanos europeos ni ante el Parlamento Europeo— es el principal instrumento de ese proceso de supranacionalización   Publicado previamente en LA GACETA

Por Francisco J Contreras Leer columna

Prescripción del 11M, humillante final de una nación

No sé si las palabras del juez ponente del proceso del 11M -"hay cosas tan graves en el 11-M que por ahora es mejor que no se sepan"- están ahora más en vigor que nunca antes. 

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

FELIZ NAVIDAD

Un año más enviamos nuestra felicitación navideña a nuestros lectores

Por Editorial Leer columna

LA PROPOSICION DE LEY DE AMNISTIA Y NUESTROS DIPUTADOS

A propósito de este acuerdo vienen a la memori las palabras de San Agustín en La ciudad de Dios, si no se respeta la justicia, ¿Qué son los Estados sino grandes bandas de ladrones?. 

Por José Luis LafuenteLeer columna

Encuesta
¿Logrará la ciudadanía frenar la ley de amnistía?

a) no, el gobierno lo tiene todo "bien atado"
b) sí, la fuerza del pueblo es imparable

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo