Martes, 31 de marzo de 2020

 Los demagogos

Como ya saben, la democracia es un sistema en el que el poder político es ejercido por los ciudadanos. Curiosamente, según los "entendidos", y según también las inclinaciones políticas, hay varios "tipos" de democracia.


A saber: la burguesa, término este que proviene del marxismo; la cristiana, la liberal, la representativa, la censitaria, la directa, la orgánica, la popular, y probablemente alguna más. Luego están los regímenes que se autodefinen, por mor de la democracia, como "repúblicas democráticas", que no son otra cosa que auténticas dictaduras como ocurrió y ocurre, en los sistemas comunistas. Además, hay una diferencia bien clara entre república y democracia: la primera es el gobierno de la ley, ley que puede chocar con muchos principios basados en la libertad, como ocurre en los citados sistemas comunistas, y la segunda, como ya dijimos, es el "gobierno del pueblo". 

De lo que casi nadie habla es de la demagogia que campa por sus respetos en los sistemas "democráticos", demagogia que ya aparecía en la antigua Grecia. Tampoco se habla de la logomaquia que, como ya sabrán, quiere decir que, en cualquier discusión o planteamiento, sólo se dicen palabras y más palabras, sin ir al fondo del asunto que se está tratando. 

Las características de los demagogos y "logomáquicos" están bien definidas, aunque el "pueblo soberano" no se dé cuenta de ello. Así, por ejemplo, buscan el lucimiento en sus peroratas, a la vez que quieren estar en primera línea del acontecer político, es decir, en el "candelabro",

como decía uno que iba para político. 

Por otra parte, les gusta que su imagen sea elevada y exaltada. También les gustan los elogios, los vítores, los aplausos, las frases aduladoras, las lisonjas, los ¡vivas!, etc, etc. ¡No digamos ya nada de la demofilia! ( I ) 

También se caracterizan por su verborrea ofensiva, provocativa, e insultante muchas veces, contra sus oponentes políticos, siendo además arrogantes y pedantes infumables, con una "elocuencia" barata para convencer al "pueblo soberano" valiéndose de todos los tópicos típicos habidos y por haber. También son excelentes mentirosos, expandiendo la calumnia y la difamación por doquier. 

Su narcisismo, suficiencia y pedantería son insoportables, ocultando su autoritarismo con el que quieren imponerse a los demás, aunque haya que usar la fuerza y la violencia.  Ya decía Aristóteles que la democracia se derrumbaba o alteraba cuando aparecían los demagogos. 

Visto lo anterior, ¿no estaremos ante una oclocracia, que no es otra cosa que una dictadura tiránica ejercida por masas estultas e ignorantes, que obligan a los gobernantes a tomar decisiones y medidas contraproducentes? 

( I ).- Inexplicablemente esta palabra no figura en el Diccionario de los "inmortales" de la RAE. Su significado es amor o cariño al pueblo. Proviene del griego "demos", pueblo, y "philos", amor.


Luis David Bernaldo de Quirós Arias




Comentarios

Por Gay 2020-03-31 03:48:41

hydroxychloroquine virus


Comentar

Columnistas

China: mentira cochina

Ya hemos escrito varias veces sobre el tema del coronavirus que nos está invadiendo y que, si Dios no lo remedia, afectará a toda la Humanidad

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

LAS LECCIONES QUE NOS VA DANDO EL CORONAVIRUS

En el momento actual, parece que han coincidido en la crisis del Covid-19 unos ciudadanos amorfos, indolentes, impregnados de valores consumistas y egoístas en general, con el peor gobierno de la Historia de España desde Fernando VII

Por José Luis LafuenteLeer columna

 Cuarentena por coronavirus

Nueva experiencias: Sano, descansado, sin más achaques que los habituales de  mi ya vetusta edad y con ganas de ver (¡ah, ese morbo que más o menos llevamos latente!) el nuevo ambiente callejero propiciado por las actuales circunstancias "pandémicas", pienso en las medidas aconsejadas y dictadas por quienes tienen poder para ello y, sometiéndome a lo exigido, me pongo en el papel del ciudadano ejemplar, dejo que mi mujer salga a la calle por ineludibles deberes,  le recuerdo una vez más las normas que nos repiten con necesaria reiteración desde todos los puntos y, aunque a última hora estoy a punto de acompañarla, renuncio y decido seguir mi enclaustramiento voluntario que ya se prolonga desde el pasado fin de semana.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Efectos del coronavirus

Los efectos del coronavirus están siendo deletéreos para la salud y para la economía, estando ésta en total desaceleración mucho antes de aparecer el virus.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Poema de las reivindicaciones*

Borracha y muy sola a casa llegóuna linda moza y su padre la vió.Al ver el estado en que la encontró,riñóla furioso y dos tortas le dió.

Por Juglar GasparLeer columna

 Creatividad, glándulas mamarias femeninas y croquetas

Lo sutil y delicado en todos los aspectos era hasta ahora, si no exclusivo y privativo de la mujer, al menos sí frecuente y algo, en cierto modo, personal y propio.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

 Día Internacional de la Mujer

Como ya saben, el pasado domingo 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer con la batahola feminista de los partidos de izquierda, con sus pasquines, eslóganes y pancartas rezumando odio hacia el hombre y hacia la religión cristiana

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

A remolque

Lo previsto. Nuestras perspectivas van siendo superadas a medida que el tiempo, implacable, sigue corriendo. Nuestro bi-gobierno no da una a derechas (claro, pues esto sería antinatural ya que todos los que propiciaron o están situados hoy a las cabezas de ese engendro, tienden a la otra mano, excepto el PNV que lava y tiende la ropa de sus conveniencias, al aire que más caliente).

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

El ébola y el coronavirus.

Como ya hemos dicho muchas veces en este blog, nos gusta "recuperar la memoria histórica", oiga. Vamos a ello viendo el cinismo, las mentiras  y "reacciones" de socialistas y comunistas, ante los casos del ébola, y del actual coronavirus.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Variaciones sobre el caso Delcy y otras divagaciones

Aunque, dada nuestra situación política actual, se puede uno encontrar ya casi sin sobresaltos y a diario con casos y cosas que en otro tiempo serían sorprendentes e increíbles, nunca llegamos a sospechar que alcanzaríamos los niveles que estamos consiguiendo y que, insistimos machaconamente, seguro que día tras día superaremos ampliamente con toda seguridad.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿Cree que el Gobierno español está gestionando bien la crisis del coronavirus?

a) No, ni tiene la capacidad ni la responsabilidad necesarias
b) Si porque es una situación incontrolable

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo