Viernes, 14 de junio de 2024

La colisión entre las visiones progresistas y conservadoras marca los trabajos de la comisión encargada del borrador pedido por Mohamed VI

Marruecos entra en la recta final de una divisiva reforma del Código de Familia que sustituirá al de 2004

El monarca marroquí abrió en 2022 el camino hacia una nueva reforma --que sería la primera desde 2004-- y, ante la falta de progresos, dio el 26 de septiembre de 2023 un plazo de seis meses para la presentación de las propuestas, para las que se han celebrado cerca de 130 reuniones de consultas con instituciones, partidos y representantes de la sociedad civil.

Así, las autoridades procedieron a la creación de una dirección de correo electrónico para recibir diversas propuestas y recomendaciones que serían sopesadas durante las reuniones, entre peticiones por parte de partidos progresistas y organizaciones feministas para una reforma de amplio espectro, cuando no directamente una refundación de la 'Mudawana'.

Las principales cláusulas de la revisión aprobada en 2004 incluían la elevación de la edad legal del matrimonio de los 15 a los 18 años --si bien dejaba en manos de los jueces posibles excepciones--, la igualdad en el derecho al divorcio --con el fin de la opción del repudio por parte del hombre sin un fallo judicial--, un fin de la poligamia si no hay autorización de un tribunal y el reconocimiento de la paternidad en los casos de hijos fuera del matrimonio.

Sin embargo, organizaciones como la Federación de Ligas de Derechos de las Mujeres (FLDF) han reclamado "una revisión completa y profunda" del Código de Familia "en cuanto a su filosofía, lenguaje y requisitos, según un comunicado publicado recientemente por la citada federación en su cuenta en la red social Facebook con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer.

En este sentido, la FLDF hizo hincapié en la necesidad de abordar "el sistema de herencia para ajustarlo a situaciones realistas y a los papeles modernos de la mujer, en conformidad con la Constitución y las convenciones internacionales de Derechos Humanos" y de cara a "garantizar la justicia y la igualdad".

La organización reclamó además un "sistema penal moderno" que "garantice los derechos y libertades" y "abola todas las formas de discriminación y violencia por motivos de género social", así como activar la acción estatal "para eliminar la violencia contra la mujer".

De esta forma, las principales peticiones por parte de los sectores reformistas giran en torno a la igualdad entre hombres y mujeres en asuntos de herencias familiares, en las que en la actualidad la mujer recibe el 50 por ciento de lo que recibe el hombre, así como en la tutela de los hijos, incluidos los casos de divorcio, dado que es asignada automáticamente a los hombres.

Por ello, piden la derogación de las excepciones judiciales a los matrimonios infantiles, que "pese a ser previstas para casos aislados, se han convertido finalmente en la norma general", según el último informe del Consejo Económico, Social y Medioambiental (CESE), publicado a través de su página web.

El organismo afirmó que en 2022 se registraron más de 12.900 matrimonios infantiles en el país y destacó que "la amplitud del fenómeno es aún más preocupante dado a que las estadísticas oficiales no tienen en cuenta los matrimonios 'no oficiales'", al tiempo que alertó de los impactos negativos de esta práctica, especialmente sobre las niñas.

"El fenómeno del matrimonio infantil supone un perjuicio significativo a la situación socioeconómica de las niñas y agrava el desarrollo económico y social en el país", explicó, al tiempo que apuntó que "hipoteca el futuro de las niñas al excluirlas del sistema educativo" y "favorece su anclamiento en la pobreza", además de los impactos negativos "a nivel físico y psicológico".

En esta misma línea, las organizaciones y sectores reformistas reclaman el fin sin ambages de la poligamia debido a la manga ancha de los tribunales a la hora de aceptar las supuestas excepciones a esta práctica, que en la actualidad supone algo menos del 0,5 por ciento del total de matrimonios en el país africano.

Said Saadi, quien fuera secretario de Estado para la Protección Social, la Familia y la Infancia entre 1998 y 2000, afirmó recientemente en declaraciones al portal de noticias Le360 que "la coyuntura actual es mucho más favorable" debido a que "en esa época el islam político estaba en progresión".

"A día de hoy, este último atraviesa un debilitamiento a nivel institucional debido a la importante marcha atrás del partido islamista --en referencia al Partido Justicia y Desarrollo (PJD)--", dijo el que fuera miembro de la oficina política del Partido del Progreso y el Socialismo (PPS), que se ha mostrado "optimista" sobre la posibilidad de "una importante reforma" de la 'Mudawana'.

CRÍTICAS DESDE LOS SECTORES ISLAMISTAS

En el otro lado del espectro, las formaciones islamistas han expresado su rechazo a este tipo de modificaciones del Código de Familia y han mostrado su adhesión a su interpretación de la jurisprudencia islámica de los textos religiosos, anclada en un mayor tradicionalismo.

El líder del PJD, el ex primer ministro Abdelilá Benkirán --quien ocupó el cargo entre 2011 y 2017--, alzó recientemente el tono contra el organismo encargado de preparar la revisión y anunció incluso "una marcha nacional de millones de personas", en el marco de sus acciones "para preservar la familia".

Así, afirmó que las propuestas presentadas en diciembre por el Consejo Nacional de Derechos del Hombre (CNDH) "contradicen los fundamentos religiosos y constitucionales de Marruecos" y sostuvo que "los sondeos confirman que los marroquíes no quieren una alternativa a los referentes religiosos y sus constantes en el Código de Familia", según el portal Yabiladi.

El partido, liderado desde 2007 por Saadedín Ozmani, cuenta en la actualidad con trece de los 395 escaños del Parlamento --una caída de 112 respecto a sus resultados de 2016-- y ha mantenido históricamente una postura opuesta a la igualdad de género, siendo ya uno de los principales opositores a la reforma de 2004.

El PJD argumenta además que el rey de Marruecos, como 'amir al muminin' --príncipe de los creyentes--, debe defender la defensa de los valores islamistas conservadores y rechazar reformas que supongan lo que a sus ojos supondría alejarse de estas interpretaciones más rigoristas del islam en favor de avances en los derechos de la sociedad marroquí.

En una línea aún más conservadora se mueve la organización Al Adl ua Al Ihsanne (Justicia y Espiritualidad) --creada en 1973 por Abdesalam Yasín y tolerada por las autoridades de Marruecos, aunque no ha sido reconocida--, que cuenta con una cierta influencia entre los sectores más tradicionales y que afecta también las posturas del PJD.

Por ello, la presentación de la propuesta de reforma llega en un momento importante en el escenario político de Marruecos, dado que las organizaciones progresistas y feministas esperan progresos que lleven el país a acercarse a los estándares en Derechos Humanos y libertades fundamentales fijadas por las organizaciones internacionales.

La reforma de la 'Mudawana' tiene una gran importancia en el seno de la sociedad marroquí, ya que supone modificar las tradiciones y las estructuras sociales, algo que en el pasado ya fue motivo de tensiones, dado que algunos lo consideran un cuestionamiento de 'statu quo' y otros una necesaria emancipación de las mujeres del dominio masculino en Marruecos.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

La trampa de la Justicia social

La alternativa a la "justicia social" no es un escenario de pobres muriéndose en las aceras por falta de recursos para pagarse un hospital. La alternativa sería una sociedad en la que, con una presión fiscal que fuese muy inferior a la actual, la gran mayoría de la gente se las arreglase muy bien por sí misma, sin depender de papá Estado. Publicado en el centro Covarrubias

Por Francisco J Contreras Leer columna

Miguel Bernad en la revuelta

Este hombre de 82 años ha hecho más daño al sanchismo en dos meses que Feijóo y sus diputados en esta legislatura

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

"Agenda 2033, nueva y eterna"

  En su libro “Agenda 2033, nueva y eterna”, Eduardo Granados presenta una propuesta para que pongamos nuestra mirada en 2033, fecha en la que se cumplen dos mil años de la Redención. En 2033 confluyen las celebraciones del bimilenario de la institución de la Eucaristía, de la muerte y resurrección de Cristo y del nacimiento de la Iglesia. En esta entrevista el autor nos da las claves de esta original propuesta.  

Por Teodoreto de Samos Leer columna

Ningun margen

Detrás de tanta normativa milimétrica se agazapa una desconfianza descomunal en la gestión privada, que actúa como un implícito reproche moral. Publicado en El Debate

Por Enrique García MáiquezLeer columna

¿Son los derechos humanos una idea tóxica?

Occidente no perdió el rumbo en 1776, sino en 1917 y 1968.

Por Francisco J Contreras Leer columna

San Fernando: el rey y el gobernante

Sólo el advenimiento de los Reyes Católicos, y el resultado de su prodigiosa obra, pudo superar, andando el tiempo, esa primacía en la memoria de los castellanos. Pero para ello hubieron de pasar casi doscientos cincuenta años Publicado en El Debate

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Goma 2 Eco asturiana ¡y ya vale!

Cabe resaltar aquí lo afirmado por el fiscal jefe de la Audiencia Nacional: "En definitiva, da igual el explosivo que se utilizara, lo cierto es que todas las pruebas apuntan a que estos personajes fueron los que cometieron ese atentado y la trama asturiana proporcionó los explosivos" (sic).

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

¿Por qué no una Europa gaullista?

El papel rector de la Comisión Europea —que concentra todo el poder ejecutivo y gran parte del legislativo de la UE, pero no responde ni ante los Gobiernos nacionales, ni ante los ciudadanos europeos ni ante el Parlamento Europeo— es el principal instrumento de ese proceso de supranacionalización   Publicado previamente en LA GACETA

Por Francisco J Contreras Leer columna

Prescripción del 11M, humillante final de una nación

No sé si las palabras del juez ponente del proceso del 11M -"hay cosas tan graves en el 11-M que por ahora es mejor que no se sepan"- están ahora más en vigor que nunca antes. 

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

FELIZ NAVIDAD

Un año más enviamos nuestra felicitación navideña a nuestros lectores

Por Editorial Leer columna

LA PROPOSICION DE LEY DE AMNISTIA Y NUESTROS DIPUTADOS

A propósito de este acuerdo vienen a la memori las palabras de San Agustín en La ciudad de Dios, si no se respeta la justicia, ¿Qué son los Estados sino grandes bandas de ladrones?. 

Por José Luis LafuenteLeer columna

Encuesta
¿Logrará la ciudadanía frenar la ley de amnistía?

a) no, el gobierno lo tiene todo "bien atado"
b) sí, la fuerza del pueblo es imparable

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo