Viernes, 22 de febrero de 2019

El mundo entorno

Mentira tras mentira

La lamentable visita al Vaticano de la lamentable vicepresidenta del Gobierno de España, en la que todo fue puro dislate y ridículo, desde la causa que la motivó a la apariencia de la señora, tuvo apenas veinticuatro horas después un corolario simplemente vergonzoso: la Secretaría de Estado vaticana se vio en la precisión de rectificar la versión gubernamental, tal como había sido recogida por los medios de comunicación españoles y por el propio PSOE. El relato de Carmen Calvo sobre su conversación con el cardenal Parolin no es que sea inexacto, es que es mentira, ya que éste, según la nota vaticana, "en ningún momento se pronunció sobre el lugar de la inhumación". No pudo haber, por tanto, un acuerdo sobre la colaboración de la Iglesia para impedir que Franco sea enterrado en el espacio adquirido por su hija en la catedral de la Almudena si ese fuera el deseo de la familia, tal como Calvo dejó caer e hizo creer, pues aún resulta difícil imaginar que toda una vicepresidenta del Gobierno pueda inventar tan descaradamente en asunto semejante. Nunca antes se había producido una rectificación vaticana tras un encuentro de este nivel, pero es que, como ha sentenciado Santiago González en El Mundo, "el PSOE de ¿Sánchez? se ha convertido en una máquina de intoxicar".

Este Gobierno de soberbios incapaces, que ideó hacer de la exposición al ludibrio público del cadáver de Franco la medida estrella para arrebato y éxtasis de las masas de nuevos milicianos rogelios excitados por el manejo sectario del BOE, se ha ido metiendo en un lío del que sólo puede salir descalabrado y con el ya menguado prestigio por los suelos. Si este Gobierno no estuviera compuesto por una inverosímil colección de sectarios obsesivos, mentirosos compulsivos y corruptos acostumbrados a que la vida no les pase factura por sus ideas descabelladas, sus mentiras y sus corruptelas, ya habrían comprendido que todavía están a tiempo de evitar el convertirse en el hazmerreír de medio mundo. Bastaría con que dejaran ellos mismos de agitar este asunto entre macabro y astracanesco en los medios para que en tres meses nadie se acordara de ello -como de hecho sucedió durante más de cuarenta años-, sobre todo teniendo en cuenta los problemas que nos acosan y sobre los que cabalgan de fracaso en fracaso. Sería, sí, una promesa incumplida. Otra, pero ¿le importa eso a alguien?


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

CRECIMIENTO  ECONÓMICO  Y  AUTONOMÍAS

De vez en cuando, algunos políticos se deshacen en elogios al sistema autonómico, diciendo que ha permitido el gran crecimiento económico que hemos tenido en cuarenta años de democracia. ¿Qué hay de cierto en ello?

Por Paco MexiaLeer columna

El retorno de las palabras

"Volverán las palabras preteridas,nuestros labios otra vez a pronunciar,y otra vez nuestros oídos felizmente con gozo escucharán.Pero aquellas vilmente apadrinadas,traidoramente para nuestro mal;aquellas que con rabia soportamos y soñamos un día desterrar,aquellas que aprender nunca quisimosésas, no volverán".

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

¿Las familias? Mal, gracias

El consejero de Salud y Familias de Andalucía, Jesús Aguirre, confirma que del Gobierno PP-Cs no sobrepasará en ningún caso las líneas rojas del progresismo. El PP y Cs se quieren progresistas y trendy. La reducción del aborto y la promoción de la natalidad quedan como monopolio de VOX.

Por Francisco J Contreras Leer columna

FALTA MOTOR

¿Es consciente este Gobierno andaluz de las esperanzas que se han depositado en él?

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Decepcionante concentración en Oviedo

El sábado pasado, como muchos cientos de asturianos, asistí a la concentración celebrada en la plaza de España de Oviedo en la que se reivindicaba la unidad de España, la defensa de la Constitución y el cese de concesiones al independentismo catalán.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Laclau y Mouffe, profetas de la nueva izquierda

Laclau y Mouffe dicen que la izquierda debe dejar de apostar por los obreros y hacerlo por los “nuevos movimientos sociales”. Para Laclau y Mouffe, la esencia de la izquierda es el antagonismo, el conflicto, “que divide el espacio social en dos campos”.

Por Francisco J Contreras Leer columna

El Evangelio en las Cinco Llagas

Fue una sorpresa escuchar el discurso de Serrano en el Parlamento de la tan cristiana Andalucía

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

"¡Ito, ito, ito! ¿Está el PSOE contrito?"

El sublime verso con que titulo el presente artículo no es del todo original pues yo no sería capaz de llegar a esos excelsos y elevados niveles líricos; por eso confieso y repito, con toda franqueza, que el verso no es original sino que está inspirado en los pronunciados por el conjunto de ciudadanos que acudieron estos días ante las puertas del congreso andaluz y otros, a "celebrar" la ceremonia del cambio de gobierno resultante de las elecciones,haciendo gala de un carácter exquisitamente democrático y de un elegante ala par que delicado comportamiento.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

La izquierda lesiona mi autoestima

Esta izquierda, desde que tuve mi primer contacto con ella, nunca ha dejado de sorprenderme

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

¿Hacia una fusión de Vox y PP?

El milagro de un líder del PP con un discurso ideológicamente vitaminado se debe precisamente a la competencia que le plantea VOX por su derecha. Suprimid a ese peligroso rival, y veréis al PP recaer en su inercia centrista-acomplejada de siempre.  

Por Francisco J Contreras Leer columna

Quosque tandem abutere, Catilina...?

Aunque ni Catilina ni Cicerón deambulen hoy, dirimiendo sus diferencias por estos mundos de Dios, lo que sí anda por ahí, y muy castigada por cierto, es nuestra paciencia porque ¿qué pecado habrá cometido nuestro vetusto y sufrido pueblo para padecer la clase política que hoy nos gobierna (es undecir)?

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿La pelea entre podemitas será el fin de la coalición?

a) Si nada castiga más el electorado
b) No al final llegarán a un acuerdo

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo