Sabado, 23 de febrero de 2019

Núñez, 140 títulos y 22 años al frente de un club 'triomfant'

Muere el expresidente del FC Barcelona Josep Lluís Núñez a los 87 años

Núñez fue presidente del FC Barcelona entre 1978 y 2000, siendo el presidente más longevo del club blaugrana (22 años) y el que más títulos logró, con 140 entre las secciones profesionales de la entidad.

Bajo su presidencia el equipo de fútbol logró la primera Copa de Europa, en 1992 en Wembley, gracias al 'Dream Team' del también fallecido Johan Cruyff. "Figura clave en la historia contemporánea del club", le describe el Barça en un comunicado en el que lamenta la muerte de su expresidente.

Llegó a la presidencia del FC Barcelona en mayo de 1978 cuando, en las primeras elecciones con sufragio universal entre los socios de la entidad, ganó por un escaso margen de voto a Ferran Ariño y a Nicolau Casaus, con quien llegaría a un acuerdo para integrarse a su Junta Directiva.

Núñez, con Casaus y con Joan Gaspart, que acabaría siendo presidente como heredero del primero, formó el núcleo duro de un club que modernizó, al que saneó económicamente y al que puso en primera fila a nivel deportivo, tanto en fútbol como en baloncesto, hockey patines y balonmano, sobre todo.

El primer título del equipo de fútbol no tardó en llegar, con la Recopa de Europa de 1979, aunque no se lograría la primera Liga hasta la temporada 1984/85 con algunas Copas del Rey de acompañamiento en una primera década de pocos títulos.

Con el empeño puesto en mejorar la economía del club, hecho que logró con creces multiplicando el patrimonio de la entidad, la plantilla de fútbol llevó a cabo en 1988 el conocido como 'Motín del Hesperia' como queja de la política ejercida por Núñez en sus derecho de imagen y pagos a Hacienda.

Sus primeros años en el cargo vieron también la llegada de su primera gran estrella, Diego Armando Maradona, si bien el argentino estuvo apenas dos años y no llegó a ganar ningún título importante. Y es que estos estaban esperando al 'Dream Team'.

Johan Cruyff, antes de enemistarse con Núñez y dar paso a un debate entre 'cruyffistas' y 'nuñistas' que todavía perdura en los socios más antiguos, dirigió desde el banquillo y en plena sintonía con la presidencia a un 'Dream Team' que, hasta el Barça de Pep Guardiola, fue considerado el mejor de la historia de la entidad.

Más allá de la Copa de Europa de Wembley llegaron cuatro Ligas, una Copa del Rey, tres Supercopas de España, una Recopa de Europa y una Supercopa de Europa. No obstante, la relación entre Núñez y Cruyff se fue desgastando, con el entrenador criticando que Núñez pusiera el dinero en el banco y no en el césped, hasta que su binomio finalizó.

La mano dura de Núñez en los números propició que varios jugadores, como el propio Maradona, Schuster, Stoitchkov o Ronaldo se marcharan del club al no poder renovar contrato en mejores condiciones, un talón de Aquiles para un Núñez que, en el 2000, decidió dejar el club al tener ya a buena parte de los socios en contra.

Una masa social que hizo crecer como ningún otro presidente ha logrado. A finales de 1978, año en que llegó a la presidencia, el club tenía 77.905 socios. A su marcha, en el año 2000, eran más de 106.000 socios. De ahí que Núñez también pudiera destacar en la faceta social y patrimonial.

Hizo varias reformas en el Camp Nou y en el Palau Blaugrana para mejorar las principales instalaciones, y fue artífice de la construcción de la Masia, donde se fraguó la talentosa cantera blaugrana, así como del Miniestadi o el Museo que ahora lleva su nombre.

Pero no todo fueron aspectos positivos en su mandato. Si en lo deportivo logró 140 títulos, más que ningún otro presidente, en fútbol sólo fueron 27 y algunos de ellos considerados menores. En cambio, las secciones y el balonmano, con 50 títulos, engordaron su brillante palmarés final.

No obstante, su gestión hizo que varios socios se alzaran contra él por vía de la plataforma Elefant Blau, con el posteriormente presidente Joan Laporta entre ellos, que lograron emprender una moción de censura que Núñez superó en 1998, si bien en el año 2000, fruto de las varias escisiones entre el barcelonismo y con crisis de resultados, optó por dejar la presidencia y convocar elecciones, poniendo fin a su mandato 22 años después.

A nivel de su empresa del sector de la construcción 'Núñez i Navarro', el exitoso empresario tuvo que lidiar finalmente con la justicia por un delito fiscal, que le llevó a estar finalmente dos años y dos meses en la cárcel fruto del 'Caso Hacienda', en el que también estuvo implicado su hijo y heredero en la compañía.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

CRECIMIENTO  ECONÓMICO  Y  AUTONOMÍAS

De vez en cuando, algunos políticos se deshacen en elogios al sistema autonómico, diciendo que ha permitido el gran crecimiento económico que hemos tenido en cuarenta años de democracia. ¿Qué hay de cierto en ello?

Por Paco MexiaLeer columna

El retorno de las palabras

"Volverán las palabras preteridas,nuestros labios otra vez a pronunciar,y otra vez nuestros oídos felizmente con gozo escucharán.Pero aquellas vilmente apadrinadas,traidoramente para nuestro mal;aquellas que con rabia soportamos y soñamos un día desterrar,aquellas que aprender nunca quisimosésas, no volverán".

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

¿Las familias? Mal, gracias

El consejero de Salud y Familias de Andalucía, Jesús Aguirre, confirma que del Gobierno PP-Cs no sobrepasará en ningún caso las líneas rojas del progresismo. El PP y Cs se quieren progresistas y trendy. La reducción del aborto y la promoción de la natalidad quedan como monopolio de VOX.

Por Francisco J Contreras Leer columna

FALTA MOTOR

¿Es consciente este Gobierno andaluz de las esperanzas que se han depositado en él?

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Decepcionante concentración en Oviedo

El sábado pasado, como muchos cientos de asturianos, asistí a la concentración celebrada en la plaza de España de Oviedo en la que se reivindicaba la unidad de España, la defensa de la Constitución y el cese de concesiones al independentismo catalán.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Laclau y Mouffe, profetas de la nueva izquierda

Laclau y Mouffe dicen que la izquierda debe dejar de apostar por los obreros y hacerlo por los “nuevos movimientos sociales”. Para Laclau y Mouffe, la esencia de la izquierda es el antagonismo, el conflicto, “que divide el espacio social en dos campos”.

Por Francisco J Contreras Leer columna

El Evangelio en las Cinco Llagas

Fue una sorpresa escuchar el discurso de Serrano en el Parlamento de la tan cristiana Andalucía

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

"¡Ito, ito, ito! ¿Está el PSOE contrito?"

El sublime verso con que titulo el presente artículo no es del todo original pues yo no sería capaz de llegar a esos excelsos y elevados niveles líricos; por eso confieso y repito, con toda franqueza, que el verso no es original sino que está inspirado en los pronunciados por el conjunto de ciudadanos que acudieron estos días ante las puertas del congreso andaluz y otros, a "celebrar" la ceremonia del cambio de gobierno resultante de las elecciones,haciendo gala de un carácter exquisitamente democrático y de un elegante ala par que delicado comportamiento.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

La izquierda lesiona mi autoestima

Esta izquierda, desde que tuve mi primer contacto con ella, nunca ha dejado de sorprenderme

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

¿Hacia una fusión de Vox y PP?

El milagro de un líder del PP con un discurso ideológicamente vitaminado se debe precisamente a la competencia que le plantea VOX por su derecha. Suprimid a ese peligroso rival, y veréis al PP recaer en su inercia centrista-acomplejada de siempre.  

Por Francisco J Contreras Leer columna

Quosque tandem abutere, Catilina...?

Aunque ni Catilina ni Cicerón deambulen hoy, dirimiendo sus diferencias por estos mundos de Dios, lo que sí anda por ahí, y muy castigada por cierto, es nuestra paciencia porque ¿qué pecado habrá cometido nuestro vetusto y sufrido pueblo para padecer la clase política que hoy nos gobierna (es undecir)?

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿La pelea entre podemitas será el fin de la coalición?

a) Si nada castiga más el electorado
b) No al final llegarán a un acuerdo

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo