Viernes, 16 de noviembre de 2018

A vueltas con franco

Prisioneros del odio

La saludable y piadosa tregua agosteña que el periódico nos brinda a los opinadores, me ha permitido mantenerme a relativa y segura distancia de la cuestión que ha llenado el ocio veraniego de los españoles: las vicisitudes de la tumba del viejo Caudillo que, como ya en su tiempo el Cid, parece que aún puede ganar batallas, en este caso mucho después de muerto.



Como ustedes me conocen, juzgo innecesario expresar lo que me parece el intento de Sánchez y su banda de orcos profanadores de cadáveres, secuaces de una tradición socialista y revolucionaria que ha dejado testimonios gráficos espeluznantes. El odio inextinguible es una enfermedad muy penosa para quien la padece. No conoce ideologías, pero si pretende presentarse como justicia, sea del pueblo o de la historia, entonces estamos ante una variedad que, por necesitar del victimismo como vector, afecta sobre todo a los que el mismo Franco denominaba, con notable precisión, rojo-separatistas. En su fase extrema y terminal, la que ahora se manifiesta, no respeta ni a los muertos, pero su objetivo final, no se olvide, son siempre los vivos.


La derecha, que sigue sin enterarse de nada, ha preferido ponerse de perfil, como suele. No quiere comprender que en todas partes y para todo el mundo los cuarenta años de franquismo están asociados de forma indeleble a ella, no en vano fueron las distintas y plurales familias que la componían las que, cada una en su momento, tuvieron todo el protagonismo en aquellas décadas que cambiaron la suerte de España a base de ofrecer pan y dignidad a los españoles. Y que, por tanto, mientras no sea capaz de hacer la crítica serena de esos años, asumiendo los errores que hubo y reclamando los numerosos aciertos hoy negados por puro sectarismo e hipocresía, no podrá presentarse con la mirada limpia ante el pueblo español. Que esa derecha crea que no puede afectarle que Franco sea extraído con vilipendio de la sepultura en la que yace por mandato expreso de Juan Carlos I por quienes desean destruirla a ella y sólo a ella, es una muestra más de la ceguera política y la insensibilidad moral que la caracterizan.

El odio no caduca ni se satisface, pero de momento el verano ha pasado y Sánchez se ha tenido que envainar su primera chulería. De aquí a Navidad pueden ocurrir muchas cosas y, no lo olvidemos, España es aún un estado de Derecho.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Mentira tras mentira

Con el asunto de los restos de Franco, este Gobierno se ha metido en un lío del que sólo puede salir descalabrado Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Abusiris

El estudio de la necrópolis de Abusiris permite conocer como fue declinando el Imperio egipcio antiguo y por extensión como los imperios se van desmoronando

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

La paja y la viga

Según la Comisión Europea, las autonomías están dificultando la prosperidad de España Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Marcuse es culpable

Soy el espíritu que siempre niega [Ich bin der Geist, der stets verneint]”, dice de sí mismo el Mefistófeles de Goethe. La izquierda, sostuvo Roger Scruton en Fools, Frauds, and Firebrands, es mefistofélica: lo que la define es su “esencial negatividad”, su “grito contra lo vigente en nombre de lo desconocido”: critica implacablemente las imperfecciones reales o imaginarias de la sociedad actual sin proponer otra alternativa que, en el mejor de los casos, borrosas utopías (en el peor, la simple reedición de lo que una y otra vez –de Lenin a Mao, de Pol Pot a Castro o Chávez- ha desembocado en fosas comunes y colas para comprar papel higiénico). Publicado en Disidentia

Por Francisco J Contreras Leer columna

El caso Olona

Macarena Olona desveló una red corrupta en el País Vasco que afectaba a cargos nacionalistas Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

VOX y el voto católico

Es triste ver cómo tantos católicos militantes dejan pasar la oportunidad de apoyar a un partido que, por primera vez desde la Transición, está dispuesto a plantear una verdadera alternativa ideológica a la izquierda en todos los terrenos. Publicado en ACTUALL  

Por Francisco J Contreras Leer columna

San Gregorio VII

Gregorio VII fue  un hombre que, bien se puede decir, llenó por sí el siglo XI y el mundo de entonces; y sacudió toda Europa sumergida en. tantos errores y envuelta en preocupante ignorancia. El mismo manifestaba conocimiento de su ardua misión y vaticinó lo que su mismo nombre significaría en las edades futuras. Y, sin embargo, murió en el exilio. (Juan XXIII)

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Triunfa un "luminoso" Turco en Italia

Ayer se estrenó el segundo título de la actual emporada de ópera ovetense con una obra de Gioachino Rossini de desigual aceptación según la época.

Por Cosima Wieck Leer columna

Hablan los que saben

Un documento de 43 medievalistas y arabistas confirman que la Mezquita pertenece a la Iglesia Publicado en el Diario de Sevilla

Por Recaredo 1972Leer columna

Inmigración, Estado asistencial y el ogro Trump

Es imposible tener a un mismo tiempo fronteras abiertas y Estado del Bienestar: mejor dicho, es posible, pero también una receta para la ruina. Habrá que desactivar alguno de los factores. Y no parece que vaya a ser el Estado del Bienestar. Publicado en ACTUALL

Por Francisco J Contreras Leer columna

Santa Catalina de Siena

El siglo en el que vivió "siglo XIV" fue una época tormentosa para la vida de la Iglesia y de todo el tejido social en Italia y en Europa. Sin embargo, incluso en los momentos de mayor dificultad, el Señor no cesa de bendecir a su pueblo, suscitando santos y santas que sacudan las mentes y los corazones provocando conversión y renovación. Catalina es una de estas personas y también hoy nos habla y nos impulsa a caminar con valentía hacia la santidad para que seamos discípulos del Señor de un modo cada vez más pleno (BXVI)

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Encuesta
¿Logrará Sanchez burlar la Constitución y permitir la celebración de un referendum de independencia en Cataluña?

a) Si hay demasiados intereses "bastardos" en juego
b) No los españoles lo impdirán

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo