Lunes, 23 de octubre de 2017

El Gobierno avisa de que si no se atiende la petición, acudirá al Senado en aplicación del 155, para adoptar las medidas necesarias

Puigdemont tiene hasta el lunes para contestar y hasta el jueves para volver a la legalidad, tras el requerimiento

El texto, al que ha tenido acceso Europa Press, ha sido enviado por burofax con membrete del Ministerio de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales. Ha entrado en el registro de la Generalitat a las 16:05 y va encabezado por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

El requerimiento da un plazo de cinco días a Carles Puigdemont para responder, hasta el lunes 16 a las 10.00 horas, y decir si declaró la independencia, y hasta el jueves 19 a la misma hora para cumplir íntegramente el requerimiento, es decir, para restaurar la legalidad y revocar la declaración si ésta se ha producido.

El Gobierno central está a la espera de la respuesta del presidente catalán para decidir si aplica el artículo 155 para suspender la autonomía, y el propio texto invoca este artículo.

Fuentes del Gobierno catalán han explicado a Europa Press que el presidente y el vicepresidente, Oriol Junqueras, se han reunido este mismo miércoles en el Palau de la Generalitat para abordar el requerimiento.

TEXTO DE SANTAMARÍA

La vicepresidenta y ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría, pide en el requirimiento que Puigdemont explique si su declaración "del 10 de octubre de 2017 ante el pleno del Parlamento implica la declaración de independencia al margen de que esta se encuentre o no en vigor".

Le reclama comunicarlo "de forma fehaciente" el día 16, y le advierte de las consecuencias si la respuesta fuera afirmativa, además de constatar que también se considerará "confirmación" que no conteste al requerimiento o que no lo haga con una "simple respuesta afirmativa o negativa".

En el caso de que la respuesta sea afirmativa, se le requiere al presidente de la Generalitat "de acuerdo con el artículo 155 de la Constitución" para que "revoque u ordene la revocación de dicha declaración de independencia a fin de restaurar el orden constitucional y estatutario, ordenando el cese de cualquier actuación dirigida a la promoción, avance o culminación del denominado proceso constituyente", y cumplir íntegramente las resoluciones del TC.

Además, Puigdemont debería comunicar el requerimiento a la presidenta del Parlamento regional y al resto de la Mesa, "requiriéndoles igualmente la restauración del orden constitucional y estatutario".

Y se insta al presidente a comunicar el día 19 al Gobierno central "de forma fehaciente" que tanto él como el Parlamento catalán han cumplido el requerimiento.

El último punto del texto constata que Puigdemont es el más alto representante de la Generalitat y del Estado en Cataluña, por lo que, si no cumple el requerimiento, el Gobierno central instará al Senado a tomar las medidas necesarias para que Cataluña cumpla "sus obligaciones constitucionales y para la protección del interés general, al amparo de lo dispuesto en el artículo 155".

"GRAVES ACTUACIONES" DEL PROCESO

Estas son las peticiones con las que concluye el requirimiento, cuyo texto empieza constatando textualmente graves actuaciones, "perjudicando además el interés general".

Por eso, defiende que cumplir las sentencias es imprescindible para mantener los derechos y libertades de la ciudadanía; que se ataca a la convivencia prevista en la Constitución si se impone una independencia unilateral; y que el artículo 155 impide que una autonomía obstruya el Estado de Derecho, por lo que el Gobierno puede pedir su aplicación al Senado, cuya mayoría absoluta puede decidirlo.

Defiende la posibilidad de aplicar el 155 alegando que el Gobierno catalán y "una mayoría no cualificada" del Parlamento regional se ha apartado de sus obligaciones constitucionales, y que ahora no cumplir este requerimiento sería un grave riesgo para el orden constitucional.

El texto concreta que la Generalitat no ha hecho caso del TC, en especial con la suspensión de la Ley de transitoriedad jurídica, la Ley del referéndum y la convocatoria del 1-O, "carente de cualquier garantía"; y que el Gobierno regional actúa al margen del Derecho Internacional y de la Comisión de Venecia.

DECLARACIÓN "PREMEDITADAMENTE CONFUSA"

Según el Gobierno, Puigdemont culminó el martes sus incumplimientos de la ley con una declaración ante el Parlamento catalán que tacha de "pretendidamente confusa", además de firmar después un "supuesto manifiesto de constitución de la república" junto a su Govern, JxSí y la CUP.

El Gobierno le advierte de que, si confirma que declaró la independencia, el artículo 155 es una legítima medida de "último recurso".


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

La traición que se avecina

Ya pasó con el espíritu de Ermua. Las manifestaciones populares son luego moduladas por los políticos y el resultado final no se parece nada a las expectativas generadas.  

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

El empate es derrota

Las palabras de Millo y Rajoy indican que el Gobierno va a dar la razón a los de la bandera blanca y las camisetas blancas, y no a la multitud rojigualda Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

¿Llegó la hora?

Ante nuestros ojos, en su peor hora, tras años de dosis caballunas de anestesia, España al fin despierta   Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

¿Somos libres los ciudadanos?

El autor reflexiona sobre la consciencia que tienen los ciudadanos de los paises autodenominados democráticos de la manipulación a la que son sometidos por su clase política poniendo como ejemplo paradigmático de esta incómoda verdad la situación que se está viviendo en Cataluña

Por Juan J. RubioLeer columna

Juego de trolas

Que todo lo referente a lo que esta ocurriendo con el independentismo catalán es un montaje pactado lo vengo diciendo desde hace muchos años, particularmente en las  páginas de LNE, desde mi condición de española burlada por nuestra clase política. 

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

¿Qué se puede negociar en Cataluña?

La primera y más antigua acepción de justicia es la defensa del oprimido. Cataluña necesita justicia, no diálogo.

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Pedro Sánchez, Antonio Pérez y Bellido Dolfos

La actitud desleal de Pedro Sanchez con España puede no sólo fracturar definitivamente al PSOE sino llevarlo a la irrelevancia electoral, Se pensaba que Zapatero era insuperable en su eficacia destructora pero siempre acaba apareciendo alguien que nos supera

Por Togas y Dignidad Leer columna

Después del 1 de Octubre

A la vista del empecinamiento de los partidos independentistas catalanes, ya no cabe cerrar los ojos o mirar a otro lado. La toma de decisiones debe seguir otras reglas.  

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

No habrá primavera árabe en Cataluña

La demografía es el destino: las revoluciones las hacen los mozos (que no Mossos) de menos de treinta años. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Hay solución

Para que España viva el Estado de las Autonomías, cumplido su ciclo, debe ser liquidado democráticamente Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Reflexión marxista

Lo que decía el sabio: Es comprensible que determinados socios quieran dejar de pertenecer a un club que tolera lo que tolera a socios como ellos. Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

Encuesta
¿Metera el Gobierno a los golpistas en la carcel?

a) No no se atreve porque el PSOE no le apoyaria
b) Si no le queda ya otro remedio

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo