Martes, 04 de agosto de 2020

la politica del absurdo

REALIDAD versus IGNORANCIA

Sí, eso pienso, repito, pero una cosa es mi pensamiento y otra, la capacidad, parece que inagotable, de dicha clase, de fabricar continuamente problemas donde no los hay, de interpretar los hechos históricos de forma torticera y falaz, de buscar una vez más el enfrentamiento ciudadano falseando por todos los medios nuestra historia tanto pasada como presente para sentar  las bases de otra, mendaz y tramposa, cuyo protagonista sería una España desconocida y rota...en fin, parece que intentando ganar una guerra cuyo desenlace real sucedió para bien, hace ya alrededor de ochenta años.

Repasando todos los tópicos y mentiras que manejan los actuales aficionados a políticos e historiadores, produce terror la gala que hacen una y otra vez de una contumaz y profunda ignorancia.

Muchos ejemplos saltan a la vista de cualquier persona pero sobre todo a la  de aquellos que por nuestra edad nos tocó vivir en directo y sin apasionamientos los acontecimientos que hoy se pretende con tanto ardor tergiversar y falsear.

Por ejemplo: el franquismo. Si el franquismo hubiese sido realmente como dice lo políticamente correcto, no podría haber sido posible la Transición como lo fué. La Transición fué posible como lo fué, debido en un tanto por ciento muy elevado a la aceptación y adecuación a las novedades que se  presentaban, por parte de la clase dominante entonces y que procedía directamente del anterior régimen. Hubo, aceptada y valorada  por todos, una reconciliación en aras de una futura convivencia en paz, un paso explícito "de la ley a la ley", pero parece que ese esforzado deseo, no fué suficiente y repito, ahora, se intenta imponer lo políticamente correcto en función de lo cual todos los partidos son esclavos de la idea de que el franquismo fué algo negro en nuestra historia y debe ser considerado por tanto un maleficio cuyos fantasmas hay que combatir hasta límites insospechados y realmente ridículos. Se equipara a Franco con lo más "selecto" de los dictadores más o menos recientes: Stalin, Hitler...como si bajo su mando se hubiese exterminado a millones de españoles y olvidando tantas cosas como por poner una muestra, que nada menos que quince mil judíos con nombres y apellidos pasaron hacia su salvación por la España que él gobernaba y gracias a su personal voluntad. Este asunto y tantos otros merecerían especial comentario ya que, en su torpeza, estos vengadores a toro pasado de las supuestas víctimas, han caído en la contradicción y galimatías que constituye el hecho de considerar por una parte el monumental Valle de los Caídos como algo despreciable (un mausoleo construido por Franco para su engrandecimiento) y por otra sacar de dicho lugar al pretendido dictador por ¿no ser digno? de descansar allí. ¿En qué quedamos pues? Difícil respuesta tiene este contrasentido.

En mi modesta opinión, este vergonzoso hecho, entre otras cosas vil, cobarde ruin y abyecto, ha servido para recuperar para la memoria histórica, la figura  de un personaje de los que, quiéranlo o no nuestros intrépidos desenterradores, es una figura protagonista, sirviendo por otra parte también, para mostrar a quienquiera que haya sido testigo, la dignidad y templanza de que han hecho gala los herederos de dicho personaje, después de agotar todos los medios legales para impedirla, durante la exhumación de su familiar, aceptando con ademán gallardo y absoluta seriedad la pretendida humillación que, sin duda era el deseo de los artífices de tan mencionada "heroicidad", calificada por los mismos una y mil veces como "gran victoria de la democracia". Insisto que opino sobre lo acaecido basándome únicamente en las imágenes que nos ha facilitado la autoridad competente. No tengo otra información.

Y ya, para concluir, puesto que el artículo se me desvió un tanto hacia este tema, terminaré opinando que el acto, al menos en lo que, reitero, nos permitieron ver televisado (también he de decir, con absoluta seriedad de la que no fueron excepción los representantes del gobierno), constituyó un verdadero homenaje al extinto protagonista que él mismo no dudaría en firmar (puesto que se sabe que tal era su talante), por la austeridad al tiempo que grandiosidad del marco y maneras en que se desarrolló y durante el cual, por cierto, lució sobre el féretro, con toda justicia, el guión de Jefe del Estado. En resumen: una lección para los autores de tan "memorable" y "valiente" hazaña que no sabemos, a día de hoy, si habrá finalizado.




Francisco Alonso-Graña del Valle


Comentarios

Por buy cialis online safely 2020-07-31 14:23:02

Fvfpkq befirw golden nugget online casino jackpot party casino best online casino usa Wmdkb


Por tadalafil reviews 2020-07-30 04:58:34

Yjhbbv jutydu sildenafil generic generic cialis canada viagra coupon Kmhpq


Comentar

Columnistas

Cómo la Ley de Cambio Climático nos empobrecerá en vano

La ley de Cambio climático es puro ecosocialismo: planificación vertical de la economía con la excusa de la "emergencia climática". El clima siempre ha cambiado y no hay pruebas concluyentes de que el cambio actual sea más rápido, ni de que la acción humana sea su causa principal.?Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

A propósito de Santa Sofía

La Iglesia sigue presa de tópicos inactuales en vez de defender con uñas y dientes a las cristiandades perseguidasPublicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad III

En estos momentos tan decisivos para la humanidad echamos en falta una presencia inspiradora que por otra parte nunca le faltó en los últimos dos mil años en las circunstancias peliagudas: Nos referimos a la Iglesia Católica.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

 Calviño, descolgada

Visto el título del presente artículo y siguiendo con el uso la jerga que solemos emplear cuando se trata de ciclismo si este escrito fuese una crónica de alguna etapa de ese deporte, deberíamos intentar analizar ahora la causa principal por la que creemos que la aspirante española a ganar  una etapa en la que parecía bien situada, fracasó finalmente.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Corromper a un rey

Ahora, el ensayo de Monarquía ejemplar de Felipe VI se hace muy difícil: un Rey modélico no puede tejer alianzas con dirigentes entregados a la mentira, el sectarismo y la vulneración del estado de Derecho en un país de elites apátridas y moralmente arrasado.

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad II

Hace ya un tiempo nuestro actual presidente del Gobierno habló de la existencia de una policía patriótica en torno al PP.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Los enemigos del perdón

Es imprescindible volver a hablar del perdón a los enemigos -perdón que no excluye la justicia- y de la misericordia para obtener misericordia. ¿Pero cómo vamos a proclamar ese mensaje si nos han convencido de que no hay pecados y de que no hay que perdonar porque eso va en contra de la justicia

Por P. Santiago Martín Leer columna

A mi esposa

  Es objetivo en la vida encontrar a la persona amada y querida que a nosotros se nos dona.  

Por José Manuel Miranda Alonso Leer columna

El príncipe de la mentira

No piensen que me refiero a Satanás, tal como lo apodó el apóstol Pedro (1 Pedro 5:8-9), el personaje al que me refiero no da para tanto intelectualmente, no olvidemos que Luzbel era el querubín de más alto rango y por tanto su inteligencia es inmensa, no, les hablo de una persona más modestita en este campo, nuestro actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ni siquiera fue capaz no ya de escribir sino de leer su propia tesis doctoral.

Por Teresa SalamancaLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad I

La palabra protervidad, según el diccionario de la RAE, significa obstinación en la maldad. No se trata de un "palabro" como la "desescalada", ya que las montañas se escalan y luego se bajan o descienden pero no se desescalan.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

EL INGRESO MINIMO VITAL: UN PASO HACIA LA ESCLAVITUD CLIENTELISTA

Asistimos a la transformación de una sociedad democrática en una sociedad esclavizada por el poder a través de la compra del hoy todavía ciudadano por medio de un "plato de lentejas", con el "Gran Hermano"  mediático dirigiendo sus pasos

Por José Luis LafuenteLeer columna

Encuesta
¿Logrará las subvenciones que busca por la EU Sanchez?

a) No, es disparatado lo que pretende
b) Si, la EU está en descomposición

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo