Lunes, 24 de febrero de 2020

Comentario al Evangelio del Domingo por Monseñor Jesús Sanz

Repesca de septiembre

 No hace tanto tiempo el mes de septiembre era también época de repesca para estudiantes con materias pendientes. Este domingo vemos una escena en la que se nos permite ver esa repesca casi otoñal para pescadores. Los discípulos estaban contentos en aquella comunidad que se iba forjando en torno a ese maestro excepcional. Pero de pronto, Jesús quiere hacer una especie de sondeo: “¿Quién dice la gente que soy Yo?”. Y entonces los discípulos fueron componiendo el mapa estadístico: Juan Bautista, Elías, uno de los profetas. Eran los comentarios adivinadores de lo que la gente pensaba de Jesús.         

Pero la estadística que más importaba a Jesús era lo que sus discípulos pensaban sobre Él. Entonces Pedro hará una memorable confesión: “Tú eres el Mesías”. Pero Jesús, acaso un tanto perplejo por una respuesta tan clara y tan justa, prohíbe divulgar esa verdad que Pedro acaba de pronunciar: no convenía que se supiese, por el momento, que Jesús era el Mesías, tal vez por las connotaciones políticas que tenía el mesianismo, y había que purificarlo de falsas expectativas, pues de lo contrario podían esperar del Mesías Jesús lo que Él no había venido a dar ni a ofrecer.         

Por si acaso no hubieran comprendido, Jesús comenzó a instruir a sus discípulos para explicarles el alcance verdadero de su identidad mesiánica: “El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, tiene que ser condenado por los senadores, sumos sacerdotes y letrados, ser ejecutado, y resucitar al tercer día”. Fue como un jarro de agua helada ¿A qué viene esa salida de tono con condena, ejecuciones y una incompresible resurrección que ninguno entendía?         

Pedro, tal vez animado por su reciente éxito, tuvo un tropiezo con su Maestro: increpando a Jesús quería salvar a su Salvador. Pero Jesús le responderá: “Apártate de mí, Satanás. Tú piensas como los hombres, no como Dios”. Es un cambio de escena de un dramatismo tremendo. Pedro, que pasa a ser casi al mismo tiempo alguien en quien habla el Padre y alguien en quien grita Satanás, capaz de lo mejor y más bello... y de lo peor y más horrendo. En esa agridulce y claroscura posición nos encontramos todos, siendo tantas veces testigos de la luz y la verdad y, si cambian las tornas, negociantes de la tiniebla y de la mentira... al mejor postor.         

Jesús termina con una invitación sin ambages: su Verdad y misión, no nacen de sondeos de opinión, ni dependen de un momento mejor o peor de sus discípulos. La cuestión decisiva es poder responder quién es Jesús, en comunión con la Iglesia y todos los testigos santos. Para esta respuesta no valen lo que otros digan, ni una retórica teórica, sino la que se hace seguimiento, compañía del Señor en lo concreto de la vida a la que cada cual ha sido llamado. Para decir quién es Jesús para cada cual no valen las respuestas prestadas, supone tener la experiencia de un encuentro.    

 + Fr. Jesús Sanz Montes, ofm     Arzobispo de Oviedo


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

DEL CIRCO Y LA  TAUMATURGIA … A LA BARRACA DE FERIA

En anteriores colaboraciones en este mismo medio de difusión, escribía sobre los aspectos circenses y los prodigios taumatúrgicos que se venían sucediendo en la escena política de nuestra tan cacareada democracia…

Por Juan J. RubioLeer columna

¡Qué verde era mi valle!

La verdad es que podemos considerar tanto el título como el subtítulo de este artículo como un par de elementos surrealistas pues sería muy laborioso buscarles alguna relación con el escrito que quizá algún lector benevolente llegue a leer de principio a fin, pero tiene "su aquéllo", no lo niego.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

Las apariencias

Vivimos en unos tiempos  de apariencia y ostentación, en los que es más importante el aparentar que el ser.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

GISTÁU

Mi relación con el recientemente fallecido periodista David Gistáu, fué simplemente la de lector. No voy ahora a dármelas de ser amigo personal ni asiduo seguidor de sus artículos ni de su obra en general.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

 "Historias ocultadas del nacionalismo catalán"

Así se intitula el libro de Javier Barraycoa, Editorial LIBROSLIBRES, 2.011, 365 páginas, incluido el índice Onomástico.Este libro la verdad es que no tiene desperdicio.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Auténticas entrevistas falsas

Tal era el título de un programa radiofónico de humor que allá por la década de los 50 se emitía, no recuerdo en este momento por qué emisora nacional, en una época en que la televisión no tenía el protagonismo que disfruta actualmente y la radio dominaba el medio.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

 Los demagogos

De lo que casi nadie habla es de la demagogia que campa por sus respetos en los sistemas "democráticos", demagogia que ya aparecía en la antigua Grecia.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Obstetricia y ministerios

También sería de gran interés conocer el "curriculum" personal de algunos de los nuevos titulares de los diversos cargos, cuyos méritos para acceder a puestos de tanta responsabilidad y en cuyas manos están, en estos momentos, nuestro presente y futuro, quizá nos harían palidecer y no precisamente de esperanzada confianza  y entusiástica ilusión.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Ni criterio, ni ideología

Lo que le importa a esta casta es descabalgar del poder a los "enemigos", importándole un bledo, dos cominos y tres dídimos el bienestar de los españoles. Para eso está el pacto de la duerna, oiga.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Política aeronáutica

Entre las grandes novedades que nos está ofreciendo nuestro actual presidente de gobierno, está el utilizar el vuelo en los varios desplazamientos necesarios y no tan necesarios para sus labores presidenciales y otras no tan presidenciales.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

Ilustres corregidores

Aunque el término más simple y adecuado a la idea que pretendo exponer sería "correctores", de corregir, no de co-regir, utilizo el que figura en el título por considerarlo más sonoro y llamativo, esperando disculpen la licencia.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿Inducirá el nuevo gobierno una nueva quema de iglesias como prometieron miembros de Unidas Podemos?

a) No lo hará, quedaría desprestigiado ante Occidente
b) Enseguida quieren aplastar a sus enemigos y la Iglesia es el principal

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo