Lunes, 15 de octubre de 2018

el santo de la semana

San Bonifacio

Bonifacio nació hacia el año 680, en el territorio de Wessex (Inglaterra). Su verdadero nombre era Winfrido. Ordenado sacerdote, en el año 716 con dos compañeros se encaminó a Turingia; pero aún no era la hora de su apostolado. Regresó a su monasterio y en el año 718 viajó a Roma para solicitar del papa Gregorio II autorización de misionar en el continente. El Sumo Pontífice lo escuchó complacido y, en el momento de otorgarle la bendición, le dijo: "Soldado de Cristo, te llamarás Bonifacio". Este nombre significa "bienhechor".

En 719 se dirigió a Frislandia. Allí estuvo tres años; luego se marchó a Hesse, convirtiendo a gran número de bárbaros. En Amoneburg, a orillas del río Olm, fundó el primer monasterio. Regresó a Roma, donde el papa lo ordenó obispo.

Poco después, en el territorio de Hesse, fundaba el convento de Fritzlar. En el año 725 volvió a dirigirse a Turingia y, continuando su obra misionera, fundó el monasterio  de Ordruf. Presidió un concilio donde se encontraba Carlomán, hijo de Carlos Martel y tío de Carlomagno, quien lo apoyó en su empresa. En el año 737, otra vez en Roma, el papa lo elevó a la dignidad de arzobispo de Maguncia. Prosiguió su misión evangelizadora y se unieron a él gran cantidad de colaboradores. También llegaron desde Inglaterra mujeres para contribuir a la conversión del país alemán, emparentado racialmente con el suyo. Entre éstas se destacaron santa Tecla, santa Walburga y una prima de Bonifacio, santa Lioba. Este es el origen de los conventos de mujeres. Prosiguió fundando monasterios y celebrando sínodos, tanto en Alemania como en Francia, a consecuencia  de lo cual ambas quedaron íntimamente unidas a Roma.

El anciano predicador había llegado a los ochenta años. Deseaba regresar a Frisia (la actual Holanda). Tenía noticias de que los convertidos habían apostatado. Cincuenta y dos compañeros fueron con él. Atravesaron muchos canales, hasta penetrar en el corazón del territorio. Al desembarcar cerca de Dochum, miles de habitantes de Frisia fueron bautizados. El día de pentecostés debían recibir el sacramento de la confirmación.

Bonifacio se encontraba leyendo, cuando escuchó el rumor de gente que se acercaba. Salió de su tienda creyendo que serían los recién convertidos, pero lo que vio fue una turba armada con evidente determinación de matarlo. Los misioneros fueron atacados con lanzas y espadas. "Dios salvará nuestras almas", grito Bonifacio. Uno de los malhechores se arrojó sobre el anciano arzobispo, quien levantó maquinalmente el libro del evangelio que llevaba en la mano, para protegerse. La espada partió el libro y la cabeza del misionero. Era el 5 de junio del año 754.

El sepulcro de san Bonifacio se halla en Fulda, en el monasterio que él fundó. Se lo representa con un hacha y una encina derribada a sus pies, en recuerdo del árbol que los gentiles adoraban como sagrado y que Bonifacio abatió en Hesse. Es el apóstol de  Alemania y el patriarca de los católicos de ese país.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

San Gregorio VII

Gregorio VII fue  un hombre que, bien se puede decir, llenó por sí el siglo XI y el mundo de entonces; y sacudió toda Europa sumergida en. tantos errores y envuelta en preocupante ignorancia. El mismo manifestaba conocimiento de su ardua misión y vaticinó lo que su mismo nombre significaría en las edades futuras. Y, sin embargo, murió en el exilio. (Juan XXIII)

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Triunfa un "luminoso" Turco en Italia

Ayer se estrenó el segundo título de la actual emporada de ópera ovetense con una obra de Gioachino Rossini de desigual aceptación según la época.

Por Cosima Wieck Leer columna

Hablan los que saben

Un documento de 43 medievalistas y arabistas confirman que la Mezquita pertenece a la Iglesia Publicado en el Diario de Sevilla

Por Recaredo 1972Leer columna

Inmigración, Estado asistencial y el ogro Trump

Es imposible tener a un mismo tiempo fronteras abiertas y Estado del Bienestar: mejor dicho, es posible, pero también una receta para la ruina. Habrá que desactivar alguno de los factores. Y no parece que vaya a ser el Estado del Bienestar. Publicado en ACTUALL

Por Francisco J Contreras Leer columna

Santa Catalina de Siena

El siglo en el que vivió "siglo XIV" fue una época tormentosa para la vida de la Iglesia y de todo el tejido social en Italia y en Europa. Sin embargo, incluso en los momentos de mayor dificultad, el Señor no cesa de bendecir a su pueblo, suscitando santos y santas que sacudan las mentes y los corazones provocando conversión y renovación. Catalina es una de estas personas y también hoy nos habla y nos impulsa a caminar con valentía hacia la santidad para que seamos discípulos del Señor de un modo cada vez más pleno (BXVI)

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Covadonga y su sentido, 718-2018

«Es lícito esperar, como quienes escribieron la Crónica Profética hace casi doce siglos, la «Restauratio Hispaniae», y con ella una nueva interpretación del sentido de la historia de Covadonga y de España que permita enlazar con lo que aquellos hombres afirmaron con alegría y confianza: que Dios no abandona a su pueblo ni traiciona su alianza» Publicado en ABC  

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Hungría en el banquillo

Relanzar la natalidad nacional requiere a su vez fortalecer las familias y proteger la vida. Por ese lado, Orban entra en rotunda colisión con el proyecto neomarxista de ideología de género. Cuando en Hungría se habla de “libertad de elección”, se está pensando en un sí a la maternidad y a la vida Publicado en Actuall.  

Por Francisco J Contreras Leer columna

¡Que vienen los nazis!

Demócratas de Suecia ha alcanzado el 40% de los votos, y ya deben estar desfilando por allí las SS Publicado en El Diario de Sevilla  

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Fuenteovejuna, el primer estreno de una ópera en Oviedo

Ayer daba comienzo la septuagésima primera temporada de ópera ininterrumpidamente en Oviedo y lo hacía con las pretensiones que presta el estreno de una nueva obra, la ópera Fuenteovejuna, basada en la obra homónima del autor de nuestro siglo de oro, Lope de Vega

Por Cosima Wieck Leer columna

San Atanasio y el arrianismo.

San Atanasio fue, sin duda, uno de los Padres de la Iglesia antigua más importantes y venerados.Pero este gran santo es, sobre todo, el apasionado teólogo de la encarnación del Logos, el Verbode Dios que, como dice el prólogo del cuarto evangelio, "se hizo carne y puso su morada entrenosotros" Benedicto XVI

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Prisioneros del odio

El odio inextinguible es una enfermedad muy penosa para quien la padece. No conoce ideologías (Publicado en el Diario de Sevilla)

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Logrará Sanchez burlar la Constitución y permitir la celebración de un referendum de independencia en Cataluña?

a) Si hay demasiados intereses "bastardos" en juego
b) No los españoles lo impdirán

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo