Sabado, 19 de enero de 2019

Los santos y los problemas de la Iglesia

Santa Catalina de Siena

Nació en Siena en 1347 en el seno de una familia muy numerosa y murió en Roma en 1380. Su casa estaba próxima a la iglesia de santo Domingo, lo que sin duda influyó en el hecho de que a los 16 años entrara en la Orden Terciaria Dominica, formada por laicos, en su rama femenina. Aunque vestía el hábito blanco con manto negro de los dominicos, siguió viviendo con su familia, si bien con voto de virginidad (haciendo público, lo que ya había decidido en privado), dedicada a la oración, a la penitencia y al cuidado de los enfermos y necesitados. Hacia los 21 años comenzó lo que podríamos llamar su vida pública, una intensa actividad de consejo espiritual respecto a todo tipo de personas unida a una intervención directa en los graves asuntos que sacudían a la iglesia y a la sociedad de su tiempo. Fué canonizada en 1461. Su  doctrina está contenida en "El Diálogo de la Divina Providencia", en sus cartas (se conservan 381) y en una colección de Oraciones. Es co-patrona de la ciudad de Roma (Pio IX), Patrona de Italia (Pio XII), Doctora de la Iglesia (Pablo VI) y Co-patrona de Europa (Juan Pablo II).

Dotada de visiones místicas, es urgida por el Señor a dedicarse a la acción. Dulce y profundamente femenina no duda en exigir que los hombres, y aun las mujeres, se comporten virilmente frente al mal. Perfectamente consciente de la dignidad del papado, no duda en urgir a los Sumos Pontífices a seguir la voluntad de Dios. Fiel seguidora de la Iglesia a la que defiende con pasión, ésta aparece en sus visiones como una mujer desfigurada por la lepra de sus pecados. Fue, en definitiva, una testigo fiel de la que Dios se sirvió para iluminar la atormentada vida de la Iglesia de su época, influyendo en la vuelta de los Papas a Roma y luchando ardientemente en favor de la unidad de la Iglesia.

El siglo XIV

El siglo de la Peste Negra (especialmente virulenta entre 1346 y 1361) y de la guerra de los cien años (1337-1453) fue trágico para la Iglesia. Empezó con la humillación de Bonifacio VIII en Anagni por parte del rey francés. Siguió con el "Destierro de Avignon" (desde 1309 a 1377 los Papas residieron en esa ciudad a orillas del Ródano, pero técnicamente neutral, como posesión del reino de Nápoles) y terminó sin resolverse el "Cisma de Occidente" con (al menos) dos Papas simultáneos, cada uno al frente de una fracción de la Iglesia Católica.

En la tradicional lucha del imperio alemán contra el Papado, en este siglo fuertemente influenciado por los intereses franceses, Luis de Baviera acogió a los franciscanos "espirituales", que llegaron a afirmar como dogma que ni Jesucristo ni los Apóstoles tenían propiedades, saltándose pasajes enteros del evangelio.

Además surgieron dos predecesores de Lutero, el inglés Juan Wyclif (1320-1384) y el bohemio Juan Hus (1369-1415). Entre otras cosas, ambos estaban contra el Papado, cuyo prestigio no dejó de bajar a lo largo del siglo, y a favor de la libre interpretación de las Escrituras.

Algunas notas

Según santa Catalina la humildad es el punto de partida de la vida espiritual; al preguntar al Señor quien era Él y quien era ella recibe esta respuesta "Hija mía, tú eres la que no eres y yo soy el que soy". Luego matizaría que el demonio también quiere convencer al hombre de que no es nada, pero Dios le tiende un puente a la infinitud por medio de Jesucristo que el alma puede recorrer confiando en la misericordia y providencia divinas.

En sus escritos insiste en el valor de la verdad, siguiendo a santo Tomás de Aquino, pero su carácter afectivo encuentra mejor respaldo en el pensamiento de San Buenaventura.

La santa se mueve en un difícil equilibrio entre el respeto y cariño a la autoridad eclesiástica y una severa claridad. Así escribe al Papa. "Mi dulcísimo Padre "dolcissimo Babbo mio-, no debemos ocuparnos de los amigos, de los parientes, de los intereses temporales, sino únicamente de la virtud, del acrecentamiento de los intereses espirituales... Si hasta hoy no habéis sido bastante enérgico, os pido y quiero en verdad que en lo sucesivo obréis virilmente y sigáis con valentía a Cristo, de quien sois Vicario. No temáis, Padre, las borrascas que os amenazan". Poco antes le había dicho: "Deseo veros cual portero viril y sin ningún temor. Portero sois de las bodas de Dios, esto es, de la sangre del unigénito Hijo suyo, cuyas veces hacéis en la tierra; y por otras manos no se puede tener la sangre de Cristo sino por las vuestras".


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Quosque tandem abutere, Catilina...?

Aunque ni Catilina ni Cicerón deambulen hoy, dirimiendo sus diferencias por estos mundos de Dios, lo que sí anda por ahí, y muy castigada por cierto, es nuestra paciencia porque ¿qué pecado habrá cometido nuestro vetusto y sufrido pueblo para padecer la clase política que hoy nos gobierna (es undecir)?

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

¿Qué dice realmente la Ley Andaluza de Violencia de Género?

Las leyes de violencia de género son injustas porque vulneran el principio de no discriminación por razón de sexo: la misma agresión es castigada con penas distintas según sea cometida por hombres o mujeres Publicado en ACTUALL

Por Francisco J Contreras Leer columna

La clave está en Europa

Es sorprendente que un socialista francés y humillado por Macron esté dictando la posición de Cs en Andalucía Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El catolicismo y las religiones

La fe católica no se puede modificar a voluntad del consumidor. Si se admite que Jesucristo es Dios, no se puede alterar su mensaje. Se puede ahondar en su comprension, pero no se puede cambiar.

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Inventarios y Balances

Cuando los grandes teóricos de la democracia nos instruían con entusiasmo sobre los logros y excelencias que encerraba este concepto, vemos ahora que se dejaban muchas cosas en el tintero, pues esos grandes logros, una vez puesta en práctica plenamente esa forma de sistema o régimen político, se iban transformando, si alguien no lo remedia, en algo etéreo y todo lo más, puramente teórico.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

FELICES PASCUAS NAVIDEÑAS

Bueno, este año les felicitamos la Navidad como todos los anteriores pero utilizando una fórmula que en la actualidad ha caído en desuso.

Por Editorial Leer columna

La tercera ley de Newton y el susto electoral andaluz.

Ya pueden dispensarme mis lectores pero me acordé de Newton y su tercera ley al contemplar el discurrir político en nuestra querida España, esta España nuestra en estos tiempos convulsos.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

"¡Oh Susana, no llores más por tí!"

De ninguna manera quisiera yo que se me tildase de misógino pues tal parece que las tengo tomadas con las señoras, pero es que, unas por esto de la Ley de Igualdad y otras por su reconocida valía, nos las tropezamos a diario tanto en las ondas como en la prensa, etc., algo natural, ya que el estar ocupando actualmente puestos de gran responsabilidad, las obliga a estar muy presentes, tanto o más que los hombres.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Entre revulsivo y detonante: estimulante

La irrupción de Vox genera un panorama lleno de interés Publicado en LA NUEVA ESPAÑA

Por Julio BuenoLeer columna

Las razones del éxito de VOX

En realidad, VOX lo tenía muy fácil para montar una alternativa: tan desolador era el desierto intelectual que el PP había dejado en la derecha. Publicado en LIBERTADDIGITAL

Por Francisco J Contreras Leer columna

Lo de La Sexta en Marinaleda

Buena parte de la edición periodística ha asumido la moda de presentarse como víctima de algo o alguien Publicado en el DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿La pelea entre podemitas será el fin de la coalición?

a) Si nada castiga más el electorado
b) No al final llegarán a un acuerdo

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo