Miercoles, 22 de noviembre de 2017

Elecciones

Se cambia voto

Ha causado revuelo en el modestísimo campamento, extramuros del sistema, que habita la todavía pequeña pero aguerrida hueste de los de Vox, la encuesta de cierto influyente diario digital que les otorga un escaño en Madrid en el caso de que ahora se celebraran elecciones nacionales. Es de suponer que en los regios alcázares del poder ocupados por otros partidos ese dato, por ahora sin confirmación ni consecuencias, se verá con la habitual displicencia de los ahítos y se tenderá a quitarle incluso la poca importancia que en términos generales tiene.

Y, sin embargo, todos saben de la enorme diferencia existente entre las formaciones con representación parlamentaria y las que se debaten en la nada electoral, por muy cargadas de razón moral y política que éstas se encuentren, por juiciosas que sean sus propuestas y ejemplares sus dirigentes. Entrar en el Congreso supone para cualquier pequeño partido invalidar el axioma fundamental del voto útil, tan implantado en la derecha española, y con ello abrirse la posibilidad de una presencia que responda a la auténtica implantación popular de las ideas que defiende. En la encuesta de El Español el hipotético primer escaño de Vox costaría 500.000 votos y un 2% del electorado a nivel nacional, magnitudes con las que la disolvente y secesionista ERC, con su voto concentrado en Cataluña, obtendría no menos de siete diputados. Por la misma razón, los votantes más importantes para Vox son los de Madrid, única circunscripción donde podría producirse tan trabajada sorpresa.

Son las peculiaridades de la Ley D'Hondt, se nos dirá, y es cierto, pero desde hace algún tiempo el ingenio nacional ha ideado un truco que de generalizarse mitigaría sus efectos: el intercambio de intención de voto entre personas de ideas distintas y recíproca confianza. Supongamos que usted vota en Málaga, donde su partido favorito, llamémosle Y, no tiene posibilidad alguna de escaño, pero donde el partido de su amigo Antonio, residente en Madrid, estuvo a pocas decenas o centenares de votos de alcanzar un escaño más. Si usted deseara poder votar en Madrid, como les sucedería a muchos votantes de Vox, y su amigo quisiera, sin embargo, hacerlo en Málaga por un motivo equivalente, ¿qué les impide intercambiar el sentido de sus votos y conseguir darles el valor real que, de otra manera, no tendrían? Y a D'Hondt, que le den.


Comentarios

Por Keithendap 2017-11-22 14:04:56

buy viagra yahoo viagra without a prescription can you buy viagra over the counter in germany viagra without prescription generic viagra joke


Por Elmersnice 2017-11-22 12:20:08

viagra pill prijs viagra without a doctor prescription viagra online apotheke viagra without a doctor's prescription getting best results from viagra


Comentar

Columnistas

Cita con Europa

Las sociedades occidentales son hijas del 68, mientras que las de Europa del Este lo son del hundimiento comunista Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Anne-Laure Decadt, con Dios

¿O esa frase sugiere subliminalmente la ominosa posibilidad de que la ultraizquierda sea particularmente condescendiente sólo con ciertas formas de violencia, como las que surgen del brazo terrorista de la famélica legión del de los infelices multisecularmente oprimidos por las oprobiosas Cruzadas? Publicado en La Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

Un L Elisir d amore delicioso

El pasado domingo se representó la primera función de un clásico no sólo de nuestra temporada sino de la historia de la ópera, especialmente de la ópera bufa.

Por Cosima Wieck Leer columna

¡Ya está bien de insultar nuestra inteligencia!

Desde el pasado 1-O estamos asistiendo a un proceso de manipulación de la realidad tan descarado por parte de los conjurados independentistas catalanes y de sus palmeros, muy numerosos, excesivamente numerosos, que alcanza el nivel de lo insoportable para el ciudadano corriente que a diario tiene que aguantar que se afirme que el día es noche y viceversa, tratándolo por tanto como un auténtico idiota.

Por María Alú Leer columna

Forcadell en el Supremo

A veces se piensa que el Gobierno influye en los jueces. No necesariamente, hay Señorias que son muy suyas,

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Se cambia voto

¿Qué les impide intercambiar el sentido de sus votos y lograr darles el valor real que, de otra manera, no tendrían? Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Votar no es la solución

Al desechar la intervención de TV3, al consolidar en la jefatura de los Mossos al que era su número 2 y al negar el ministro Méndez de Vigo que haya adoctrinamiento en las aulas, se hace evidente que el PP no desea acometer el desmantelamiento independentista.   Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Ganarán los sublevados

Nadie tendrá la menor duda de que al separatismo catalán le han dado todas las oportunidades para vencer la batalla, y que al independentismo en general se las darán todas para que gane la guerra. Y la ganarán gracias a la colaboración imprescindible del Gobierno Central, asistido por el resto de los partidos políticos  parlamentarios.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

La traición que se avecina

Ya pasó con el espíritu de Ermua. Las manifestaciones populares son luego moduladas por los políticos y el resultado final no se parece nada a las expectativas generadas.  

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

El empate es derrota

Las palabras de Millo y Rajoy indican que el Gobierno va a dar la razón a los de la bandera blanca y las camisetas blancas, y no a la multitud rojigualda Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

¿Llegó la hora?

Ante nuestros ojos, en su peor hora, tras años de dosis caballunas de anestesia, España al fin despierta   Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿La traición de Puigdemont romperá la unidad del frente separatista?

a) No solo les interesa el fin que persiguen
b) Si, es muy duro ir a la carcel mientras él se pasea por Bruselas

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo