Miercoles, 18 de julio de 2018

Elecciones

Se cambia voto

Ha causado revuelo en el modestísimo campamento, extramuros del sistema, que habita la todavía pequeña pero aguerrida hueste de los de Vox, la encuesta de cierto influyente diario digital que les otorga un escaño en Madrid en el caso de que ahora se celebraran elecciones nacionales. Es de suponer que en los regios alcázares del poder ocupados por otros partidos ese dato, por ahora sin confirmación ni consecuencias, se verá con la habitual displicencia de los ahítos y se tenderá a quitarle incluso la poca importancia que en términos generales tiene.

Y, sin embargo, todos saben de la enorme diferencia existente entre las formaciones con representación parlamentaria y las que se debaten en la nada electoral, por muy cargadas de razón moral y política que éstas se encuentren, por juiciosas que sean sus propuestas y ejemplares sus dirigentes. Entrar en el Congreso supone para cualquier pequeño partido invalidar el axioma fundamental del voto útil, tan implantado en la derecha española, y con ello abrirse la posibilidad de una presencia que responda a la auténtica implantación popular de las ideas que defiende. En la encuesta de El Español el hipotético primer escaño de Vox costaría 500.000 votos y un 2% del electorado a nivel nacional, magnitudes con las que la disolvente y secesionista ERC, con su voto concentrado en Cataluña, obtendría no menos de siete diputados. Por la misma razón, los votantes más importantes para Vox son los de Madrid, única circunscripción donde podría producirse tan trabajada sorpresa.

Son las peculiaridades de la Ley D'Hondt, se nos dirá, y es cierto, pero desde hace algún tiempo el ingenio nacional ha ideado un truco que de generalizarse mitigaría sus efectos: el intercambio de intención de voto entre personas de ideas distintas y recíproca confianza. Supongamos que usted vota en Málaga, donde su partido favorito, llamémosle Y, no tiene posibilidad alguna de escaño, pero donde el partido de su amigo Antonio, residente en Madrid, estuvo a pocas decenas o centenares de votos de alcanzar un escaño más. Si usted deseara poder votar en Madrid, como les sucedería a muchos votantes de Vox, y su amigo quisiera, sin embargo, hacerlo en Málaga por un motivo equivalente, ¿qué les impide intercambiar el sentido de sus votos y conseguir darles el valor real que, de otra manera, no tendrían? Y a D'Hondt, que le den.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Jordan Peterson y la batalla de los pronombres

Peterson es un liberal clásico que conoce bien la historia de los sistemas totalitarios y sabe que la batalla lingüística es decisiva. Es uno de los francotiradores intelectuales que ha surgido en Canadá y que, asumiendo el riesgo de muerte civil, mantienen enhiesta la bandera de la resistencia. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

La eutanasia que viene

La eutanasia es la salida fácil al problema del envejecimiento de la población Publicado en ele diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Atrocidades racistas: el gran ajuste de cuentas a Occidente

Se está produciendo un genocidio de blancos en sudáfrica ante el silencio general de la prensa Publicado en Disidentia

Por Francisco J Contreras Leer columna

'Traslatio sedis'

Alfonso X proyectaba desde Cádiz nada menos que la conquista militar y espiritual de África Publicado en Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Feminista no, feminoide

Desde que Sánchez llegó al poder, todo han sido anuncios que sólo pretenden distraer la atención del respetable

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Rémi Brague y la legitimidad del hombre

Nuestra ética y nuestra política se basan en la libertad individual, absolutizándola hasta extremos inéditos en la historia. Sin embargo, este individualismo convive con una filosofía materialista que concibe al individuo como el producto caprichoso del azar evolutivo en un universo sin sentido.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Epitafio para un traidor

En noviembre del 16, me publicaban en estas mismas páginas la carta "Réquiem por la Constitución", en la que denunciaba "la forma encubierta en la que el gobierno de Rajoy, apoyado por la mayoría de los partidos parlamentarios, estaba llevando a cabo las negocio-cesiones con los nacionalistas, para desembocar en el final ya escrito en alguna parte".

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Carmen Calvo contra el romanticismo

Pedro Sánchez ha sorprendido con un gabinete aseado, sin estridencias frentepopulistas para calmar a los mercados. Pero ese "giro a la derecha” económico lo compensará con un giro a la izquierda que sólo podrá ser moral-cultural. Preparémonos a una lluvia de medidas feministas, homosexualistas y laicistas.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Lágrimas negras

Usted, señor Rajoy, ha supeditado el interés de España a la conveniencia de su pútrido partido

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El largo 68, de la ETA a las aulas

El mayo del 68 derivó en varios movimientos que han perdurado hasta nuestra época y cambiado nuestra sociedad. Algunos miembros se quedaron en el activismo armado, otros treparon a las cumbres de la política y los últimos transformaron la educación y la cultura.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Mayo del 68, o el triunfo de los niñatos

Mayo del 68 fue una kermesse violenta de hijos de papá que despreciaban los valores y el modo de vida de la generación anterior Publicado en Disidencia

Por Francisco J Contreras Leer columna

Encuesta
Ante la actuación de los paises de EU en el caso Puigdemont ¿cobra sentido la decisión britanica del Brexit?

a) si
b) no

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo