Lunes, 22 de julio de 2019

Comentario al Evangelio del Domingo por Monseñor Jesús Sanz

Se despidió sin marcharse

     Maestros hubo muchos en Israel. Hablaron de parte de Dios como profetas, o fueron falsos y hablaron desde sí mismos y su ideología. Pero al llegar Jesús, el esperado como palabra última y primera, todo cambió. Él hablaba como quien tiene autoridad, y junto a Él la gente crecía, maduraba. Ha habido alguien en la historia que ha realizado el sueño de Dios sobre el hombre, alguien que no ha cambiado este sueño en pesadilla, alguien que ha sido feliz en la única dependencia que hace libres: la de Dios. Toda la historia precedente estaba demasiado henchida de otras alternativas de dicha a las ofrecidas por Dios: las fru­tas prohibidas del Edén, las torres confusas de Babel, los ídolos de dioses falsos. Jesús ha inaugurado un modo nuevo de ser y de estar ante Dios, ante los hombres y ante el mundo. Con el cumplimiento de la vida terrestre del Señor no termina aquí su misión. Porque esa novedad de un pueblo, por Él inaugurada, no termina con su ascensión al Padre. Jesús entrando en el cielo abre la puerta hasta entonces cerrada por todos los pecados y pesadillas humanas.

     Lucas, que comienza su Evangelio en el Templo, cuando es presentado Jesús niño, también lo concluye en el Templo con los discípu­los de ese Jesús como portadores de su Presencia y portavoces de su Palabra. Han de esperar aún la llegada del Espíritu prometido, hasta que sean revestidos de la fuerza de lo alto. Aquellos discípulos quedaron embo­bados ante el trance de esta despedida, ante el adiós menos deseado y más temido, el adiós de quien más amaron y amarán los hombres que han amado de veras. Por eso, los ángeles arrancarán a los discípulos de su inmovilismo, para de­cirles lo mismo que les dijo Jesús: no os quedéis mirando al cielo. Hay mucho que hacer.

     No era una despedida la de Jesús, para provocar nostalgias románticas ni tristes sentimentalismos. Era un adiós para un nuevo encuentro con quien prometió estar de otro modo entre ellos “hasta el fin del mundo”. Por eso “se volvieron a Jerusalén con gran alegría”, con una actitud tan distinta a días atrás cuando se encerraron a cal y canto por miedo a los judíos. Como el Padre envió a Jesús, ahora Él envía a los suyos. Ahora ten­drán que contar a todos, lo que han visto y oído, lo que palparon sus manos, su convivencia con el Hijo de Dios. Y Jerusalén se llenará de alegría, de la de estos discípulos, la que Jesús puso en sus corazones y nada ni nadie podrá arrebatar. De esto, como en un eterno hoy, nosotros somos testigos. Jesús se despidió de los suyos, pero no se marchó: se quedó de otra manera. Es el misterio de la Ascensión.

     + Fr. Jesús Sanz Montes, ofm
     Arzobispo de Oviedo


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

HICIMOS CUMBRE…

Una vez más la estulticia que parece ser, últimamente, un mal endémico en ciertos personajes públicos de nuestro País, ha hecho cumbre alcanzando la cima de la más elemental y primaria estupidez.

Por Juan J. RubioLeer columna

Lo que significa la defenestración de Roger Scruton

Quienes quieran entender cómo está desapareciendo la libertad de pensamiento y expresión en Europa –y también, por qué está emergiendo una nueva derecha, tildada de “populista” o “ultra”- deberían conocer el affaire Scruton. Ocurrió en abril, pero ha pasado desapercibido en España. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

'La Manada' y Andalucía

¿Es 'la Manada' una colección de monstruos o un producto social minuciosamente elaborado? Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El método del caso

Les propongo un caso para comprender el lío ese de los Presupuestos de la nueva Junta que tanto huele a vieja Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Renato Cristin y los señores del caos

Ahora la inmigración es extraoccidental y masiva, y amenaza introducir en Europa a millones de personas que proceden de culturas anti-liberales. El liberalismo buenista-xenofílico de fronteras abiertas representa, pues, “una traición al verdadero liberalismo”, como afirma Bruce Bawer.  Publicado en Aktuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

EN EL ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE RAFAEL ALBERTI

Se cumplirá dentro de poco el XX aniversario de la muerte del poeta Rafael Alberti.

Por Jose María Garcia Tuñon AzaLeer columna

1936 El eterno retorno

España parece sumida en un bucle temporal, tema abordado con cierta frecuencia por el cine y conocido en tierras americanas con el nombre del día de la marmota. Asunto que interesó al filósofo alemán, Nietzsche,  hasta el punto de proponer la teoría del eterno retorno.

Por María Alú Leer columna

«ABUELO, ¿DÓNDE ESTÁ ESPAÑA?»

Después del espectáculo vergonzoso, para la mayoría de los españoles, que el pasado día 21 de mayo consintió la presidenta del Congreso, la socialista Meritxel Batet al admitir a los parlamentarios independentistas todo tipo de juramentos convirtiendo la Cámara en un espectáculo bochornoso y lamentable, parece haber terminado, seguro que vendrán otros, cuando los presos políticos independentistas fueron suspendidos como diputados.

Por Jose María Garcia Tuñon AzaLeer columna

OVIEDO NO SE PUEDE RENDIR

El frente popular quiso acabar con Oviedo por dos veces de manera violenta dado que en aquellos tiempos lo jerarcas comunistas como Stalin pensaban que el marxismo debía imponerse a sangre y fuego.

Por Togas y Dignidad Leer columna

EXTRAÑO CLIMA ELECTORAL

Hace poco tiempo asistimos al inesperado espectáculo, no detectado por la encuestas a las que además todos habíamos creímos, de la derrota de la izquierda radical en su bastión más pétreo, Andalucía.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Valls y VOX

Enmanuel Valls tiene una actitud frente a VOX altamente preocupante.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Encuesta
Si no hay gobierno de derechas en Madrid y Murcia ¿Quién será el culpable VOX o Ciudadanos?

a) Ciudadanos es el que se niega a hablar con VOX
b) VOX porque su principal objetivo debe ser desalojar a la izda golpista

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo