Domingo, 28 de febrero de 2021

La libertad profunda del hombre

SIEMPRE, O CASI, NOS PASA LO MISMO

                       No sé porqué, o si hay razón alguna para algo que he observado y no sin mucha tristeza. Me refiero a los casos, infinidad de casos, en que nuestros hijos -a mí no me ha sucedido, pero también me culpo-,  aun creciendo y educándose en parámetros de significación política en el régimen anterior, han derivado, a veces con intensa furia radical y sin motivos aparentes, en una feroz e incompresible oposición a cuanto representaban sus padres. Me refiero a esa cantidad de actuales miembros de partidos marxistas, socialista y comunistas, que son descendiente directos de militantes franquistas, de afiliados a Falange, si bien con la T de tradicionalistas, o de grupos muy centrados, o que incluso  ellos mismos fueron parte  de la estructura política de aqueo tiempo, y que hoy, en una pirueta emocional infumable, aparecen como adalides furibundos de partidos absolutamente, no ya distintas, sino de extremada oposición a lo que vivieron en sus casas, en sus familias, en sus entornos.

 

                   Cuando uno repasa, en somero vistazo, a gentes como Teresa de la Vega, a Jose Bono, a Revilla, o a los Chaves, Griñán, a Manu Menéndez, hija de militar franquista,  ( y qué decir de ese submarino letal a su patria que es el inefable López Guerra,) la verdad solo nos queda reconocer lo mal que lo hemos hecho; que por hacerlo fatal, ni tan siquiera supinos “lavar cerebros”, como estúpidamente nos acusan  unos cuantos., y no evitar esta sangría de voluntades para convertirse en los primeros y más resentidos enemigos. Todos, gentes con  un pedigrí tan “azulado” que ya quisieran muchos parecerse un poco. De la Vega, hija de un condecorado hombre del dictador, ocupando nada menos que una Vicepresidencia de Estado socialista; José Bono, hijo de un Jefe Local de FET de las Jons, llegando a ser Ministro socialista: Revilla, un antiguo representante de la Guardia de Franco y luego Presidente de un partido aliado con el socialismo; y este José Luis López  Guerra, hijo de un auténtico caballero militar, falangista y poeta, ejemplo de odio visceral (el hijo), a una España nacional, para entendernos, y ahora socialista visceral y ejecutor de una de las mayores traiciones a nuestra nación, como valedor de la enmienda contra le ley Parot  antiterrorista.

 

                     Algo hemos hecho mal cuando tantos, los que cito arriba son el anuncio escueto de miles y miles que conocemos todos en nuestras ciudades y pueblos, en nuestras comunidades, son la prueba triste de nuestra torpeza a la hora de trasmitir a nuestra gente la verdad de nuestro mensaje, el testimonio de una lucha al servicio de la sociedad y de España, al sacrificio voluntario para reconstruir en paz a un país en ruinas, a instalar en nuestro jóvenes, a los hombres y mujeres de España, la noble tarea de convivencia sin discriminaciones ni venganzas. Algo se hizo mal, cuando no acertamos a educar a nuestros próximos en la idea de una patria grande en justicia social, en proyecto común, en ilusiones para un futuro mejor. Porque ahora vemos, con dolor,  la imagen de unos hijos con los puños cerrados, cantando himnos soviéticos, asesinando neonatos, a levantar sepulturas sin amor, a resucitar un  “No pasarán”, ejemplo de intransigencia y de intolerancia. De total rechazo democrático.

 

                      Acaso nos quede sin más remedio que volver a salir a las calles, como uno mismo hacía con 10 años, o 12, cantando desde las Centurias del Frente de Juventudes, de las Falange Juveniles, aquellos versos de “Prietas las filas, recias marciales, nuestras escuadras van, cara la mañana que nos promete, Patria, Justicia y Pan”..

 

                                                                     EDUARDO LÓPEZ PASCUAL


Comentarios

Por Sara Villanueva 2014-01-31 15:20:00

El mal está en la educación que les dieron relegando, como sucede ahora, a los suyos y en un exceso de liberalidad poner en los puestos claves de la cultura y de la enseñanza a los que defendian las consignas del odio y la venganza. Vean sino en Oviedo como fue nombrado ilegalmente director del museo provincial en aquel tiempo un excondenado a muerte cesando injusta e ilegalmente al que ya estaba nombrado y era más capaz y leal al movimiento


Por Enrique 2014-01-28 11:19:00

Estupendo reconocimiento de culpas. Es cierto, la educación de algunos fue mejorable. A lo mejor falló la explicación de los motivos y el exceso de compasión hacia el adversario. Sin embargo también falló Jesucristo en la elección de discípulos y eso que era Dios.


Por El sobrino 2014-01-26 16:49:00

Don Paco , le cedo los derechos de autor. Un abrazo


Por paco alaman 2014-01-26 00:18:00

Me contaron hace tiempo, ya soy viejo, un chiste de un coreano. Se había perdido por el paralelo 38 en plena guerra. Era de noche y le da el alto una patrulla de soldados, le dicen ¿coleano del nolte o del sul? Contesta el perdido.- del sul. Le responden, somos del nolte y le dan una paliza. Sigue nuestro perdido caminando, se encuentra otra patrulla, le preguntan ¿del nolte o del sul? El pobre contesta de norte, le dicen que son del sul y le dan una paliza. Sigue el pobre su camino. Se encuentra otra patrulla, le preguntan ¿del nolte o del sul? El perdido implora ¡DILO TÚ PRIMERO, COÑO! Todos los citados, si resucitase Franco, ya sabemos lo que dirían. Y a mí me pondrían verde. Por pobre progre, enemigo del Glorioso Alzamiento Nacional. Decía mi padre, más viejo y más sabio que yo, que esta gente es como el aceite y el agua. Machacan a los de abajo, estos se cabrean, se revuelven, al ver todo el vaso igual se quedan contentos, porque ya era hora. A la mañana siguiente ilusionados miran al vaso. Y otra vez esta el aceite arriba.


Por ASTUR 2014-01-25 21:59:00

Pienso que los falangistas, que muy poco hubo de verdad en la época franquista, no tienen culpa alguna de lo que después hicieron sus hijos. Estos, como otros que en épocas anteriores se pasaron al falangismo para arrimarse al cajón del pan, son los únicos culpables y si hicieron lo que hicieron, es decir, renunciar a las ideas paternas, fue porque también quisieron acercarse al cajón del pan. Los apriovechados los hubo, los hay y los habrá siempre


Comentar

Columnistas

Jugando a legislar

Primero se trató de la igualdad de géneros, algo que podría considerarse lógico y conveniente tratándose de igualdad de oportunidades, igualdad de emolumentos, etc. pero nunca una pretendida igualdad de sexo, de persona, de individuo, lo que traería consecuentemente, en fin, la anulación de los conceptos varón-hembra, hombre-mujer, caballero-señora y que repercutiría sin duda, en los significados de marido-esposa y padre-madre.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Un espectador estupefacto ante el batiburrillo medicinal

Nos azota una peste anunciada como leve, semejante a un catarro y tal vez con uno o dos muertos. Ya van ochenta mil.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Defensa de los trans y ataque a las mujeres. ¿Qué más nos van a quitar a las mujeres?

Uno se sorprenderá ante semejante título, ya que en los últimos tiempos se diría que la mujer no hace más que ganar derechos antes vetados, así como igualdad de trato en todos los sentidos. Me parece, a la vista de lo que recojo a continuación, que la cosa no es tan clara ni tan sencilla como nos la quieren hacer ver.

Por Manuela Fernández JunqueraLeer columna

Aquella Reválida

"Trae de Granada los baúles y de Sevilla las maletas". Esta frase, escrita así como parte de un texto dictado en el examen de aquella "nuestra" Reválida, podría acarrear un suspenso en la materia de Lengua Española.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

Una cuestión de huevos

Repetidamente y me temo que con pesadez, me he preguntado desde este mismo medio, hasta dónde podría llegar nuestra capacidad de asombro (o poder zaumásico como leíamos en un manual de filosofía de D. Adolfo Muñoz Alonso), ante las ocurrencias y determinaciones con que cada día la ponen a prueba nuestros actuales políticos.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

UN SOMERO ANÁLISIS ACERCA DEL ESTADO,  CORRIJO, DE ESTE ESTADO, POR UN PUEBLERINO EN HORAS LAXAS…

Los pilares que sustentan la construcción de nuestro Estado-Nación, están erosionados y corren el peligro de venirse abajo

Por Juan J. RubioLeer columna

El Hospital Isabel Zendal y Victor Hugo

Se preguntarán los lectores qué relación puede haber entre los dos nombres y apellidos del título que antecede a lo que he de contestar que no mucha ni directa; simplemente se trata de poner un titular algo llamativo y coger por los pelos el tema que pretendo abordar.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Teorema sobre la patata, el aguacate y su relación empírica con la factura de la luz

Así es: si teorema es "una proposición demostrable lógicamente partiendo de axiomas, postulados u otras proposiciones ya demostradas", doña Ione Belarra Urteaga, secretaria de Estado para la Agencia del 2030, nos ha formulado uno de ellos recientemente, dejándonos pasmados, boquiabiertos, patidifusos y también ¡cómo no! pasmadas, boquiabiertas y patidifusas, en una extraordinaria manifestación de sus conocimientos en materias tan diversas que a nadie se le ocurriría relacionarlas entre sí en el caso que nos ocupa.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

EL RESULTADO DE 40 AÑOS DE INESTABILIDAD FAMILIAR

Se hicieron públicos hace unas semanas los datos demográficos definitivos de 2019: más terroríficos que nunca, tan desatendidos como siempre. Ofrecen la imagen de un país en rápido despeñamiento hacia el suicidio poblacional. Publicado en La Gaceta de la Iberosfera

Por Francisco J Contreras Leer columna

La vida no sigue igual

A la sombra de la pandemia se van recortando los logros conseguidos en ochenta años.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Herodes y los intelectuales

Los Magos buscaban la Verdad y para encontrarla se embarcan en un largo e incierto viaje Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Conseguirá la presidencia de la Generalitat Salvador Illa?

a) No, porque a Esquerra lle perjudica
b) Si. lo apoyará Esquerra su socio en Madrid

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo