Martes, 31 de marzo de 2020

a proposito del caso delcy

Auténticas entrevistas falsas


Tal era el título de un programa radiofónico de humor que allá por la década de los 50 se emitía, no recuerdo en este momento por qué emisora nacional, en una época en que la televisión no tenía el protagonismo que disfruta actualmente y la radio dominaba el medio. Y no se me interprete como que considero a la radio algo inferior pues no opino así ni mucho menos y sigo escuchándola y valorándola hoy día, llena de muchos y excelentes profesionales que nos ofrecen estupendos y variados programas dignos del mayor aplauso.

Traía a colación lo de las auténticas entrevistas falsas, recordando, una vez más y ya serán cientos, la entrevista sí entrevista, no entrevista, sí pero no, no pero sí, tal vez, quizá, sí pero no fué así porque fué asá, en fin que se lo pregunten a Delcy que estuvo en tránsito pero no estuvo en tránsito, que no pisó, que sí pisó suelo comunitario sino que solo pisó un pie o los dos al ministro Ábalos con el que estuvo pero no estuvo, se entrevistó pero no se entrevistó, habló pero no habló, no le traía un recado para Pedro Sánchez, sí le traía, pero recuerdos nada más, especialmente de un ministro que pasaba por allí y era amigo del señor Ábalos que también pasaba por allí, en fin que, visto todo lo anterior nos queda una claridad tan meridiana en torno a lo sucedido en el aeropuerto de Adolfo Suárez-Madrid-Barajas, que parece que todos estuvimos allí pero no estuvimos allí, que presenciamos los hechos pero no los presenciamos y fuimos testigos pero no fuimos testigos de la entrevista no entrevista habida pero no habida entre la señora Delcy Rodríguez y el señor José Luis Abalos, y que, al final de tanta claridad, nos queda la seguridad de que la señora Delcy es un ser etéreo que acompaña todos sus radicales encantos con el don de la ubicuidad que como sabemos y la RAE lo confirma, es la facultad que poseen algunas personas de estar al mismo tiempo en dos sitios distintos y, si nos apuran más, como Dios, en todas partes ya que "ubique" significa por lo visto eso: "en todas partes".

Nos quedaría pues, dada nuestra proverbial amabilidad y delicadeza, dar la bienvenida a nuestra ilustre visitante pero nos asalta la duda de la posibilitad de meter la pata en cuanto al lugar al que  le daríamos la bienvenida pues correríamos el peligro de que nos contestase la susodicha, etérea y ubicua señora: "¿Por qué me da usted la bienvenida si yo no he venido a ninguna parte? ¿No ve usted que no estoy aquí? Pregúntele si no, al señor Ábalos que es el más indicado para aclarárselo" con lo que quedaríamos, como se dice, no sé por qué, "más corridos que una mona", papel que, la verdad, no nos gustaría en absoluto interpretar, pues para monos y monas ya tenemos y no tenemos en Gibraltar donde haber, háylos y en abundancia.




Francisco Alonso-Graña del Valle



Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

China: mentira cochina

Ya hemos escrito varias veces sobre el tema del coronavirus que nos está invadiendo y que, si Dios no lo remedia, afectará a toda la Humanidad

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

LAS LECCIONES QUE NOS VA DANDO EL CORONAVIRUS

En el momento actual, parece que han coincidido en la crisis del Covid-19 unos ciudadanos amorfos, indolentes, impregnados de valores consumistas y egoístas en general, con el peor gobierno de la Historia de España desde Fernando VII

Por José Luis LafuenteLeer columna

 Cuarentena por coronavirus

Nueva experiencias: Sano, descansado, sin más achaques que los habituales de  mi ya vetusta edad y con ganas de ver (¡ah, ese morbo que más o menos llevamos latente!) el nuevo ambiente callejero propiciado por las actuales circunstancias "pandémicas", pienso en las medidas aconsejadas y dictadas por quienes tienen poder para ello y, sometiéndome a lo exigido, me pongo en el papel del ciudadano ejemplar, dejo que mi mujer salga a la calle por ineludibles deberes,  le recuerdo una vez más las normas que nos repiten con necesaria reiteración desde todos los puntos y, aunque a última hora estoy a punto de acompañarla, renuncio y decido seguir mi enclaustramiento voluntario que ya se prolonga desde el pasado fin de semana.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Efectos del coronavirus

Los efectos del coronavirus están siendo deletéreos para la salud y para la economía, estando ésta en total desaceleración mucho antes de aparecer el virus.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Poema de las reivindicaciones*

Borracha y muy sola a casa llegóuna linda moza y su padre la vió.Al ver el estado en que la encontró,riñóla furioso y dos tortas le dió.

Por Juglar GasparLeer columna

 Creatividad, glándulas mamarias femeninas y croquetas

Lo sutil y delicado en todos los aspectos era hasta ahora, si no exclusivo y privativo de la mujer, al menos sí frecuente y algo, en cierto modo, personal y propio.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

 Día Internacional de la Mujer

Como ya saben, el pasado domingo 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer con la batahola feminista de los partidos de izquierda, con sus pasquines, eslóganes y pancartas rezumando odio hacia el hombre y hacia la religión cristiana

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

A remolque

Lo previsto. Nuestras perspectivas van siendo superadas a medida que el tiempo, implacable, sigue corriendo. Nuestro bi-gobierno no da una a derechas (claro, pues esto sería antinatural ya que todos los que propiciaron o están situados hoy a las cabezas de ese engendro, tienden a la otra mano, excepto el PNV que lava y tiende la ropa de sus conveniencias, al aire que más caliente).

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

El ébola y el coronavirus.

Como ya hemos dicho muchas veces en este blog, nos gusta "recuperar la memoria histórica", oiga. Vamos a ello viendo el cinismo, las mentiras  y "reacciones" de socialistas y comunistas, ante los casos del ébola, y del actual coronavirus.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Variaciones sobre el caso Delcy y otras divagaciones

Aunque, dada nuestra situación política actual, se puede uno encontrar ya casi sin sobresaltos y a diario con casos y cosas que en otro tiempo serían sorprendentes e increíbles, nunca llegamos a sospechar que alcanzaríamos los niveles que estamos consiguiendo y que, insistimos machaconamente, seguro que día tras día superaremos ampliamente con toda seguridad.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿Cree que el Gobierno español está gestionando bien la crisis del coronavirus?

a) No, ni tiene la capacidad ni la responsabilidad necesarias
b) Si porque es una situación incontrolable

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo