Jueves, 22 de abril de 2021

Cuando la inoportunidad aparece y Kafka se queda corto...

La metamorfosis sufrida por ese partido y que es hoy sin duda su señal de identidad, deja pequeña la famosa de la no menos famosa novela de Kafka y merecería un estudio más profundo que el que yo pueda aportar pues tantas interpretaciones y estudios ha generado, que yo no me considero capacitado para glosarlas, cosa que no pretendo, así como tampoco pretendo comparar a la señora Inés Arrimadas con una especie de cucaracha. Nada más lejos de mi intención.

Quedan ya muy distantes aquellos tiempos de la aparición del partido que estamos citando y sus primeras intenciones programáticas. Muy pronto, alguno de sus fundadores, Albert Boabdella y otros se descolgaron del proyecto, abandonándolo casi cuando no había florecido. Apareció entonces un líder, joven, bien preparado, buen dialéctico, azote del independentismo y que logró hasta triunfar en unas elecciones autonómicas catalanas. Vino después el tirón que ejerce la capital de España para cualquier político que desee brillar a nivel nacional y a esta tentación sucumbió Albert Rivera trasladando a Madrid su centro de actuación, abandonando solares más escabrosos donde debería soportar una presión fuerte y continua. También llegó a tener su momento de gloria, consiguiendo un gran éxito en las elecciones de 28 de Abril de 2019 con  57 escaños, algo que le hizo creer que sería o en su mente ya era, el líder más cualificado de la oposición al PSOE y Cía. Tanto se lo creyó, que sin tardar mucho  y en otras elecciones, 10 de Noviembre del mismo año, consiguió solamente 10 escaños, rotundo fracaso que le hizo caer de su nube y que le llevó al abandono de su puesto así como de toda actividad política.

Se hizo cargo entonces del partido, una prometedora Inés Arrimadas que había tenido una gran presencia y mérito en aquellas citadas y ganadas elecciones catalanas así como en las generales exitosas y que reunía reconocida y suficiente capacidad para ocupar un cargo tan importante y de tanta responsabilidad.

Desgraciadamente, creemos, esta nueva y prometedora figura, resultó víctima de la metamorfosis que desde sus inicios caracterizó al partido y fue sembrando el desconcierto y falta de confianza entre sus habituales y sus posibles electores merced a sus intervenciones en las que, para no complicarnos la vida diremos que aportaba "una de cal y otra de arena". Lo principal y fatídico fue que este desconcierto se reflejó sin tardar en el momento clave de los comicios y en los catalanes, el partido siguió cuesta abajo a mayor velocidad que la deseada hasta el punto de protagonizar un espectacular descenso en el número de representantes conseguidos, 6, con Carlos Carrizosa a la cabeza.

Lo malo es que para mayor desgracia, no terminó en este punto la metamorfosis pues cayendo una vez más nuestra protagonista en el horror y error, hoy tan comunes y cobardes de que se considere su ideología de derechas (en el centro derecha se le viene clasificando), nos sorprende hoy con una asombrosa decisión por lo visto no tan asombrosa si creemos como es comentario general, que ya se venía gestando en la sombra o más bien en la oscuridad de unos tratos con lo más selecto de nuestros actuales gobernantes.

Como creo que me he alargado más de lo debido en los antecedentes más que en la consideración del caso, debo terminar reconociendo que, a pesar de lo que se pudiese sospechar, nunca creí que este partido y esta señora iban a protagonizar una de las inoportunidades políticas más incalificables y censurables de nuestro democrático presente que no cabe duda arrastrará consecuencias graves y diversas, algunas de las cuales me atrevo a augurar no serán muy beneficiosas para sus aspiraciones. (1)


  1. Con la rapidez de reflejos que la caracteriza, Isabel Díaz Ayuso, ha dispuesto sobre la marcha  la convocatoria de unas elecciones anticipadas en su comunidad que ojalá prosperen para que pueda deshacerse de incómodos compañeros de viaje. Los ataques, críticas y zancadillas que está propiciando esta decisión, nos demuestran su acierto y oportunidad.



Francisco Alonso-Graña del Valle


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Shellenberger, el ecologista racional

Shellenberger representa el ecologismo racional, en franca minoría frente al pseudorreligioso en el que la naturaleza ocupa el lugar de Dios. No es sólo que la apuesta por las energías renovables haya resultado antieconómica. Es que se ha convertido en una pseudorreligión milenarista Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Los mozárabes a escena

Una historia triste que poco tiene que ver con el desgastado mito de las Tres Culturas Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El voto libre, un valor en baja

Era el voto el único momento y, en realidad solo a medias (listas cerradas), en que el ciudadano ejercía de forma efectiva esa llamada libertad derivada de esa otra, vamos a decirlo en verso, falacia llamada democracia.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

San Ignacio de Loyola, Pablo Casado y el Miércoles de Ceniza

En los momentos actuales y, en referencia a algunos aconteceres políticos, no resulta difícil relacionar entre sí los elementos del título que antecede o anteceden:

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad VI

Se encuentra el mundo sumido en una peste producida por un virus llamado Covid 19, popularmente conocido como virus chino. Pero el problema, aparte de merecer un análisis médico en el que no voy a entrar por no ser un estudioso del tema y además haber dedicado ya un artículo al estupor que nos produce a los profanos el batiburrillo sanitario al respecto, presenta otras facetas de tipo sociológico, político e incluso geoestratégico sobre las cuales es necesario reflexionar.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Cuando la inoportunidad aparece y Kafka se queda corto...

Y es que, por el momento, no se me ocurre o no quiero que se me ocurra otro calificativo que metamorfosis ante la última decisión de la presidente de Cs, de alinearse ostensible, práctica y realmente con el PSOE y Cía., iniciando esta alineación con una moción de censura contra el gobierno de Murcia donde Fernando López Miras había sustituido a Pedro Antonio Sánchez que ya hubo de abandonar para defenderse de los ataques que sufría. Ambos PP.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Disparos en la sien

He de confesar en primer lugar que fuí de los que se alegraron con la elección de Pablo Casado como presidente del partido tras su confrontación con Soraya Sainz de Santamaría.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

El catolicismo ante la pandemia

La respuesta de la Iglesia al tremendo desafío espiritual ha sido social e institucionalmente irrelevante. Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

La doctora Soh y el fin de la mujer

No es sólo que los trans-activistas hayan superado la intolerancia de las feministas: es que han llevado al extremo la lógica feminista de deconstrucción. No, la ciencia no nos protegerá: está siendo asaltada por los fanáticos. Tendremos que defendernos nosotros. Publicado en Aktual

Por Francisco J Contreras Leer columna

Jugando a legislar

Primero se trató de la igualdad des géneros, algo que podría considerarse lógico y conveniente tratándose de igualdad de oportunidades, igualdad de emolumentos, etc. pero nunca una pretendida igualdad de sexo, de persona, de individuo, lo que traería consecuentemente, en fin, la anulación de los conceptos varón-hembra, hombre-mujer, caballero-señora y que repercutiría sin duda, en los significados de marido-esposa y padre-madre.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Un espectador estupefacto ante el batiburrillo medicinal

Nos azota una peste anunciada como leve, semejante a un catarro y tal vez con uno o dos muertos. Ya van ochenta mil.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Encuesta
¿Quien ganará las elecciones en Madrid?

a) La Derecha
b) El conglomerado de izquierdas

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo