Viernes, 21 de febrero de 2020

CUANDO LAS MUJERES RENIEGAN DE OTRAS MUJERES

. Pero resulta que una periodista, muy listilla, llamada Lorena G. Maldonado, acaba de publicar un artículo que se mete con ella y con Mercedes Sanz Bachiller que más que un artículo se parece más a un informe de un médico forense, porque comienza así: «La primera con su cabello corto, con su mandíbula prominente y su dentadura oscura, con su labio fino, apretado, de insobornable falangista. La segunda, con sus trenzas acabada en moño, sus mofletes blandos, su lunar en el pómulo y los ojos de anfibio separados, suavemente discordante dentro del movimiento».

Esta periodista, ha escrito el artículo para propagar una obra de teatro que, al parecer,  se estrenó hace días en Madrid: y que, según ella, fueron pioneras, Pilar y Mercedes, en tiranizar a la mitad del país Añadía también: «hembras influyentes en esa época en la que las mujeres eran ciudadanas de segunda y vivían anuladas y oprimidas por un Régimen tiránico y patriarcal». ¡Ahí queda eso! Supongo que hablará solo por ella porque nadie le pudo haber dado la representación para hablar de una época que ella no vivió, aunque hubiera sido igual de haberla vivido. Bebe de las fuentes que le interesan porque lo lleva en la sangre cuando escribe lo que escribe. Como da la casualidad de que yo bebo de mi propia fuente, porque sí viví esa época, le digo a esta fementida periodista que no sabe lo que dice. Para decir o escribir ciertas cosas, tiene que demostrarlo, y ella no demuestra nada de nada. Suelta esa babayada, que decimos los asturianos, y ya está. Queda muy contenta. Cita a una tercera mujer, pero en este caso, solo quiero referirme a lo que escribe o se refiere a las falangistas.

La obra a la que alude  la periodista se titula La Sección. Es de Ruth Sánchez González y Jessica Belda. «El falangismo, como muchas ideologías, era bastante machista. Sin embargo, tenía una Sección Femenina desde sus inicios. Aquí la gran paradoja. Estas mujeres eran machistas a la vez que eran mujeres muy organizadas entre ellas». Es la gran babayada que ha soltado al periódico El Español la listilla Ruth Sánchez. Mire Vd. machista habrá sido su madre porque la mía fue de la Sección Femenina, mi suegra también, y nunca fueron tal cosa. Más adelante, añade: «La Sección Femenina, tanto antes de la guerra como después, era una organización destinada al buen funcionamiento de las mujeres como madres. Las mujeres eran únicamente el motor de la maternidad». ¡Toma ya! Mayor gilipollez, imposible. Lo nunca visto sería que pudieran parir los hombres.

Para nada se acuerda de otras mujeres que pasaron por la Sección Femenina y dejaron una herencia en el mundo de la pintura, la literatura, la abogacía, la medicina, etc. No sabe que existieron, por poner unos pocos ejemplos: Sara Barranco Soro, escritora, poetisa, actriz; Mercedes Fórmica, abogada y gran defensora de la mujer y afiliada a Falange desde los primeros días; Teresa Loring, enfermera que como tal realizó una enorme labor durante la guerra; lo mismo que Irene Larios; Concha Espina, una de las escritoras más brillante del pasado siglo; Carmen de Icaza, la novelista más traducida a otros idiomas; Marichu de la Mora, directora que fue de la revista Y, dónde colaboraban, entre otros, Eugenio d?Ors y Dionisio Ridruejo. De este último dicen que Marichu fue la mujer que le inspiró muchos de los poemas de la nueva obra que estaba escribiendo y que tituló Primer libro de amor. También hubo mujeres de la Sección Femenina que fueron asesinadas, entre ellas María Paz Martínez de Unciti, Carmen Tronchoni, y así hasta un total de 57, recuerda Pilar Primo de Rivera.

El artículo de la periodista tiene presente que Pilar Primo de Rivera manejó la Sección Femenina a lo largo de 40 años. Es cierto, pero si ahora nos ponemos a escribir nombres de aquellas personas que llevan ahora mismo muy cerca de ese tiempo en política, es muy posible que nos faltara espacio. Dice también el artículo, que «para ellas, las hembras tenían dos destinos posibles: o la familia, o la religión. Lo demás era un despojo». Falso, totalmente falso, hubo infinidad de mujeres que vivieron de su trabajo. Ni tan siquiera se casaron e incluso estuvieron divorciadas. Está visto que para algunas mentes era mejor volver a los tiempos de  ¡Hijos sí, maridos no!  

Y termino con una cita del nada sospechoso Paul Preston. Dice este hispanista que, en algún sentido, «Mercedes [Sanz Bachiller] estaba más próxima a Margarita Nelken que a Pilar Primo de Rivera». Por eso nunca se debe generalizar. Y ahora que citamos a la socialista Nelken, debemos recordar que ésta fue contraria al derecho de sufragio a las mujeres en 1931. Así, pues, nunca sabremos lo que hubiera votado Mercedes, pero sí sabemos lo que votó Margarita y su compañera, la también socialista, Victoria Kent. Así que: lecciones las mínimas.


.                                                                  JOSÉ Mª GARCIA DE TUÑÓN AZA


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

¡Qué verde era mi valle!

La verdad es que podemos considerar tanto el título como el subtítulo de este artículo como un par de elementos surrealistas pues sería muy laborioso buscarles alguna relación con el escrito que quizá algún lector benevolente llegue a leer de principio a fin, pero tiene "su aquéllo", no lo niego.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

Las apariencias

Vivimos en unos tiempos  de apariencia y ostentación, en los que es más importante el aparentar que el ser.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

GISTÁU

Mi relación con el recientemente fallecido periodista David Gistáu, fué simplemente la de lector. No voy ahora a dármelas de ser amigo personal ni asiduo seguidor de sus artículos ni de su obra en general.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

 "Historias ocultadas del nacionalismo catalán"

Así se intitula el libro de Javier Barraycoa, Editorial LIBROSLIBRES, 2.011, 365 páginas, incluido el índice Onomástico.Este libro la verdad es que no tiene desperdicio.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Auténticas entrevistas falsas

Tal era el título de un programa radiofónico de humor que allá por la década de los 50 se emitía, no recuerdo en este momento por qué emisora nacional, en una época en que la televisión no tenía el protagonismo que disfruta actualmente y la radio dominaba el medio.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

 Los demagogos

De lo que casi nadie habla es de la demagogia que campa por sus respetos en los sistemas "democráticos", demagogia que ya aparecía en la antigua Grecia.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Obstetricia y ministerios

También sería de gran interés conocer el "curriculum" personal de algunos de los nuevos titulares de los diversos cargos, cuyos méritos para acceder a puestos de tanta responsabilidad y en cuyas manos están, en estos momentos, nuestro presente y futuro, quizá nos harían palidecer y no precisamente de esperanzada confianza  y entusiástica ilusión.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Ni criterio, ni ideología

Lo que le importa a esta casta es descabalgar del poder a los "enemigos", importándole un bledo, dos cominos y tres dídimos el bienestar de los españoles. Para eso está el pacto de la duerna, oiga.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Política aeronáutica

Entre las grandes novedades que nos está ofreciendo nuestro actual presidente de gobierno, está el utilizar el vuelo en los varios desplazamientos necesarios y no tan necesarios para sus labores presidenciales y otras no tan presidenciales.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

Ilustres corregidores

Aunque el término más simple y adecuado a la idea que pretendo exponer sería "correctores", de corregir, no de co-regir, utilizo el que figura en el título por considerarlo más sonoro y llamativo, esperando disculpen la licencia.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

¿Es progreso la eutanasia?

Toda sociedad envejecida debe decidir si invierte en atención a los ancianos o si impulsa la eutanasia. Nuestro Gobierno social-comunista parece haber decidido que lo progresista es lo segundo. Publicado en el Debate

Por Francisco J Contreras Leer columna

Encuesta
¿Inducirá el nuevo gobierno una nueva quema de iglesias como prometieron miembros de Unidas Podemos?

a) No lo hará, quedaría desprestigiado ante Occidente
b) Enseguida quieren aplastar a sus enemigos y la Iglesia es el principal

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo