Sabado, 28 de marzo de 2020

Una experiencia casera

 Cuarentena por coronavirus

Una vez decidido, solo en mi casa, intento trazar un plan de actividad para no caer en la dejadez o en la anarquía y para empezar (hasta este momento y durante aseo y desayuno suelo escuchar la radio madrugadora), enciendo el televisor, inédito para mí a estas horas mañaneras en la jornada diaria, enciendo digo, el televisor a voleo y claro, me encuentro contemplando uno de esos anuncios de duración kilométrica o indefinida que con todo entusiasmo presentan y ofrecen con todo lujo de detalles unos aparatos más o menos sofisticados y variados que son la última novedad ya sea para dormir mejor, para afeitarse mejor, para aliviar dolores de variada índole, para eliminar los callos, para descansar los pies, para afilar cuchillos, para no roncar durante el sueño, para iluminar el jardín con faroles de alimentación solar, para calentar una habitación rápidamente y a bajo precio, etc., etc., etc. ¡Ah, y se me olvidaba que, a veces te hacen descubrir que tus cañerías (las del agua casera, claro) han experimentado un estrechamiento tan considerable que está a punto de producirse una especie de infarto o atasco en la conducción y del que te ofrecen el remedio. De todos ellos realizan a nuestra vista una demostraciones fan expresiva, en particular los relativos a detergentes para lavar la ropa, que realmente parece que estamos presenciando un programa de magia pues ante nuestros atónitos ojos, desaparecen las manchas de forma insólita. Además, esos artefactos que nos presentan, suelen tener o tendrán a su salida al mercado, un precio determinado de venta al público pero en este preciso momento y merced a no sé qué exclusivos poderes, ese precio es rebajado radicalmente, te dan dos elementos al precio de uno y medio y, en muchos casos, te obsequian además, con  una pulsera de ricas gemas, un espléndido anillo, un reloj, un ahorrador de energía o algún otro elemento que en realidad no sabes muy bien para qué sirve pero que es extraordinario, y como por añadidura, es regalado, no les quiero contar el valor que representa. También, si te encuentras entre las primeras veinte personas que hagan el pedido de uno de esos aparatos justo en ese instante, te lo ponen en casa sin gastos de envío o te regalan alguna otra cosa más.


Bueno, se me pasó el tiempo sin explicarles si llegué a hacer un plan para esta inédita situación y no quiero entretenerles más. En cuanto a lo dicho me queda expresar mi opinión y experiencia sobre estos anuncios que fuí describiendo: La verdad a mi entender, es que entre la enorme bondad de lo anunciado y la realidad no hay un exacto paralelismo pero también es cierto que suele tratarse de aparatos novedosos y no conocidos en el mercado, siempre interesantes y prácticos aunque su manejo y resultados, repito, en mi experiencia, no sean al cien por cien iguales a lo que con tanta expresividad nos presentan. Pero quiero insistir en que no se trata de ninguna trampa ni engaño, no se me interprete mal. Aparte de eso, es de agradecer el entretenimiento que suponen los anuncios que, sin excepción, rebosan una confianza, una alegría y un optimismo tan expresivos y contagiosos que, durante unos cuantos minutos te trasladan a un mundo en el que  crees que tantas bondades son posibles.



Francisco Alonso-Graña del Valle


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

LAS LECCIONES QUE NOS VA DANDO EL CORONAVIRUS

En el momento actual, parece que han coincidido en la crisis del Covid-19 unos ciudadanos amorfos, indolentes, impregnados de valores consumistas y egoístas en general, con el peor gobierno de la Historia de España desde Fernando VII

Por José Luis LafuenteLeer columna

 Cuarentena por coronavirus

Nueva experiencias: Sano, descansado, sin más achaques que los habituales de  mi ya vetusta edad y con ganas de ver (¡ah, ese morbo que más o menos llevamos latente!) el nuevo ambiente callejero propiciado por las actuales circunstancias "pandémicas", pienso en las medidas aconsejadas y dictadas por quienes tienen poder para ello y, sometiéndome a lo exigido, me pongo en el papel del ciudadano ejemplar, dejo que mi mujer salga a la calle por ineludibles deberes,  le recuerdo una vez más las normas que nos repiten con necesaria reiteración desde todos los puntos y, aunque a última hora estoy a punto de acompañarla, renuncio y decido seguir mi enclaustramiento voluntario que ya se prolonga desde el pasado fin de semana.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Efectos del coronavirus

Los efectos del coronavirus están siendo deletéreos para la salud y para la economía, estando ésta en total desaceleración mucho antes de aparecer el virus.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Poema de las reivindicaciones*

Borracha y muy sola a casa llegóuna linda moza y su padre la vió.Al ver el estado en que la encontró,riñóla furioso y dos tortas le dió.

Por Juglar GasparLeer columna

 Creatividad, glándulas mamarias femeninas y croquetas

Lo sutil y delicado en todos los aspectos era hasta ahora, si no exclusivo y privativo de la mujer, al menos sí frecuente y algo, en cierto modo, personal y propio.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

 Día Internacional de la Mujer

Como ya saben, el pasado domingo 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer con la batahola feminista de los partidos de izquierda, con sus pasquines, eslóganes y pancartas rezumando odio hacia el hombre y hacia la religión cristiana

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

A remolque

Lo previsto. Nuestras perspectivas van siendo superadas a medida que el tiempo, implacable, sigue corriendo. Nuestro bi-gobierno no da una a derechas (claro, pues esto sería antinatural ya que todos los que propiciaron o están situados hoy a las cabezas de ese engendro, tienden a la otra mano, excepto el PNV que lava y tiende la ropa de sus conveniencias, al aire que más caliente).

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

El ébola y el coronavirus.

Como ya hemos dicho muchas veces en este blog, nos gusta "recuperar la memoria histórica", oiga. Vamos a ello viendo el cinismo, las mentiras  y "reacciones" de socialistas y comunistas, ante los casos del ébola, y del actual coronavirus.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Variaciones sobre el caso Delcy y otras divagaciones

Aunque, dada nuestra situación política actual, se puede uno encontrar ya casi sin sobresaltos y a diario con casos y cosas que en otro tiempo serían sorprendentes e increíbles, nunca llegamos a sospechar que alcanzaríamos los niveles que estamos consiguiendo y que, insistimos machaconamente, seguro que día tras día superaremos ampliamente con toda seguridad.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Elecciones en la Conferencia Episcopal

El cardenal Omella ha dejado hacer y deshacer al clero secesionista en estos años Publicado en el diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Cree que el Gobierno español está gestionando bien la crisis del coronavirus?

a) No, ni tiene la capacidad ni la responsabilidad necesarias
b) Si porque es una situación incontrolable

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo