Jueves, 22 de abril de 2021

Disparos en la sien

Tras el resultado, para mi gusto bastante cantado, de las elecciones catalanas, me vienen a la memoria, con respecto al PP y sus cifras, en primer lugar, uno de mis primeros artículos titulado "Suicidio político " escrito hace ya bastantes años sobre la aparición del partido Foro Asturias en el panorama político de nuestra autonomía y otros dos, más recientes en relación a la lamentable postura de dicho partido (PP) en la infausta jornada de la moción de censura presentada por VOX contra Pedro Sánchez y su gobierno: "Suicidiofilia.." y "Oportunismo miserable".

He de confesar en primer lugar que fuí de los que se alegraron con la elección de Pablo Casado como presidente del partido tras su confrontación con Soraya Sainz de Santamaría. Ví en él un hombre joven con buenas condiciones para desempeñar el cargo, decidido, bien preparado, buen dialéctico y adecuado para afrontar la difícil situación política establecida tras la afortunada desaparición del tristemente recordado Mariano Rajoy.

Y no fueron malos sus principios, realizando oportunos cambios en la estructura interna del partido, desprendiéndose de algunos pesos molestos y con buenas intenciones, reflejadas en buenas intervenciones públicas.

Pero y, hablo siempre según mi modo de ver, llegó el día nefasto a que ya he aludido y que fué la jornada de la moción de censura también citada. Yo no sé, no pude ni puedo entender lo que pasó por su mente para elegir la forma y el fondo de su intervención en dicho día. A nadie se le escapa la importancia de aquel momento de esperanzadoras expectativas. Había llegado una ocasión propicia para unir fuerzas y plantar cara a un gobierno cuya actuación no era precisamente del agrado de gran cantidad de ciudadanos votantes. Se adivinaba un resultado de la moción poco propicio pues los números y las elementales operaciones de suma y resta reflejaban, inexorablemente, una derrota de la iniciativa. Pero en política, aunque a veces prima la prudencia y el frío cálculo, siempre es muy positiva  la valentía, aún cuando pueda conducir a un fracaso, ya que éste puede ser pasajero y constituir la siembra para cosechas más favorables. El testimonio de valor y audacia nunca será estéril y los ciudadanos sabemos y solemos considerarlo y retenerlo en la memoria.

VOX, en un acto sereno y valiente se arriesgó al fracaso pero dió y plantó cara a la situación que realmente era muy adversa. Dió voz a mucho descontento, exponiendo claramente las razones de su decisión. En dos palabras: habló alto, claro y en público.

No hizo así por contra el PP y, aunque una abstención podría resultar hasta prudente y comprensible, creo que nadie de su ideología y con mínima intuición sobre la situación política, se esperaba una intervención tan desafortunada de su líder, que (creemos por su propia y personal voluntad), no solo proclamó tajantemente su rechazo a la iniciativa que se juzgaba sino que aprovechó el momento con absoluta extemporaneidad para lanzar un tan furibundo, mezquino y desaforado ataque al partido que presentaba la moción y en especial a su líder, que constituyó la mayor sorpresa de la que, al final resultó fatídica jornada.

En mis artículos citados lo comentaba: Casado no fué consciente de la transcendencia de su postura imperdonable. Yo le auguré una más que posible pérdida de votos en el futuro. El 14 de Febrero, en Cataluña, aunque quizá no muy significativa, hemos visto la primera muestra.

Bien sabe Dios que no deseo fracasos al PP pero por desgracia hoy contemplo un partido con el rumbo perdido, sin ideología sólida, con un líder errático y extraviado y por consecuencia con una necesidad, una vez más, de un cambio radical hacia posturas menos ambiguas, acompañadas de un conocimiento claro de quiénes deben ser o son sus amigos y quiénes sus enemigos. Y termino, aconsejando con delicadeza: ¡cuidado con los autodisparos en la sien!



Francisco Alonso-Graña del Valle.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Shellenberger, el ecologista racional

Shellenberger representa el ecologismo racional, en franca minoría frente al pseudorreligioso en el que la naturaleza ocupa el lugar de Dios. No es sólo que la apuesta por las energías renovables haya resultado antieconómica. Es que se ha convertido en una pseudorreligión milenarista Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Los mozárabes a escena

Una historia triste que poco tiene que ver con el desgastado mito de las Tres Culturas Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El voto libre, un valor en baja

Era el voto el único momento y, en realidad solo a medias (listas cerradas), en que el ciudadano ejercía de forma efectiva esa llamada libertad derivada de esa otra, vamos a decirlo en verso, falacia llamada democracia.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

San Ignacio de Loyola, Pablo Casado y el Miércoles de Ceniza

En los momentos actuales y, en referencia a algunos aconteceres políticos, no resulta difícil relacionar entre sí los elementos del título que antecede o anteceden:

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad VI

Se encuentra el mundo sumido en una peste producida por un virus llamado Covid 19, popularmente conocido como virus chino. Pero el problema, aparte de merecer un análisis médico en el que no voy a entrar por no ser un estudioso del tema y además haber dedicado ya un artículo al estupor que nos produce a los profanos el batiburrillo sanitario al respecto, presenta otras facetas de tipo sociológico, político e incluso geoestratégico sobre las cuales es necesario reflexionar.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Cuando la inoportunidad aparece y Kafka se queda corto...

Y es que, por el momento, no se me ocurre o no quiero que se me ocurra otro calificativo que metamorfosis ante la última decisión de la presidente de Cs, de alinearse ostensible, práctica y realmente con el PSOE y Cía., iniciando esta alineación con una moción de censura contra el gobierno de Murcia donde Fernando López Miras había sustituido a Pedro Antonio Sánchez que ya hubo de abandonar para defenderse de los ataques que sufría. Ambos PP.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Disparos en la sien

He de confesar en primer lugar que fuí de los que se alegraron con la elección de Pablo Casado como presidente del partido tras su confrontación con Soraya Sainz de Santamaría.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

El catolicismo ante la pandemia

La respuesta de la Iglesia al tremendo desafío espiritual ha sido social e institucionalmente irrelevante. Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

La doctora Soh y el fin de la mujer

No es sólo que los trans-activistas hayan superado la intolerancia de las feministas: es que han llevado al extremo la lógica feminista de deconstrucción. No, la ciencia no nos protegerá: está siendo asaltada por los fanáticos. Tendremos que defendernos nosotros. Publicado en Aktual

Por Francisco J Contreras Leer columna

Jugando a legislar

Primero se trató de la igualdad des géneros, algo que podría considerarse lógico y conveniente tratándose de igualdad de oportunidades, igualdad de emolumentos, etc. pero nunca una pretendida igualdad de sexo, de persona, de individuo, lo que traería consecuentemente, en fin, la anulación de los conceptos varón-hembra, hombre-mujer, caballero-señora y que repercutiría sin duda, en los significados de marido-esposa y padre-madre.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Un espectador estupefacto ante el batiburrillo medicinal

Nos azota una peste anunciada como leve, semejante a un catarro y tal vez con uno o dos muertos. Ya van ochenta mil.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Encuesta
¿Quien ganará las elecciones en Madrid?

a) La Derecha
b) El conglomerado de izquierdas

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo