Domingo, 11 de abril de 2021

El Hospital Isabel Zendal y Victor Hugo


De todos es conocido que Victor Hugo fué un extraordinario escritor francés, poeta, dramaturgo, novelista y hasta dibujante que cuenta con una amplia y magnífica obra en todos estos campos, destacando también sus discursos ya que asimismo fué un político comprometido por lo que padeció veinte años de exilio, etc., etc., pero no voy a extenderme más en lo que de todos es sabido y que, en realidad no viene muy directamente al caso.


Lo que sí viene al caso, aunque como dije al principio, cogido por los pelos, es que esta extraordinaria figura literaria, tiene entre sus obras una novela de enorme éxito cuyo título es "Los miserables" y esta última palabra, sustantivo y adjetivo es a la que quiero referirme, empezando por la acepción que podemos leer en el DLE: "persona que vive en un estado de pobreza extremada; persona que es muy desgraciada e infeliz". Así dice, repito el DLE pero lo que interesa en esta ocasión son los sinónimos que dicha palabra ha ido adquiriendo con el uso y que son tan variados como expresivos: mezquino, ruin, cicatero, perverso, canalla, infame, vil, etc. Pues bien, es esta colección de cualidades la que puede adjudicarse y nos quedamos cortos, a los deleznables personajes que estos días, con insistencia, nos están ofreciendo sus críticas al hospital "Isabel Zendal" y que tienen su origen en el hecho de que esta magnífica obra en todos los aspectos, es creación de la llamada derecha política española que actualmente gobierna en la comunidad de Madrid y que se va personificando en Isabel Ayuso, figura que cada vez adquiere más peso por su valentía y trabajo incansable. No es necesario comparar este hospital con los de otras autonomías dirigidas por la izquierda, algunos de los cuales se los ha llevado el viento, siendo reacomodados sus enfermos en otros edificios cerrados por aluminosis en su día y otros, tienen un aspecto tan lamentable, que produce terror solo el ver sus imágenes en la prensa.


Estos personajes a los que he aludido como miserables, se dedican, en un ataque (que dicen es la mejor defensa) a vocear públicamente los defectos y carencias del "Isabel Zendal" y, al no encontrar nada concreto ni de peso para apoyar su crítica, citan como grandes faltas, entre otras de parecido calibre, el que las papeleras de dicha instalación son muy pequeñas y el que en la cafetería no hay disponible sacarina. ¡Enormes carencias para un hospital en el que dicen, se ha gastado tanto dinero del infeliz contribuyente! Y nos preguntamos atónitos ¿Cómo son posibles estos fallos tan lamentables en artículos de primera necesidad para combatir la epidemia que nos está azotando? Desde luego es cierto que nos preguntamos realmente atónitos porque ahora, hablando en serio, en ese estado quedamos al constatar la pobreza y ridiculez de los argumentos utilizados para intentar oscurecer y demonizar una obra a todas luces modélica en unos momentos tan delicados y difíciles por los que nos ha tocado atravesar. De miserables es ese intento de buscar tan extemporáneos y absurdos argumentos. Yo me atrevería a pedirles nada más y nada menos que sentido común y hábitos positivos siempre y más que nunca en estos, repito, momentos tan serios y excepcionales.



Francisco Alonso-Graña del Valle



Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

El voto libre, un valor en baja

Era el voto el único momento y, en realidad solo a medias (listas cerradas), en que el ciudadano ejercía de forma efectiva esa llamada libertad derivada de esa otra, vamos a decirlo en verso, falacia llamada democracia.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

San Ignacio de Loyola, Pablo Casado y el Miércoles de Ceniza

En los momentos actuales y, en referencia a algunos aconteceres políticos, no resulta difícil relacionar entre sí los elementos del título que antecede o anteceden:

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad VI

Se encuentra el mundo sumido en una peste producida por un virus llamado Covid 19, popularmente conocido como virus chino. Pero el problema, aparte de merecer un análisis médico en el que no voy a entrar por no ser un estudioso del tema y además haber dedicado ya un artículo al estupor que nos produce a los profanos el batiburrillo sanitario al respecto, presenta otras facetas de tipo sociológico, político e incluso geoestratégico sobre las cuales es necesario reflexionar.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Cuando la inoportunidad aparece y Kafka se queda corto...

Y es que, por el momento, no se me ocurre o no quiero que se me ocurra otro calificativo que metamorfosis ante la última decisión de la presidente de Cs, de alinearse ostensible, práctica y realmente con el PSOE y Cía., iniciando esta alineación con una moción de censura contra el gobierno de Murcia donde Fernando López Miras había sustituido a Pedro Antonio Sánchez que ya hubo de abandonar para defenderse de los ataques que sufría. Ambos PP.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Disparos en la sien

He de confesar en primer lugar que fuí de los que se alegraron con la elección de Pablo Casado como presidente del partido tras su confrontación con Soraya Sainz de Santamaría.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

El catolicismo ante la pandemia

La respuesta de la Iglesia al tremendo desafío espiritual ha sido social e institucionalmente irrelevante. Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

La doctora Soh y el fin de la mujer

No es sólo que los trans-activistas hayan superado la intolerancia de las feministas: es que han llevado al extremo la lógica feminista de deconstrucción. No, la ciencia no nos protegerá: está siendo asaltada por los fanáticos. Tendremos que defendernos nosotros. Publicado en Aktual

Por Francisco J Contreras Leer columna

Jugando a legislar

Primero se trató de la igualdad des géneros, algo que podría considerarse lógico y conveniente tratándose de igualdad de oportunidades, igualdad de emolumentos, etc. pero nunca una pretendida igualdad de sexo, de persona, de individuo, lo que traería consecuentemente, en fin, la anulación de los conceptos varón-hembra, hombre-mujer, caballero-señora y que repercutiría sin duda, en los significados de marido-esposa y padre-madre.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Un espectador estupefacto ante el batiburrillo medicinal

Nos azota una peste anunciada como leve, semejante a un catarro y tal vez con uno o dos muertos. Ya van ochenta mil.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Defensa de los trans y ataque a las mujeres. ¿Qué más nos van a quitar a las mujeres?

Uno se sorprenderá ante semejante título, ya que en los últimos tiempos se diría que la mujer no hace más que ganar derechos antes vetados, así como igualdad de trato en todos los sentidos. Me parece, a la vista de lo que recojo a continuación, que la cosa no es tan clara ni tan sencilla como nos la quieren hacer ver.

Por Manuela Fernández JunqueraLeer columna

Aquella Reválida

"Trae de Granada los baúles y de Sevilla las maletas". Esta frase, escrita así como parte de un texto dictado en el examen de aquella "nuestra" Reválida, podría acarrear un suspenso en la materia de Lengua Española.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

Encuesta
¿Hizo bien Ayuso en convocar elecciones?

a) Si porque le iban a montar una moción de censura
b) No porque Aguado le sería leal

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo