Sabado, 19 de junio de 2021

El voto libre, un valor en baja

Sentada ya esa premisa con duda incluida, la experiencia fue transformando a nuestros políticos de listos en listillos y poco a poco fueron descubriendo y poniendo en práctica cantidad de formas y trucos (¿por qué llamarlo de otra manera?) para prostituir la esencia del acto que comentamos, haciéndolo perder en la realidad, su intrínseco valor y convirtiendo el campo político en un campo de juego entre pícaros en el que casi invariablemente saldrá ganado el más pícaro.


Primero fueron los pactos entre partidos tras las correspondientes elecciones, pactos muchas veces "contra natura" en los que los ciudadanos de a pie ya no pintaban nada después de haber elegido "libremente" a sus representantes. Posteriormente, agravando la situación, apareció el transfuguismo, de tal forma que un cargo elegido bajo las siglas e ideario de un partido, incluso tras tomar posesión de su estrado, podía abandonar las filas, ideario y disciplina de la formación en que fue elegido sin perder por ello su puesto en la asamblea correspondiente cuando lo normal, según la opinión de cualquier ciudadano, sería que fuese sustituido por otro, mientras que él debería tomar el camino de su casa ya que su decisión se estimaría como una traición a sus electores a quienes debía el mencionado puesto o cargo.


Pero en esas circunstancias estamos y ellas son las que acompañan y propician la devaluación del voto libre tan deseado y añorado, y considerado el primero y gran logro de la llamada democracia que, teóricamente, insisto solo teóricamente, significa que el pueblo participa de forma real y efectiva en el gobierno de la nación. La teoría es excelente pero la práctica corre hacia lo rocambolesco e indecente, y el valor del voto tiende a la baja, emulando al IBEX 35 por citar alguna...emulación, como podemos experimentar estos días en que estamos llegando, entre el asombro, la perplejidad y la consternación, a la conclusión de que nuestra voluntad expresada en las urnas, va adquiriendo un valor en caída hacia la nada.


Intento explicarme con ejemplos actuales: Tras unos pactos de gobierno en la comunidad de Murcia, determinados socios se alían con la oposición y aportan sus firmas para ejercer una moción de censura y...por no alargarnos, después se vuelven atrás y no solo anulan la moción sino que pasan a ocupar puestos en el gobierno al que pretendían censurar. Ya entonces, en una reacción lógica ante semejantes amaños y su evidente peligro, la señora presidente de la comunidad de Madrid había tomado sus medidas: disuelve la asamblea y convoca nuevas elecciones. Pero, y ya con el ciudadano en un estado semicatapléjico, aparece, como por arte de magia, una moción de censura contra ese gobierno ya en funciones o no sé en qué estado pues me pierdo, que pretende prioridad y como consecuencia, la anulación de las citadas disolución y convocatoria. Y aquí han de intervenir ya los tribunales.


En resumen y ya no me extiendo más pues esto sería interminable y, como dije antes, me pierdo: a la vista de todo esto ¿dónde queda o quedó el voto del infeliz, inocente, probo e iluso ciudadano? El mío, no demasiado sino solamente algo infeliz, inocente, probo e iluso ciudadano queda a buen recaudo, valga la locución adverbial pero su valor por hoy, en estado etéreo. Disculpen las molestias y si pueden, saquen alguna consecuencia.




Francisco Aonso-Graña del Valle






Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

La patada (presunta) de Errejón

Íñigo Errejón lo niega todo, pero hay denuncia, testigos y hasta cámaras. Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Soler Gil y la muerte

  Vivir de espaldas a la muerte nos convierte en una sociedad infantilizada y superficial. En realidad, decirle a alguien "te quiero" significa "tu no morirás nunca" Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Vacuna individual y otras novedades lingüísticas

Bien está que cada uno "acerque el ascua a su sardina" y utilice los argumentos que estime  necesarios para justificar unos hechos de difícil justificación pero lo que no está tan bien es que un día tras otro los miembros de la actual clase dirigente, crean que los demás ciudadanos somos tontos o que nos tomen por tales

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y LA VERDAD

El pasado domingo 23 de mayo, la cadena de TV “La Sexta”, arremetió contra D. Jesús Sanz, arzobispo de Oviedo, por su supuesta mala actuacion al frente de Lumen Dei. Ante el desmentido de la propia Lumen Dei, el autor propone un boicot a la cadema de televisión.

Por José Luis LafuenteLeer columna

INVASIONES

Hemos dejado ocupar cargos políticos y de gran influencia y responsabilidad a auténticos enemigos de esta patria nuestra, personajes cuya ideología habíamos vencido y desterrado y a los que hemos facilitado su labor destructora.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

VOX se afianza y crece

Parece que para los simpatizantes de VOX los resultados electorales en Madrid, han significado una pequeña decepción. Se esperaba una aumento importante de votos respecto a confrontaciones anteriores y, aunque sí hubo aumento, no fue lo suficientemente considerable para complacer algunas expectativas.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

El gran fracaso

Habían preparado en la sombra un golpe maestro mediante el manejo del instrumento que tan enorme éxito les había proporcionado un malhadado día para la nación española: 1 Junio de 2018, con la moción de censura contra el gobierno de Mariano Rajoy.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Trampa más trampa, mentira más mentira

Estas son las bases en que se fundamentan una vez más los argumentos de las campañas izquierdistas ante las sucesivas elecciones, en esta ocasión, las madrileñas. En este aspecto su imaginación es muy fértil pero como de costumbre, al mismo tiempo pobre, mendaz y rastrera.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Elecciones Peligrosas

Madrid ha constituido durante los últimos años un bastión para la libertad y la defensa de la democracia frente al acoso totalitario de la izquierda. Esperemos que siga resistiendo después del día cuatro

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Shellenberger, el ecologista racional

Shellenberger representa el ecologismo racional, en franca minoría frente al pseudorreligioso en el que la naturaleza ocupa el lugar de Dios. No es sólo que la apuesta por las energías renovables haya resultado antieconómica. Es que se ha convertido en una pseudorreligión milenarista Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Los mozárabes a escena

Una historia triste que poco tiene que ver con el desgastado mito de las Tres Culturas Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Debe el rey firmar los indultos?

a) No porque si lo hace será cómplice del Gobierno
b) Si porque debe aguardar a una ocasión mas definitiva para ejercer sus prerrogativas de moderador y defensor de la Unidad de España

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo