Lunes, 21 de mayo de 2018

La formula de murray

América y la felicidad

Supongo que deberíamos hablar de Cataluña, pero no me da la gana. A cambio les propongo nada menos que la fórmula de la felicidad, dicho sea sin ironía alguna. La cosa viene de América, como cabe imaginar, recién celebrado su Día de Acción de Gracias con un Trump que escala en las encuestas, alcanzando unos índices de aprobación de entre el 40% y el 45% que desde aquí parecen casi increíbles. Pero esto tampoco va de Trump.

Debo a Francisco José Contreras, sabio catedrático de Filosofía del Derecho, el descubrimiento de las "cuatro virtudes" que los Padres Fundadores de los EEUU consideraron esenciales en una sociedad libre: laboriosidad, familia, compromiso comunitario y religiosidad. El sociólogo Charles Murray publicó en 2012 un gran estudio sobre la sociedad norteamericana que demostró la rabiosa vigencia de esos vectores a la hora de conformar tanto colectivos como individuos felices, es decir, aquellos que se muestran satisfechos con su vida y los logros obtenidos con su propio esfuerzo. Al menos en América, trabajar bien -no sólo tener empleo- ayuda a ser feliz, estar casado es una condición casi indispensable para serlo -aquí las estadísticas que sustentan el estudio muestran que los casados felices son hasta cinco veces más que los solteros felices-, dedicar tiempo y actividad a los demás genera felicidad, y -¡ay!, lo siento por nuestros amigos progres- la religiosidad es un factor inesquivable que marca la enorme diferencia entre el 49% "muy feliz" de los que van diariamente a la iglesia al magro 23% de los que no van nunca. El estudio de Murray, más allá de las siempre discutibles extrapolaciones de los datos estadísticos a lo individual o familiar, alcanza su mayor fiabilidad cuando esos datos se aplican a grupos más amplios, barrios o pequeños municipios, y tal vez sea en esos casos cuando la "receta para el florecimiento humano" se muestre más elocuente: la raya entre las clases altas y las bajas en EEUU responde hoy, sobre todo, al cultivo de esas virtudes a un lado u otro de ella. Virtudes que se retroalimentan o se deterioran al unísono, explicando por qué la espiral descendente en lo social y colectivo perjudica a las vidas concretas y las conduce a la infelicidad. Y viceversa. Por favor, señores de los telediarios, lo que necesitamos en España es más América y menos Cataluña.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Mayo del 68, o el triunfo de los niñatos

Mayo del 68 fue una kermesse violenta de hijos de papá que despreciaban los valores y el modo de vida de la generación anterior Publicado en Disidencia

Por Francisco J Contreras Leer columna

Amor cortés

Una vez asentada la dignidad del matrimonio, pudo la sociedad elevar el exquisito edificio del erotismo Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

WHATSAPP,  MENTIRAS  Y  CAMPAÑA  ELECTORAL

El whatsapp se ha convertido, en muy pocos años, en la aplicación más utilizada del teléfono móvil y es, en mi opinión, el medio más poderoso para difundir toda clase de información, tanto verdadera como falsa, con el objetivo de tratar de conseguir el voto de muchas personas.

Por Paco MexiaLeer columna

Educación para la Ciudadanía en tiempos revueltos

No sé si el último manual de españolidad cabal de Stanley Payne, inevitablemente eclipsado por la exitosa obra de Elvira Roca Barea sobre el síndrome de la hispanofobia, serán del tipo de textos inspiradores que Gibson echa de menos en nuestras escuelas... Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

La corrupción

La confianza en el Gobierno ha llegado a estar tanto o más por los suelos que en la Junta de Andalucía Publicado en El Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Orban y la batalla por Europa

El establishment europeo-occidental intuye que en la Europa danubiana está tomando forma un modelo alternativo; de ahí la virulencia de su reacción. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

¿Pero de verdad Putin quiere destruir la UE?

Acabamos de asistir a la actuación de la justicia de un Lander alemán en el caso Puigdemont. Su resolución ha sido criticada por varios expertos, de algunos de los cuales me han llegado noticias, pero concretamente el publicado por el profesor Bastida he tenido el gusto de leerlo.  Todos ellos eran críticos con la postura alemán

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Hay que leer a Laje

Toca promocionar a la competencia: Agustín Laje y Nicolás Márquez publicaron en 2016 El libro negro de la nueva izquierda, un must para cualquiera que desee entender el trasfondo histórico-filosófico del feminismo radical y el homosexualismo. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Wylie el rojo

Wylie es el creador de Cambridge Analytica. Traidor y pelirrojo, la progresía mundial ya ha encontrado al responsable de sus tribulaciones Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

 Las pensiones en España: entre la demagogia y la inmovilidad

Los gobernantes actuales, con una práctica de avestruz en sus políticas, no se atreven a mostrar e informar la realidad del problema de las pensiones, como primer paso para buscar soluciones, ni menos aún a ofrecerlas, en una muestra más de la pusilanimidad que han mostrado a lo largo de dos legislaturas en las que nos han enseñado que su quehacer político consiste precisamente en no hacer o en todo caso, en hacer lo mínimo posible para que todo siga igual.

Por José Luis LafuenteLeer columna

Entrando en Vetusta por la Estación del Norte

Primeros dias en Oviedo del Catedrático de Ingenieria Química Julio Bueno Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

Encuesta
Ante la actuación de los paises de EU en el caso Puigdemont ¿cobra sentido la decisión britanica del Brexit?

a) si
b) no

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo