Lunes, 21 de mayo de 2018

La unidad de españa

España y el Rey

Que fue un empeño sostenido de la Monarquía lo que hizo a España, por encima de tendencias centrífugas, de intereses locales y regionales o de grupos privilegiados y acomodados con el statu quo, eso no puede ponerse en duda. Por ello, desde que en el siglo X algunos reyes leoneses empezaron a titularse Imperator totius Hispaniae, hasta la consagración simbólica de la unidad de España en 1492, vinculada al fin de la Reconquista, todos los grandes avances en su proceso de construcción pacífica tienen que ver con uniones dinásticas: la del reino de Aragón con el condado de Barcelona en 1137, la definitiva entre Castilla y León en 1230, la tan celebrada entre Isabel de Castilla y Fernando de Aragón en 1469. Si los sucesivos monarcas fueron intérpretes de ideas de unidad ya existentes, o si se movieron por intereses personales o familiares, cuando no por mera ambición y ansia de poder, eso es discutible y, en el fondo, irrelevante. Lo que importa es que, a falta de otro cimiento y otro cemento, la Monarquía ha sido durante siglos la garante de la unidad entre los españoles, el único valladar efectivo, por encima de cualquier idea abstracta, frente a los demonios que nos empujan a la dispersión y al cainismo.

Ha sido y lo sigue siendo. Y una prueba la tuvimos los cientos de asistentes al almuerzo ofrecido el martes por Diario de Cádiz con motivo de su 150 Aniversario, presidido por Felipe VI. Los convocados en la Antigua Estación de Cádiz, perfecta metáfora y resumen de la caldera que es hoy España, éramos gentes de todas las tendencias imaginables, pero capaces de compartir mesa y conversación, escuchar con atención y aplaudir al Rey, y de mostrar una heroica compostura frente al rigor veraniego sin que nadie sucumbiera a la tentación de aflojarse la corbata. Pero quizá lo más llamativo fuera la alegría que reinaba en el ambiente, la impresión de que durante unas horas y en presencia de su Majestad las consuetudinarias diferencias quedaban abolidas para poder sumergirnos en la celebración que a todos unía. ¿Era propiciado todo ello por la simple presencia de don Felipe? ¿Alguien puede creer que todo hubiera sido igual sin el Rey? Sólo sé que algo hizo que los asistentes viviéramos algo solemne y a la vez personal, tan institucional como fraterno. Supongo que eso justamente es un pueblo y por ello, a los ojos de todos afloraba España, la invisible.



Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Mayo del 68, o el triunfo de los niñatos

Mayo del 68 fue una kermesse violenta de hijos de papá que despreciaban los valores y el modo de vida de la generación anterior Publicado en Disidencia

Por Francisco J Contreras Leer columna

Amor cortés

Una vez asentada la dignidad del matrimonio, pudo la sociedad elevar el exquisito edificio del erotismo Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

WHATSAPP,  MENTIRAS  Y  CAMPAÑA  ELECTORAL

El whatsapp se ha convertido, en muy pocos años, en la aplicación más utilizada del teléfono móvil y es, en mi opinión, el medio más poderoso para difundir toda clase de información, tanto verdadera como falsa, con el objetivo de tratar de conseguir el voto de muchas personas.

Por Paco MexiaLeer columna

Educación para la Ciudadanía en tiempos revueltos

No sé si el último manual de españolidad cabal de Stanley Payne, inevitablemente eclipsado por la exitosa obra de Elvira Roca Barea sobre el síndrome de la hispanofobia, serán del tipo de textos inspiradores que Gibson echa de menos en nuestras escuelas... Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

La corrupción

La confianza en el Gobierno ha llegado a estar tanto o más por los suelos que en la Junta de Andalucía Publicado en El Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Orban y la batalla por Europa

El establishment europeo-occidental intuye que en la Europa danubiana está tomando forma un modelo alternativo; de ahí la virulencia de su reacción. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

¿Pero de verdad Putin quiere destruir la UE?

Acabamos de asistir a la actuación de la justicia de un Lander alemán en el caso Puigdemont. Su resolución ha sido criticada por varios expertos, de algunos de los cuales me han llegado noticias, pero concretamente el publicado por el profesor Bastida he tenido el gusto de leerlo.  Todos ellos eran críticos con la postura alemán

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Hay que leer a Laje

Toca promocionar a la competencia: Agustín Laje y Nicolás Márquez publicaron en 2016 El libro negro de la nueva izquierda, un must para cualquiera que desee entender el trasfondo histórico-filosófico del feminismo radical y el homosexualismo. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Wylie el rojo

Wylie es el creador de Cambridge Analytica. Traidor y pelirrojo, la progresía mundial ya ha encontrado al responsable de sus tribulaciones Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

 Las pensiones en España: entre la demagogia y la inmovilidad

Los gobernantes actuales, con una práctica de avestruz en sus políticas, no se atreven a mostrar e informar la realidad del problema de las pensiones, como primer paso para buscar soluciones, ni menos aún a ofrecerlas, en una muestra más de la pusilanimidad que han mostrado a lo largo de dos legislaturas en las que nos han enseñado que su quehacer político consiste precisamente en no hacer o en todo caso, en hacer lo mínimo posible para que todo siga igual.

Por José Luis LafuenteLeer columna

Entrando en Vetusta por la Estación del Norte

Primeros dias en Oviedo del Catedrático de Ingenieria Química Julio Bueno Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

Encuesta
Ante la actuación de los paises de EU en el caso Puigdemont ¿cobra sentido la decisión britanica del Brexit?

a) si
b) no

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo