Lunes, 20 de noviembre de 2017

La unidad de españa

España y el Rey

Que fue un empeño sostenido de la Monarquía lo que hizo a España, por encima de tendencias centrífugas, de intereses locales y regionales o de grupos privilegiados y acomodados con el statu quo, eso no puede ponerse en duda. Por ello, desde que en el siglo X algunos reyes leoneses empezaron a titularse Imperator totius Hispaniae, hasta la consagración simbólica de la unidad de España en 1492, vinculada al fin de la Reconquista, todos los grandes avances en su proceso de construcción pacífica tienen que ver con uniones dinásticas: la del reino de Aragón con el condado de Barcelona en 1137, la definitiva entre Castilla y León en 1230, la tan celebrada entre Isabel de Castilla y Fernando de Aragón en 1469. Si los sucesivos monarcas fueron intérpretes de ideas de unidad ya existentes, o si se movieron por intereses personales o familiares, cuando no por mera ambición y ansia de poder, eso es discutible y, en el fondo, irrelevante. Lo que importa es que, a falta de otro cimiento y otro cemento, la Monarquía ha sido durante siglos la garante de la unidad entre los españoles, el único valladar efectivo, por encima de cualquier idea abstracta, frente a los demonios que nos empujan a la dispersión y al cainismo.

Ha sido y lo sigue siendo. Y una prueba la tuvimos los cientos de asistentes al almuerzo ofrecido el martes por Diario de Cádiz con motivo de su 150 Aniversario, presidido por Felipe VI. Los convocados en la Antigua Estación de Cádiz, perfecta metáfora y resumen de la caldera que es hoy España, éramos gentes de todas las tendencias imaginables, pero capaces de compartir mesa y conversación, escuchar con atención y aplaudir al Rey, y de mostrar una heroica compostura frente al rigor veraniego sin que nadie sucumbiera a la tentación de aflojarse la corbata. Pero quizá lo más llamativo fuera la alegría que reinaba en el ambiente, la impresión de que durante unas horas y en presencia de su Majestad las consuetudinarias diferencias quedaban abolidas para poder sumergirnos en la celebración que a todos unía. ¿Era propiciado todo ello por la simple presencia de don Felipe? ¿Alguien puede creer que todo hubiera sido igual sin el Rey? Sólo sé que algo hizo que los asistentes viviéramos algo solemne y a la vez personal, tan institucional como fraterno. Supongo que eso justamente es un pueblo y por ello, a los ojos de todos afloraba España, la invisible.



Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Cita con Europa

Las sociedades occidentales son hijas del 68, mientras que las de Europa del Este lo son del hundimiento comunista Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Anne-Laure Decadt, con Dios

¿O esa frase sugiere subliminalmente la ominosa posibilidad de que la ultraizquierda sea particularmente condescendiente sólo con ciertas formas de violencia, como las que surgen del brazo terrorista de la famélica legión del de los infelices multisecularmente oprimidos por las oprobiosas Cruzadas? Publicado en La Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

Un L Elisir d amore delicioso

El pasado domingo se representó la primera función de un clásico no sólo de nuestra temporada sino de la historia de la ópera, especialmente de la ópera bufa.

Por Cosima Wieck Leer columna

¡Ya está bien de insultar nuestra inteligencia!

Desde el pasado 1-O estamos asistiendo a un proceso de manipulación de la realidad tan descarado por parte de los conjurados independentistas catalanes y de sus palmeros, muy numerosos, excesivamente numerosos, que alcanza el nivel de lo insoportable para el ciudadano corriente que a diario tiene que aguantar que se afirme que el día es noche y viceversa, tratándolo por tanto como un auténtico idiota.

Por María Alú Leer columna

Forcadell en el Supremo

A veces se piensa que el Gobierno influye en los jueces. No necesariamente, hay Señorias que son muy suyas,

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Se cambia voto

¿Qué les impide intercambiar el sentido de sus votos y lograr darles el valor real que, de otra manera, no tendrían? Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Votar no es la solución

Al desechar la intervención de TV3, al consolidar en la jefatura de los Mossos al que era su número 2 y al negar el ministro Méndez de Vigo que haya adoctrinamiento en las aulas, se hace evidente que el PP no desea acometer el desmantelamiento independentista.   Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Ganarán los sublevados

Nadie tendrá la menor duda de que al separatismo catalán le han dado todas las oportunidades para vencer la batalla, y que al independentismo en general se las darán todas para que gane la guerra. Y la ganarán gracias a la colaboración imprescindible del Gobierno Central, asistido por el resto de los partidos políticos  parlamentarios.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

La traición que se avecina

Ya pasó con el espíritu de Ermua. Las manifestaciones populares son luego moduladas por los políticos y el resultado final no se parece nada a las expectativas generadas.  

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

El empate es derrota

Las palabras de Millo y Rajoy indican que el Gobierno va a dar la razón a los de la bandera blanca y las camisetas blancas, y no a la multitud rojigualda Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

¿Llegó la hora?

Ante nuestros ojos, en su peor hora, tras años de dosis caballunas de anestesia, España al fin despierta   Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿La traición de Puigdemont romperá la unidad del frente separatista?

a) No solo les interesa el fin que persiguen
b) Si, es muy duro es ir a la carcel mientras él se pasea por Bruselas

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo