Domingo, 24 de enero de 2021

«ES MENTIRA QUE LA REPÚBLICA FUERADEMOCRÁTICA HASTA EL FINAL»

También el diario El Mundo le ha hecho una larga entrevista, en la que decía entre otras cosas: «Las víctimas han muerto. Hablemos más bien de sus nietos y hay muertos de ambos lados, por lo que es importante respetar a todos».


Hace muchos años que leí por primera vez a Stanley Payne. Fue su libro Historia del fascismo español, editado en 1965 por Ruedo Ibérico que tenía su domicilio en París. Decían por aquellos años que los libros que se prohibían editar en España, algunos de ellos, los publicaba Ruedo Ibérico. No sé si será del todo cierto lo que se contaba. Pero,  el ejemplar que compré, sin ningún problema, fue en una librería de mi ciudad, Oviedo. Años más tarde, 1985 y 1986, la editorial española SARPE, publicó dos ediciones con portadas diferentes.  En la contraportada de la edición de 1986 ya se podían leer estas palabras: «Y es que el periodo anterior a nuestra guerra civil sigue despertando pasiones». Cierto es: prueba de ello es que aún seguimos después de ochenta años de haberse terminado aquella guerra civil incivil como la calificó Miguel de Unamuno. El que también dijo, poco antes de morir, al falangista Bartolomé Aragón: «¡Dios no puede volverle la espalda a España ¡España se salvará porque tiene que salvarse!». Dicho esto dobló la cabeza como un Cristo agonizante.


«Manipular la historia es sovietismo y lo hizo Zapatero», declaraba Payne en otra anterior entrevista.  Efectivamente, fue Zapatero quien nos trajo la Ley de la Memoria Histórica y que no la derogó Mariano Rajoy cuando tuvo mayoría parlamentaria. Por eso, gracias a la desvergüenza de Zapatero y al miedo de Rajoy, lo que quiere ahora la izquierda es imponer una interpretación política de sus hechos históricos. Olvidan lo que ellos defendían en aquella idílica, para algunos, Segunda República. Todo era, para esa izquierda, puro stalinismo: ¡Vivas a Rusia y a Marx! se oían en los discursos de Largo Caballero. Éste no quería un Gobierno de republicanos solamente: «Si no se cuenta con los socialistas y con la UGT podría haber una guerra civil», dijo en uno de sus discursos.


Por discursos iguales a éste, Payne cree que en la Segunda República faltó el respeto por la ley. Sin embargo, ahora no lo quiere reconocer la izquierda española olvidando que la reconciliación tuvo un nombre: la Transición democrática. Por eso, veinte años después, la izquierda rencorosa decidió recoger el tema de la guerra como arma política. Y en eso siguen. Se hacen los distraídos cuando, por ejemplo, en la madrileña Puerta de Alcalá aparecía los retratos gigantescos de Stalin y otro líderes soviéticos. Ahora para la izquierda en general y Pedro Sánchez en particular, Franco representa un arma de propaganda. Payne reconoce, en la entrevista con el periodista César Cervera, cierto estupor ante las noticias que llegan a EE.UU. sobre el afán del Gobierno por llevar a la actualidad la figura de alguien fallecido hace más de cuatro décadas. «Franco ha permanecido muerto durante casi cincuenta años sin tener la menor importancia en los problemas concretos que tiene España en el siglo  XXI». Y es cierto, a Pedro Sánchez solo le importa la exhumación de los restos de Franco: para nada le importa de que seamos el país de mayor paro de la Zona Euro. Ni tan siquiera le importa la unidad de España.


Cuando le preguntan a Payne si cree que la izquierda ha recuperado el lenguaje del Frente Popular para advertir del peligro que representa Cs, PP y Vox, responde:  «Siempre hay en política una tendencia a demonizar a la oposición, a veces de forma extrema y violenta como en la Segunda República. Desde hace 25 años, es algo que la izquierda española llevan haciendo: invocar el miedo a un nuevo fascismo». Así es. Pero lo que no quieren recordar, por ejemplo, es lo que en un mitin dijo, en la campaña de las elecciones de febrero de 1936, el alcalde de Alicante Lorenzo Carbonell:  «El 16 de febrero no dejéis votar a las beatas ni a las monjas; cuando veáis a alguien que lleve en la mano una candidatura de derechas, cortarle la mano y rompérsela en las narices y se la hacéis comer». El alcalde negó  haberlas pronunciado; pero esas palabras fueron publicadas en el periódico alicantino MÁS porque al parecer las dijo en un mitin en la localidad de El Campello.


No olvidemos ahora la persecución religiosa que sufrió la Iglesia durante la Segunda República: docenas de sacerdotes y frailes asesinados por el odium fidei, y centenaresde iglesias fueron pasto del fuego. Y en esto parece quieren seguir: «¡Vamos a quemar la conferencia Episcopal! ¡El vaticano poder clitoriano! ¡Sacad vuestros rosarios de nuestros ovarios!». Son algunos de los gritos que se oyeron en el asalto a la capilla católica del Campus de Somosaguas. También ha saltado la noticia, que ha pasado muy desapercibida, de que el Congreso de los Diputados ha aprobado, hace algún tiempo, una proposición no de ley en la que se insta al Gobierno a aplicar en todos los centros escolares la jurisprudencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo que asegura que los crucifijos en las aulas son «una violación de los derechos de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones» y de «la libertad de religión de los alumnos».  La historia quiere repetirse porque esto ya ocurrió durante la Segunda República. Pero este tema se puede dejar para otra ocasión.  


Como no sabemos todavía lo que nos espera, cabría que preguntáramos: ¿Llegarán a prohibir las procesiones durante la Semana Santa? ¿Destruirán las catedrales góticas?


                                                                     JOSÉ Mª GARCÍA DE TUÑÓN AZA




Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Teorema sobre la patata, el aguacate y su relación empírica con la factura de la luz

Así es: si teorema es "una proposición demostrable lógicamente partiendo de axiomas, postulados u otras proposiciones ya demostradas", doña Ione Belarra Urteaga, secretaria de Estado para la Agencia del 2030, nos ha formulado uno de ellos recientemente, dejándonos pasmados, boquiabiertos, patidifusos y también ¡cómo no! pasmadas, boquiabiertas y patidifusas, en una extraordinaria manifestación de sus conocimientos en materias tan diversas que a nadie se le ocurriría relacionarlas entre sí en el caso que nos ocupa.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

EL RESULTADO DE 40 AÑOS DE INESTABILIDAD FAMILIAR

Se hicieron públicos hace unas semanas los datos demográficos definitivos de 2019: más terroríficos que nunca, tan desatendidos como siempre. Ofrecen la imagen de un país en rápido despeñamiento hacia el suicidio poblacional. Publicado en La Gaceta de la Iberosfera

Por Francisco J Contreras Leer columna

La vida no sigue igual

A la sombra de la pandemia se van recortando los logros conseguidos en ochenta años.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Herodes y los intelectuales

Los Magos buscaban la Verdad y para encontrarla se embarcan en un largo e incierto viaje Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

¿Qué nos tocará después?

Esta nación todavía llamada España, nombre que, dadas los últimos acontecimientos y el modo de pensar de los dichos regidores, nos tememos que pueda desaparecer por sus, sin duda, connotaciones franquistas

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Feliz Navidad

Siguiendo una tradición de nuestro periódico también este año les felicitamos la Navidad a pesar de que quizá sea la más negra para la inmensa mayoría de nosotros.

Por Editorial Leer columna

 Desde el observatorio de lo absurdo…

Vengo observando el espectáculo marxiano (de los hermanos Marx, entendámonos) que a nuestros ojos desempeñan y ofrecen los titulares de la compañía vodevilesca que conforman dos de los tres elencos que responden a las denominaciones de Moncloa y Congreso&Etc…el tercero ya actúa en otros estadios de seriedad y dramatismo más consistentes.

Por Juan J. RubioLeer columna

En Navidad, pandemia y eutanasia

¿Por qué se prefiere avanzar en la eutanasia en vez de, como claman los médicos, promover los cuidados paliativos?Publicado en Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Desde las arrimadas de Inés a las lágrimas de Irene

Reconozco que acabo de poner un título que puede resultar al menos un tanto intrigante y perdón por ello pero no me apetece cambiarlo y ahora veo lo más difícil: salir adelante y que no sea por peteneras.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

España, el español y los españoles II

Nuestro juglar  continúa con su repaso de los grandes hombres que hicieron España

Por Juglar GasparLeer columna

Contra pandemia, sentido común

El riesgo cero no existe en nada que merezca la pena intentar, empezando por el mero hecho de vivir Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Habrá un nuevo confinamiento en España?

a) Si, les encanta tenernos controlados y arruinados
b) No, sería el fin de nuestra economia

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo