Sabado, 18 de septiembre de 2021

¿Dónde está nuestra soberanía? ¿Dónde el orgullo de ser español? Risa

INVASIONES

Estamos contemplando con cierto temor en referencia al futuro político de este país al que todavía llamamos España, a una cierta euforia del PP tras el tremendo éxito electoral en Madrid, pues es muy tentador acudir a la extrapolación elevando a generales unos éxitos que, ya insistimos en más de una ocasión, se debieron en un tanto por ciento altísimo a una figura en concreto, olvidando además en la euforia, que Madrid no es España, que unas elecciones autonómicas no son unas elecciones generales y que el voto de los dudosos que siempre es el que inclina la balanza, no puede suponerse de antemano que vaya a caer del lado apetecido en el momento oportuno. Sería lamentable que una lógica euforia no fuese acompañada de una recomendable prudencia.


Porque tiempo es que las cosas vayan cambiando en esta España que tanto han deteriorado o al menos que tanto nos han deteriorado a los que conocimos otra distinta en la que primaban unos valores sin marca política y sin aspiraciones espurias; unos valores de siempre, amparados bajo el amplio tejado de la ley natural que es la más natural de las leyes: lo bueno es siempre bueno y lo malo es siempre malo. Pero hemos dejado paso libre a estos nuevos profetas de la moral progre, retorcida y apestosa, burda e ignorante y hemos dejado que nos establezcan unos modos y unas modas que pretenden sean aceptadas por todos (y por todas y "todes"), creyéndose en el derecho de dirigir nuestras costumbres hacia lo antinatural, absurdo, malicioso y negativo a través de una tendenciosa inversión de los valores tradicionales. Y ya sé que por estas opiniones dirán que mi voz o mi palabra son la voz y la palabra de un vetusto carca meapilas, creyéndose, en su modernísimo sentido tan progresista, que llevan la razón manteniendo que hoy vivimos otros tiempos y que los que yo añoro son arcaicos y despreciables espantajos. Acepto resignadamente lo que puedan tener mis opiniones de arcaizantes y carcas.


Sí, yo seré un viejo anticuado y aquellos tiempos serían de opresión y falta de libertad pero durante ellos era impensable, por ejemplo, que toda una posteriormente señora cabeza de un ministerio, tuviese y expresase públicamente como una de sus grandes aspiraciones "llegar de noche a casa sola y borracha" o que toda una alcaldesa recomendase en su manual de buenas costumbres para jóvenes "apagar la tele y encender el clítoris". Suficientemente expresivos son estos dos casos para añadir más, aunque haber los hay y en cantidad.



Pues esas tenemos y así nos va y resulta que ahora nos asusta muchísimo que se nos suba a las barbas y nos tome el pelo un vecino rey allá en nuestra tierra de allende los mares invadiéndola en una tragicómica aventura en la que muchos de los invasores lo hacían con el convencimiento de asistir gratis a un partido de fútbol donde jugaba Ronaldo. ¿Dónde está nuestra soberanía? ¿Dónde el orgullo de ser español? Risa daría el acontecimiento si no estuviera tan cerca del llanto. Y pensamos que Ceuta está muy lejos olvidando que mucho más cerca está Cataluña, ejerciendo de nación independiente con un desprecio absoluto a leyes y al resto de la ciudadanía.


Según lo que acabo de exponer y hablando de invasiones, opino que aquí y hoy podemos ver dos clases evidentes: una, con el envío directo de más de diez mil invasores y otra, mediante la emergencia súbita de una nación dentro de unos límites geográficos ya ocupados y, entonces me pregunto: ¿no podríamos observar también otra invasión más sutil como es la invasión en nuestras costumbres de los modos y modas de que hablamos anteriormente? ¿no representan esas intromisiones una verdadera invasión? Hemos dejado ocupar cargos políticos y de gran influencia y responsabilidad a auténticos enemigos de esta patria nuestra, personajes cuya ideología habíamos vencido y desterrado y a los que hemos facilitado su labor destructora. Estamos invadidos por la peor de las invasiones. Hay mucho mal realizado y establecido y es necesario un cambio radical. Por eso vuelvo al principio y creo que si las encuestas pronostican hoy una clara tendencia a favor de ese cambio, la lógica pero peligrosa euforia debe tratarse con la precaución debida, pensando que al final las urnas, caprichosas, pueden producir graves disgustos.



P. D. Escrito este sencillo artículo, leo en ABC del lunes 24, uno excelente de Juan Manuel de Prada sobre este mismo tema con título parecido cuya lectura recomiendo a quien le sea posible al tiempo que me congratulo por la coincidencia sin pretender comparaciones.




Francisco Alonso-Graña del Valle


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

La confesión y el indulto.

Este comentario no va dirigido a analizar las acciones de un gobierno, con el que no me une más que la obligación de soportarlo mientras dure. Lo que pretendo se ciñe solo a tratar de entender las manifestaciones públicas de una Iglesia a la que pertenezco.

Por Manuela Fernández JunqueraLeer columna

La patada (presunta) de Errejón

Íñigo Errejón lo niega todo, pero hay denuncia, testigos y hasta cámaras. Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Soler Gil y la muerte

  Vivir de espaldas a la muerte nos convierte en una sociedad infantilizada y superficial. En realidad, decirle a alguien "te quiero" significa "tu no morirás nunca" Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Vacuna individual y otras novedades lingüísticas

Bien está que cada uno "acerque el ascua a su sardina" y utilice los argumentos que estime  necesarios para justificar unos hechos de difícil justificación pero lo que no está tan bien es que un día tras otro los miembros de la actual clase dirigente, crean que los demás ciudadanos somos tontos o que nos tomen por tales

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y LA VERDAD

El pasado domingo 23 de mayo, la cadena de TV “La Sexta”, arremetió contra D. Jesús Sanz, arzobispo de Oviedo, por su supuesta mala actuacion al frente de Lumen Dei. Ante el desmentido de la propia Lumen Dei, el autor propone un boicot a la cadema de televisión.

Por José Luis LafuenteLeer columna

INVASIONES

Hemos dejado ocupar cargos políticos y de gran influencia y responsabilidad a auténticos enemigos de esta patria nuestra, personajes cuya ideología habíamos vencido y desterrado y a los que hemos facilitado su labor destructora.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

VOX se afianza y crece

Parece que para los simpatizantes de VOX los resultados electorales en Madrid, han significado una pequeña decepción. Se esperaba una aumento importante de votos respecto a confrontaciones anteriores y, aunque sí hubo aumento, no fue lo suficientemente considerable para complacer algunas expectativas.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

El gran fracaso

Habían preparado en la sombra un golpe maestro mediante el manejo del instrumento que tan enorme éxito les había proporcionado un malhadado día para la nación española: 1 Junio de 2018, con la moción de censura contra el gobierno de Mariano Rajoy.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Trampa más trampa, mentira más mentira

Estas son las bases en que se fundamentan una vez más los argumentos de las campañas izquierdistas ante las sucesivas elecciones, en esta ocasión, las madrileñas. En este aspecto su imaginación es muy fértil pero como de costumbre, al mismo tiempo pobre, mendaz y rastrera.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Elecciones Peligrosas

Madrid ha constituido durante los últimos años un bastión para la libertad y la defensa de la democracia frente al acoso totalitario de la izquierda. Esperemos que siga resistiendo después del día cuatro

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Shellenberger, el ecologista racional

Shellenberger representa el ecologismo racional, en franca minoría frente al pseudorreligioso en el que la naturaleza ocupa el lugar de Dios. No es sólo que la apuesta por las energías renovables haya resultado antieconómica. Es que se ha convertido en una pseudorreligión milenarista Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Encuesta
¿derribaran la Cruz del Valle de los Caídos y expulsarán a los monjes?

a) Si porque la Iglesia no los va a defender
b) No porque el poder de la oración es invencible

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo