Lunes, 18 de junio de 2018

Juego de trolas

La aparente pasividad de Rajoy ha sido, y es, la contribución necesaria para que, de forma activa pero encubierta, se llegue a una situación crítica e irreversible que justifique el apaño como solución de alivio. Es el "magistral control de los tiempos" que propicie un cambio de régimen consensuado a espaldas de la mayoría de los españoles.

Sin incurrir en demasiada ficción, todos los hechos parecen apuntar a que Rajoy estaría cumpliendo un extraño e inconfesable trato  por el que llegaría a la Presidencia del Gobierno siempre que indujera, tras una situación límite concertada con los independentistas, un cambio confederal de la Constitución: El cambio de Régimen y "el tiempo nuevo"(sic), anunciado por algunos voceros inmediatamente después de la masacre del 11-M , ignominioso punto de arranque del caos que estamos sufriendo.

Para ello, y previamente, Rajoy tenía que aniquilar a su propio partido, expulsar a liberales, conservadores y a quienes ideológicamente se opusieran al nuevo guión. Luego, adoptando todas las reformas y leyes de Zapatero, tenía que desactivar a las victimas del terrorismo y pactar de forma encubierta con ETA el cese temporal de la violencia a cambio de que pudieran gobernar en el País Vasco, pasando temporalmente el protagonismo a los independentistas catalanes para culminar el llamado "proceso". Todo ello maquillado y vendido como la derrota y fin de ETA, de una ETA que ha vuelto a pronunciarse como tal en Cataluña.  Los Medios de Comunicación, eran otro frente imprescindible que había que controlar para realizar con éxito la misión, y para ello la labor de la Vicepresidenta ha sido encomiable. Estos medios han sido los encargados de lanzar al estrellato a un partido leninista con el triple cometido de debilitar las instituciones, calentar la calle y asustar a los incautos.

Una vez cumplidos estos objetivos tácticos, surgiría una activación progresiva del independentismo catalán con financiación estatal, la pasividad ante graves violaciones de la Constitución, ante burlas al Estado y agresiones a la unidad y dignidad de la Nación, sumándose a la dejación ante el incumplimiento flagrante e insultante del Código Penal y de las sentencias judiciales. Por dos veces consentiría, por inacción dolosa, un referéndum ilegal después de afirmar, primero, que no lo habría para, a continuación, negar que lo hubiera habido. Remataría la faena poniendo en ridículo a España ante todo el mundo con la actuación impotente y el posterior abandono y vejación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, defensores del orden constitucional, ante un claro golpe de Estado, junto a la negativa de la aplicación de aquellos artículos del Código Penal y de la Carta Magna previstos para estos casos.

A pesar de toda esta deserción de responsabilidades, el desgobierno de la nación ha continuado con el escandaloso engaño a los españoles con frases equívocas como "la situación esta absolutamente controlada" o como estar dispuesto a "no cerrar ninguna puerta al dialogo y poder encontrar acuerdos dentro o fuera del Parlamento" (¿se refería, quizás, a otro objetivo programado y adelantaba sus auténticas intenciones?).

El magnífico y contundente discurso del Rey,  y el escrito no menos rotundo de FAES, han hecho que Rajoy hiciera unas aún más preocupantes declaraciones a la agencia EFE. Como siempre ha hecho,  tolera todas las críticas y amenazas que vengan de la izquierda extrema y de los nacionalistas pero, le ha faltado tiempo para, embravecido y prepotente, arremeter contra las advertencias hechas por la experiencia de hombres de estado. Y hacerlo desde el despotismo: "haré lo que crea y en el momento que me parezca mas oportuno" "dice- al tiempo que se humilla al suplicar a Puigdemont que "no declare la independencia", añadiendo que "no vamos a llegar tarde a ninguna parte, porque no se va a producir la independencia", y que "espero que acertemos", como si de una quiniela se tratara.

Permítanme reiterar lo dicho en mi último escrito en esta sección (LNE 14-9-2017): <<Después del uno de Octubre, cuando la confrontación haya llegado al momento álgido y por el bien de la nación, el Gobierno y todos los grupos parlamentarios nos ofrecerán, a hechos consumados, la reforma confederal como la mejor solución para contentar, de momento, a los nacionalistas, sabedores de haber conseguido el paso previo necesario para la independencia. ¡Como me gustaría equivocarme!>>

Por desgracia creo que no me estoy equivocando y que  "la profecía" se va cumpliendo


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Epitafio para un traidor

En noviembre del 16, me publicaban en estas mismas páginas la carta "Réquiem por la Constitución", en la que denunciaba "la forma encubierta en la que el gobierno de Rajoy, apoyado por la mayoría de los partidos parlamentarios, estaba llevando a cabo las negocio-cesiones con los nacionalistas, para desembocar en el final ya escrito en alguna parte".

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

Carmen Calvo contra el romanticismo

Pedro Sánchez ha sorprendido con un gabinete aseado, sin estridencias frentepopulistas para calmar a los mercados. Pero ese "giro a la derecha” económico lo compensará con un giro a la izquierda que sólo podrá ser moral-cultural. Preparémonos a una lluvia de medidas feministas, homosexualistas y laicistas.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Lágrimas negras

Usted, señor Rajoy, ha supeditado el interés de España a la conveniencia de su pútrido partido

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El largo 68, de la ETA a las aulas

El mayo del 68 derivó en varios movimientos que han perdurado hasta nuestra época y cambiado nuestra sociedad. Algunos miembros se quedaron en el activismo armado, otros treparon a las cumbres de la política y los últimos transformaron la educación y la cultura.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Mayo del 68, o el triunfo de los niñatos

Mayo del 68 fue una kermesse violenta de hijos de papá que despreciaban los valores y el modo de vida de la generación anterior Publicado en Disidencia

Por Francisco J Contreras Leer columna

Amor cortés

Una vez asentada la dignidad del matrimonio, pudo la sociedad elevar el exquisito edificio del erotismo Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

WHATSAPP,  MENTIRAS  Y  CAMPAÑA  ELECTORAL

El whatsapp se ha convertido, en muy pocos años, en la aplicación más utilizada del teléfono móvil y es, en mi opinión, el medio más poderoso para difundir toda clase de información, tanto verdadera como falsa, con el objetivo de tratar de conseguir el voto de muchas personas.

Por Paco MexiaLeer columna

Educación para la Ciudadanía en tiempos revueltos

No sé si el último manual de españolidad cabal de Stanley Payne, inevitablemente eclipsado por la exitosa obra de Elvira Roca Barea sobre el síndrome de la hispanofobia, serán del tipo de textos inspiradores que Gibson echa de menos en nuestras escuelas... Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

La corrupción

La confianza en el Gobierno ha llegado a estar tanto o más por los suelos que en la Junta de Andalucía Publicado en El Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Orban y la batalla por Europa

El establishment europeo-occidental intuye que en la Europa danubiana está tomando forma un modelo alternativo; de ahí la virulencia de su reacción. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

¿Pero de verdad Putin quiere destruir la UE?

Acabamos de asistir a la actuación de la justicia de un Lander alemán en el caso Puigdemont. Su resolución ha sido criticada por varios expertos, de algunos de los cuales me han llegado noticias, pero concretamente el publicado por el profesor Bastida he tenido el gusto de leerlo.  Todos ellos eran críticos con la postura alemán

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Encuesta
Ante la actuación de los paises de EU en el caso Puigdemont ¿cobra sentido la decisión britanica del Brexit?

a) si
b) no

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo