Domingo, 18 de febrero de 2018

cataluña

La profecía

Cuarenta años en los que se han encontrado un terreno perfectamente despejado y abonado para llevar a cabo sus propósitos; tiempo en el que no han faltado toda clase de prebendas monetarias, dejación imprudente o dolosa por incumplimientos legales y consentimientos calificados como "identitarios", por parte de los diferentes y sucesivos Gobiernos de la Nación. Pero creo que ninguno ha hecho tanto para recoger la cosecha sembrada como el Gobierno de Rajoy, toda vez que, siguiendo las pautas y normas establecidas por Zapatero, la inacción y la pasividad ante las provocaciones independentistas han caracterizado su mandato, pudiendo ser calificado, como poco, de culpable por omisión. Los Gobiernos anteriores, con mejores o peores intenciones, creyeron o esperaron que, con buenas dosis de ayudas, subvenciones y, sobretodo, "díííalogo", los independentistas olvidarían sus propósitos y se convertirían en gráciles, dóciles y satisfechas mariposas. Pero con estos dos últimos gobernantes no hay pasividad escondida tras las tácticas de los anteriores, hay colaboracionismo puro y duro. Recordemos el Estatuto de Cataluña, incentivado, elaborado y aprobado con gran algarabía por el Gobierno de Zapatero. Recordemos la inacción, o mejor aún, el seguimiento ladino de Rajoy en todo lo referente a la bolera que dejó preparada su antecesor. Comprobemos, como ejemplo, cómo ha sido la cacareada rendición de ETA que, si bien ha dejado de matar, a cambio se  ha otorgado a los terroristas y a sus secuaces el gobierno de municipios y ayuntamientos. No se rindieron, hicieron trueque. Y ahí están, a la espera de  sumarse a los beneficios promovidos por los nacionalistas catalanes.

En toda  esta sucesión de despropósitos, hay un hecho doloroso que marca un antes y un después para acelerar el llamado  "proceso". Un atentado masivo ocurrido hace trece años, rodeado de toda clase de mentiras e incógnitas sobre su autoria, pero que fue un punto de inflexión en lo que era España. A las veinticuatro horas de perpetrada la masacre ya  lo proclamaron algunas voces, anunciando la llegada de "un tiempo nuevo" y el necesario "cambio de régimen".

Desde entonces, todos los partidos políticos, previa anulación y renuncia de sus principios fundacionales, uno, transformación abiertamente nacionalista de otro, junto con los de reciente y oportuna aparición incentivada de radicales anti-este-sistema o los de camaleónico camuflaje ambiental, se han puesto a remar en el mismo sentido, escenificando su manoseada expresión: <<Se hará necesario "un nuevo marco de convivencia" entre todos los partidos políticos.>>  

Y así asistiremos, después del uno de Octubre - haya o no referendum catalán- a la añorada unión comensalista y salvavendepatrias de todos, porque las circunstancias así lo han requerido, ya que la confrontación ha llegado al momento álgido y por el bien de la nación se hace necesario que todos cedamos algo, y tal y tal. Para lo cual será imprescindible cambiar aquellos artículos de la Constitución referentes al modelo territorial que, ofreciendo cualquier resquicio o interpretación de acuerdo con la supuesta legalidad del momento, permita ahorrar a los sufridos ciudadanos españoles el engorroso proceso de una votación. Aquello de que el sujeto de la soberanía nacional reside en el pueblo español quedará para otras cosas más importantes a juicio de los que mueven los hilos. Los grupos parlamentarios nos ofrecerán, a hechos consumados, la reforma confederal como la mejor solución sin romper la unidad de España y contentar, de momento, a los nacionalistas, sabedores de haber conseguido el paso previo necesario para la independencia.

Hay que reconocer "el magistral control de los tiempos" de Mariano Rajoy, quien, como director encargado de la obra (o de la mascarada) coordinara a la perfección al resto de los actores para recibir el aplauso de los perplejos y silentes espectadores.

¡Como me gustaría equivocarme!


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

La era del sentimentalismo salvaje

Cuando el debate llega a estar dominado por “proposiciones emotivas”, la sociedad tiene un serio problema. La “proposición emotiva”, explica Dalrymple, es “una proposición falsa cuya principal función es dejar sentada la superior sensibilidad de aquél que la emite”, y que comporta “una suspensión voluntaria de la racionalidad crítica a favor de una respuesta emocional inmediata”.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Corrupción de menores

Esa invasión de la infancia por la pornografía se ve reforzada por la torpísima educación sexual Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Vuelta de tuerca

Las leyes de Memoria Histórica son una seria amenaza para la libertad de cátedra y expresión Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Soler Gil y la mitología materialista de la ciencia

En su anterior artículo, Contreras desglosó una de las obras de Yuval Noah Harari. Ahora, le toca el turno a Francisco J. Soler Gil, otra mente extraordinaria. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Pelléas y Melisande, la esperada

Es de agradecer que los directivos de la temporada ovetense se hayan decidido a programar esta  melancólica ópera, aunque sea más de cien años tarde, ya que el estreno de la misma se remonta a 1902, porque el tiempo la ha convertido en una ópera hito.

Por Cosima Wieck Leer columna

No les gusta Tabarnia

Sin presupuesto y sin jueces, Tabarnia está consiguiendo desactivar ideológicamente a los enemigos de este país

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Yuval Noah Harari y el final del humanismo

La revolución agrícola propició el paso del animismo al teísmo, la revolución científica, piensa Harari, permitió un nuevo salto del teísmo al humanismo

Por Francisco J Contreras Leer columna

LO MALO DE SER BUENOS

Nuestro colaborador reflexiona sobre la preferencia que muestra el poder político con las reivindicaciones de los sectores radicales aunque no sean muy numerosas frente a las mayoritarias si son defendidas por ciudadanos respetuosos con la ley y poco amigos de armar "jaleo"

Por Paco MexiaLeer columna

REFLEXIONANDO ACERCA DE LA NAVIDAD

Todos nos cruzamos en estas fechas las felicitaciones navideñas con gran algazara y, por tal motivo y circunstancia, no dejan de asaltarme ciertas preguntas al respecto?

Por Juan J. RubioLeer columna

Por qué triunfó el cristianismo

La ventaja demográfica del cristianismo primitivo –que terminaría convirtiéndolo en religión mayoritaria en el siglo IV- parece haber estado también muy relacionada con su ética sexual-familiar y con el estatus de la mujer. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

93.131

Más del 90% de esos asesinados en el seno de sus madres eran niños perfectamente viables Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Logrará Puigdemont ser investido presidente a distancia?

a) No sería un esperpento que dañaría la imagen del independentismo
b) Si la tibieza del PSOE debilita la acción del Estado

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo