Martes, 11 de agosto de 2020

sobre los ere

La sentencia

Sin duda ellos habrían hecho lo mismo con cualquier colaborador. Lo habrían dejado caer en la infamia o la cárcel sin mover un músculo: son comportamientos que, al parecer, van con el carné. Y de hecho es lo que intentaron hasta ayer mismo. Pero aun siendo así, es penoso ver a personas que lo han sido absolutamente todo en el partido arrastradas por el lodo sin que prácticamente nadie, en la hora terrible, acuda con un capote misericordioso. Las declaraciones de Ábalos, en caliente y sin anestesia, intentando marcar una distancia imposible, no sólo fueron cínicas, también miserables. Lo de Sánchez, sin dar la cara, simplemente porcino.

Las penas de cárcel han sido leves si se comparan con las que aquí se despachan, por delitos infinitamente menores, a quienes han de afrontar la severidad de una Justicia que se ceba con quien no sea político de izquierdas ni posea el paraguas que sólo ellos y los medios afines proporcionan. Me parecen más demoledoras las penas de inhabilitación, una suerte de excomunión civil y democrática que para un político debe ser una estocada directa al corazón de lo que le importa. ¿Puede ser ese el balance público de toda una vida de afanes y poder, de luchas e intrigas, de portadas y oropel? Terrible cuando ya no hay edad para reivindicarse ni soñar siquiera con un después.

Dicen que no hubo enriquecimiento, al menos aparentemente, pero es que eso debiera ser una agravante. Cualquiera podía entender, y al mismo tiempo condenar, a quienes, cegados por la codicia, acumulan bienes ilícitos; ¿habrá algo más antiguo? Lo increíble y novedoso es una trama instalada en lo más alto del poder y destinada, sin corromperse sus miembros dicen, con austeridad krausista, a pudrir hasta el tuétano a todo un pueblo para convertirlo en un rebaño de lacayos y agradadores. No concibo una degradación mayor de la política y de la democracia, y por eso son tan de celebrar las muestras bien visibles de que las víctimas verdaderas de esta trama de corrupción extrema por fin despiertan y comienzan a experimentar el sentimiento de libertad y dignidad que proporciona ser un ciudadano que vota a quien estima oportuno o simplemente a quien le da la gana. El viejo instinto libertario del pueblo andaluz se levanta ya en todas partes contra los señoritos socialistas que durante dos generaciones largas se llevaron a las niñas a la alberca con el dinero de los parados.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Cómo la Ley de Cambio Climático nos empobrecerá en vano

La ley de Cambio climático es puro ecosocialismo: planificación vertical de la economía con la excusa de la "emergencia climática". El clima siempre ha cambiado y no hay pruebas concluyentes de que el cambio actual sea más rápido, ni de que la acción humana sea su causa principal.?Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

A propósito de Santa Sofía

La Iglesia sigue presa de tópicos inactuales en vez de defender con uñas y dientes a las cristiandades perseguidasPublicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad III

En estos momentos tan decisivos para la humanidad echamos en falta una presencia inspiradora que por otra parte nunca le faltó en los últimos dos mil años en las circunstancias peliagudas: Nos referimos a la Iglesia Católica.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

 Calviño, descolgada

Visto el título del presente artículo y siguiendo con el uso la jerga que solemos emplear cuando se trata de ciclismo si este escrito fuese una crónica de alguna etapa de ese deporte, deberíamos intentar analizar ahora la causa principal por la que creemos que la aspirante española a ganar  una etapa en la que parecía bien situada, fracasó finalmente.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Corromper a un rey

Ahora, el ensayo de Monarquía ejemplar de Felipe VI se hace muy difícil: un Rey modélico no puede tejer alianzas con dirigentes entregados a la mentira, el sectarismo y la vulneración del estado de Derecho en un país de elites apátridas y moralmente arrasado.

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad II

Hace ya un tiempo nuestro actual presidente del Gobierno habló de la existencia de una policía patriótica en torno al PP.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Los enemigos del perdón

Es imprescindible volver a hablar del perdón a los enemigos -perdón que no excluye la justicia- y de la misericordia para obtener misericordia. ¿Pero cómo vamos a proclamar ese mensaje si nos han convencido de que no hay pecados y de que no hay que perdonar porque eso va en contra de la justicia

Por P. Santiago Martín Leer columna

A mi esposa

  Es objetivo en la vida encontrar a la persona amada y querida que a nosotros se nos dona.  

Por José Manuel Miranda Alonso Leer columna

El príncipe de la mentira

No piensen que me refiero a Satanás, tal como lo apodó el apóstol Pedro (1 Pedro 5:8-9), el personaje al que me refiero no da para tanto intelectualmente, no olvidemos que Luzbel era el querubín de más alto rango y por tanto su inteligencia es inmensa, no, les hablo de una persona más modestita en este campo, nuestro actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ni siquiera fue capaz no ya de escribir sino de leer su propia tesis doctoral.

Por Teresa SalamancaLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad I

La palabra protervidad, según el diccionario de la RAE, significa obstinación en la maldad. No se trata de un "palabro" como la "desescalada", ya que las montañas se escalan y luego se bajan o descienden pero no se desescalan.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

EL INGRESO MINIMO VITAL: UN PASO HACIA LA ESCLAVITUD CLIENTELISTA

Asistimos a la transformación de una sociedad democrática en una sociedad esclavizada por el poder a través de la compra del hoy todavía ciudadano por medio de un "plato de lentejas", con el "Gran Hermano"  mediático dirigiendo sus pasos

Por José Luis LafuenteLeer columna

Encuesta
¿Logrará las subvenciones que busca por la EU Sanchez?

a) No, es disparatado lo que pretende
b) Si, la EU está en descomposición

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo