Lunes, 15 de octubre de 2018

a favor de vox

Lo que está en juego el 25 de mayo 

En las elecciones del 25 de mayo, lo de menos es si ganará el PP o el PSOE. Ya sabemos que ganarán los dos, una vez más. La variable realmente nueva será el desgaste que sufrirá este bipartidismo imperfecto reforzado por los nacionalismos vasco y catalán, que no hacen más que exacerbar la misma patología estatólatra de corrupción y dependencia sumisa de unos ciudadanos que siguen apostando por quienes creen que les garantizan las pensiones, los subsidios y la falaz gratuidad de unos servicios públicos ineficientes y, a la postre -por una elemental razón demográfica- insostenibles.


Ese desgaste no puede venir de la abstención, que todos dicen deplorar, pero que no afecta al sistema en su conjunto, el cual se reparte el mismo número de escaños sea cual sea la participación. Tampoco puede proceder de las numerosas formaciones de extrema izquierda, ni de las pocas de extrema derecha, que proponen llevar al paroxismo el culto al Estado que ya padecemos, perfectamente compatible con la destrucción de España que preconizan las variantes separatistas y filoterroristas.


La erosión de la partidocracia socialdemócrata sólo pueden precipitarla partidos que propongan (en lugar de ajustes para intentar vanamente perpetuar el sistema, que es lo único que sabe hacer el PP) reducir notablemente el peso estructural del sector público, abolir las autonomías y proteger a las familias naturales, que son las que aportan espontáneamente natalidad y cohesión social. ¿He dicho partidos? Que yo sepa, sólo hay un partido con un mensaje equilibrado que desarrolle estos tres ejes (liberalismo, unidad de España y valores morales), que es VOX. Suena a anuncio electoral, pero no sé expresarlo de manera más exacta.


El eslogan del PP para esta campaña reza: "Lo que está en juego es el futuro". Como ejemplo de trivialidad, es difícilmente superable. ¿Puede haber alguna candidatura que sostenga lo contrario, que diga que el futuro no importa? Bien es cierto que hace tiempo que el futurismo se ha convertido en la ideología oficial del PP. Pero ¿qué futuro tenemos si no se acometen reformas serias? ¿Qué futuro tenemos si un 30 % de los trabajadores del sector privado sostiene al 70 % restante, entre inactivos, parados y empleados que dependen del presupuesto público? ¿Qué futuro tenemos si nacen tan pocos niños, y aún así, permitimos un millón de abortos cada década? ¿Qué futuro tenemos si en regiones enteras se enseña a los escolares a odiar a España?


Se trata de problemas tan formidables que ningún partido político podrá solucionarlos por sí solo, ni de un día para otro. El cambio de mentalidad que se precisa es tan drástico que resulta razonable dudar de que podamos conseguirlo. Porque, evidentemente, no se trata de que una raza de políticos alienígenas nos haya conquistado. Tenemos lo que hemos votado durante años, ni más ni menos, sea por convencimiento o por un miope malminorismo, del que soy el primero en acusarme. Pero el primer paso, o el primer indicador de que no todo está perdido todavía, puede ser el voto a un partido que ha realizado el diagnóstico correcto y no lo ha ocultado acomplejadamente bajo una montaña de medidas inconexas y a veces contradictorias, como estila el PP.


VOX tiene un mensaje nítido, contundente. ¿Cuál es, en cambio, el mensaje del PP? Que estamos en el camino de la recuperación: una idea gris basada en índices macroeconómicos y que en el fondo no deja de ser mentira. Porque tanto con el PP como con el PSOE, lo mejor que nos espera es un largo estancamiento, con cifras de paro de dos dígitos y crecimientos del PIB en los que acecharemos las décimas como un perro que aguarda debajo de la mesa la caridad o el descuido de los comensales.


En medio de ese panorama sombrío, que VOX consiguiera un solo escaño de eurodiputado sería un rayo de esperanza para todos los que coincidimos con las ideas regeneradoras de la nueva formación. Incluso si, por unos pocos votos, no se alcanzara ese objetivo, tampoco debería interpretarse como un fracaso absoluto. El objetivo auténticamente crucial es obtener representación decisiva en las próximas elecciones legislativas nacionales. Hay tiempo para ello, pero debemos empezar ya, y qué mejor forma de hacerlo que votar la candidatura de Alejo Vidal-Quadras, Iván Espinosa de los Monteros, Cristina Seguí, Santiago Abascal y José Antonio Ortega Lara, el próximo domingo. Y si esto les parece también un anuncio electoral (aunque gratuito), no me duele lo más mínimo admitirlo.


Comentarios

Por Tío Tomás 2014-05-29 15:23:12

valores morales y liberalismo, el agua y el aceite.


Por HVC 2014-05-23 19:20:51

Y sigue usted con el malminorismo


Comentar

Columnistas

San Gregorio VII

Gregorio VII fue  un hombre que, bien se puede decir, llenó por sí el siglo XI y el mundo de entonces; y sacudió toda Europa sumergida en. tantos errores y envuelta en preocupante ignorancia. El mismo manifestaba conocimiento de su ardua misión y vaticinó lo que su mismo nombre significaría en las edades futuras. Y, sin embargo, murió en el exilio. (Juan XXIII)

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Triunfa un "luminoso" Turco en Italia

Ayer se estrenó el segundo título de la actual emporada de ópera ovetense con una obra de Gioachino Rossini de desigual aceptación según la época.

Por Cosima Wieck Leer columna

Hablan los que saben

Un documento de 43 medievalistas y arabistas confirman que la Mezquita pertenece a la Iglesia Publicado en el Diario de Sevilla

Por Recaredo 1972Leer columna

Inmigración, Estado asistencial y el ogro Trump

Es imposible tener a un mismo tiempo fronteras abiertas y Estado del Bienestar: mejor dicho, es posible, pero también una receta para la ruina. Habrá que desactivar alguno de los factores. Y no parece que vaya a ser el Estado del Bienestar. Publicado en ACTUALL

Por Francisco J Contreras Leer columna

Santa Catalina de Siena

El siglo en el que vivió "siglo XIV" fue una época tormentosa para la vida de la Iglesia y de todo el tejido social en Italia y en Europa. Sin embargo, incluso en los momentos de mayor dificultad, el Señor no cesa de bendecir a su pueblo, suscitando santos y santas que sacudan las mentes y los corazones provocando conversión y renovación. Catalina es una de estas personas y también hoy nos habla y nos impulsa a caminar con valentía hacia la santidad para que seamos discípulos del Señor de un modo cada vez más pleno (BXVI)

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Covadonga y su sentido, 718-2018

«Es lícito esperar, como quienes escribieron la Crónica Profética hace casi doce siglos, la «Restauratio Hispaniae», y con ella una nueva interpretación del sentido de la historia de Covadonga y de España que permita enlazar con lo que aquellos hombres afirmaron con alegría y confianza: que Dios no abandona a su pueblo ni traiciona su alianza» Publicado en ABC  

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Hungría en el banquillo

Relanzar la natalidad nacional requiere a su vez fortalecer las familias y proteger la vida. Por ese lado, Orban entra en rotunda colisión con el proyecto neomarxista de ideología de género. Cuando en Hungría se habla de “libertad de elección”, se está pensando en un sí a la maternidad y a la vida Publicado en Actuall.  

Por Francisco J Contreras Leer columna

¡Que vienen los nazis!

Demócratas de Suecia ha alcanzado el 40% de los votos, y ya deben estar desfilando por allí las SS Publicado en El Diario de Sevilla  

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Fuenteovejuna, el primer estreno de una ópera en Oviedo

Ayer daba comienzo la septuagésima primera temporada de ópera ininterrumpidamente en Oviedo y lo hacía con las pretensiones que presta el estreno de una nueva obra, la ópera Fuenteovejuna, basada en la obra homónima del autor de nuestro siglo de oro, Lope de Vega

Por Cosima Wieck Leer columna

San Atanasio y el arrianismo.

San Atanasio fue, sin duda, uno de los Padres de la Iglesia antigua más importantes y venerados.Pero este gran santo es, sobre todo, el apasionado teólogo de la encarnación del Logos, el Verbode Dios que, como dice el prólogo del cuarto evangelio, "se hizo carne y puso su morada entrenosotros" Benedicto XVI

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Prisioneros del odio

El odio inextinguible es una enfermedad muy penosa para quien la padece. No conoce ideologías (Publicado en el Diario de Sevilla)

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Logrará Sanchez burlar la Constitución y permitir la celebración de un referendum de independencia en Cataluña?

a) Si hay demasiados intereses "bastardos" en juego
b) No los españoles lo impdirán

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo