Viernes, 14 de agosto de 2020

Modos, maneras...y efectos boomerang

El debate político se había desarrollado sin intervenciones gravemente extemporáneas, en un tono de discreta confrontación. Excluyendo alguna ya acostumbrada salida del señor Rufián, habíamos constatado una vez más que las ideas de VOX nada tienen de extremas, que Inés Arrimadas es un gran valor de Ciudadanos, que Adriana Lastra demostró también una vez más muy poca consistencia, que Aitor Esteban dió una imagen de personaje contemporizador y hasta apacible, vacío de originalidad y sin aportar nada de verdadero interés, etcétera y poco más etcétera; todo lo demás, repetimos, había transcurrido dentro de  unos cauces aceptablemente serenos y tranquilos.

Así pues, el debate concluyó y se produjeron los acostumbrados saludos de rigor en estos casos. Pero ¡ah los gestos! Durante este breve protocolo, el señor Esteban, quizá buscando su momento de gloria, tuvo la feliz ocurrencia de rechazar la mano que, muy educadamente, le tendió el señor Espinosa de los Monteros que se vió obligado a responder con un despectivo ademán a tan desafortunado proceder.

No voy a calificar con detalle estos gestos pues tampoco el calificativo tendría mayor interés. Solamente me gustaría advertir que una mala educación puede echar a perder la imagen de solidez y templanza que pretende y debe tener toda persona, y más aún si esta persona se mueve en el ámbito de lo público y de servicio a los demás, y que debe merecer el calificativo de don.

El señor Esteban ha tenido un gesto desafortunado, esto está claro. No ha tenido en cuenta o quizá sí, y esto sería peor, que las cámaras siguen transmitiendo las escenas y que los espectadores siguen manteniendo su atención a lo que se les muestra en pantalla.

Posteriormente, tras este, repito, desafortunado gesto, el señor Esteban quiso justificarlo y justificarse con otra, valga la redundancia, desafortunada justificación: el señor Espinosa habría dado una imagen franquista y "los vascos y vascas no damos la mano a franquistas". Pero hombre, aparte de que esta afirmación resulta un tanto arriesgada, diría yo ¿a qué viene traer a colación en este momento la figura de Franco para justificar un acto de una clarísima falta de educación? Y es que Franco y el franquismo constituyen un riquísimo filón para justificar lo injustificable acudiendo a la falaz memoria histórica. Todo lo malo proviene de Franco, aún después de más de cuarenta años fallecido y removido de su tranquilo descanso en un acto que más tuvo de pobre y cobarde venganza que de una "victoria de la democracia" como se le quiere calificar.

Para justificar y arreglar el caso que nos ocupa, el PNV "saltó al ruedo" para estropearlo aún más. Y no entro en detalles porque me alargo más de lo debido pero me gustaría que el señor Esteban y su partido, mantuviesen esta exquisitez en sus manos en todas las ocasiones y muy en especial, en aquellas en las que sin duda habrán de tratar con traidores y despreciables asesinos.

Y para final, aludir porque me parece que sí viene  a cuento, aludir digo, a un artefacto tanto de caza y deporte como ofensivo y defensivo llamado "boomerang", "búmeran" o "bumerán" que tiene la virtud de que una vez lanzado, regresa al lanzador con el grave  peligro de romperle la cara si no es manejado con la debida habilidad. El señor Esteban debe cuidarse de este efecto que, en este caso, está resultando evidente.


Francisco Alonso-Graña del Valle


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Cómo la Ley de Cambio Climático nos empobrecerá en vano

La ley de Cambio climático es puro ecosocialismo: planificación vertical de la economía con la excusa de la "emergencia climática". El clima siempre ha cambiado y no hay pruebas concluyentes de que el cambio actual sea más rápido, ni de que la acción humana sea su causa principal.?Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

A propósito de Santa Sofía

La Iglesia sigue presa de tópicos inactuales en vez de defender con uñas y dientes a las cristiandades perseguidasPublicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad III

En estos momentos tan decisivos para la humanidad echamos en falta una presencia inspiradora que por otra parte nunca le faltó en los últimos dos mil años en las circunstancias peliagudas: Nos referimos a la Iglesia Católica.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

 Calviño, descolgada

Visto el título del presente artículo y siguiendo con el uso la jerga que solemos emplear cuando se trata de ciclismo si este escrito fuese una crónica de alguna etapa de ese deporte, deberíamos intentar analizar ahora la causa principal por la que creemos que la aspirante española a ganar  una etapa en la que parecía bien situada, fracasó finalmente.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Corromper a un rey

Ahora, el ensayo de Monarquía ejemplar de Felipe VI se hace muy difícil: un Rey modélico no puede tejer alianzas con dirigentes entregados a la mentira, el sectarismo y la vulneración del estado de Derecho en un país de elites apátridas y moralmente arrasado.

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad II

Hace ya un tiempo nuestro actual presidente del Gobierno habló de la existencia de una policía patriótica en torno al PP.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Los enemigos del perdón

Es imprescindible volver a hablar del perdón a los enemigos -perdón que no excluye la justicia- y de la misericordia para obtener misericordia. ¿Pero cómo vamos a proclamar ese mensaje si nos han convencido de que no hay pecados y de que no hay que perdonar porque eso va en contra de la justicia

Por P. Santiago Martín Leer columna

A mi esposa

  Es objetivo en la vida encontrar a la persona amada y querida que a nosotros se nos dona.  

Por José Manuel Miranda Alonso Leer columna

El príncipe de la mentira

No piensen que me refiero a Satanás, tal como lo apodó el apóstol Pedro (1 Pedro 5:8-9), el personaje al que me refiero no da para tanto intelectualmente, no olvidemos que Luzbel era el querubín de más alto rango y por tanto su inteligencia es inmensa, no, les hablo de una persona más modestita en este campo, nuestro actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ni siquiera fue capaz no ya de escribir sino de leer su propia tesis doctoral.

Por Teresa SalamancaLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad I

La palabra protervidad, según el diccionario de la RAE, significa obstinación en la maldad. No se trata de un "palabro" como la "desescalada", ya que las montañas se escalan y luego se bajan o descienden pero no se desescalan.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

EL INGRESO MINIMO VITAL: UN PASO HACIA LA ESCLAVITUD CLIENTELISTA

Asistimos a la transformación de una sociedad democrática en una sociedad esclavizada por el poder a través de la compra del hoy todavía ciudadano por medio de un "plato de lentejas", con el "Gran Hermano"  mediático dirigiendo sus pasos

Por José Luis LafuenteLeer columna

Encuesta
¿Logrará las subvenciones que busca por la EU Sanchez?

a) No, es disparatado lo que pretende
b) Si, la EU está en descomposición

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo