Miercoles, 15 de agosto de 2018

Así estamos

Nuestro provincianismo suicida

España se enfrenta a varias amenazas graves. La más inmediata, los intentos de ruptura de la unidad territorial y de la Constitución que proceden del gobierno autónomo de Cataluña. No menos preocupante es que haya surgido con fuerza un nuevo partido político que pretende instaurar entre nosotros un régimen chavista, lo que supondría la destrucción de la clase media y de la democracia. Más lejana por ahora, a 4.800 kilómetros, tenemos el avance brutal del Estado Islámico, que podría desestabilizar Oriente Medio y exportar cientos de yijadistas a Europa, decididos a implantar un Califato de España a Afganistán. Por último, como la mayoría de países europeos, hemos entrado en una recesión demográfica provocada por el descenso de la natalidad (y no simplemente porque "vivimos más", como dicen quienes se niegan a ver la realidad) que nos conducirá a una dramática escasez de población activa en poco más de una generación.

Por si cada una de estas amenazas no fuera lo bastante grave por separado, su simultaneidad las favorece. Una España fragmentada y en barrena demográfica es más vulnerable al avance del yijadismo. No digamos si además se hundiera económicamente por culpa de un régimen como el que ha arruinado Venezuela en quince años. Esto sin hablar de sinergias perversas, como, por poner sólo un ejemplo, el necio ofrecimiento de Artur Mas de permitir la construcción de una gran mezquita en la plaza de toros Monumental de Barcelona, a cambio del apoyo musulmán al separatismo catalán. (¿Recuerdan las palabras de Lenin, "los burgueses nos venderán la soga con la que los ahorcaremos"? Cambien Lenin y burgueses por lo que están pensando.)

Aunque se trata de fenómenos que vienen gestándose desde hace décadas, la culpabilidad de los gobiernos de los últimos diez años, desde los atentados de Madrid del 11 de marzo de 2004, es incuestionable. Las concesiones de Zapatero al terrorismo vasco y al nacionalismo catalán; su política exterior, retirándose unilateralmente de Irak y relativizando el terrorismo islámico, al que llegó a comparar con el cambio climático (sic); su empeño en atizar la división social reivindicando el frentepopulismo de los años treinta y promulgando leyes anticatólicas; su desmesura con el gasto público, que agravó los efectos de las crisis financiera e inmobiliaria, legándonos unas administraciones económicamente inviables y corruptas... Todo ello, en esencia prorrogado y hasta agravado fiscalmente por Mariano Rajoy, ha arrojado a la nación a los pies de los caballos del totalitarismo izquierdista incubado en la Complutense y en Caracas, del separatismo filoterrorista, los antisistemas catalanes de la CUP en el parlamento catalán, y al fondo la torva mirada de los carroñeros islamistas, aguardando sin prisas nuestra descomposición final.

Mientras todo esto está sucediendo ante cualquiera que tenga ojos para ver, ¿qué es lo que preocupa al grueso de nuestros políticos y periodistas? La inanidad y frivolidad de buena parte de los asuntos que llenan los informativos y los periódicos son pasmosas. La falta de proporción en el tratamiento de los temas es sencillamente hiriente. Mientras en Irak se está perpetrando un auténtico genocidio de cristianos y otras minorías religiosas, y se esclaviza, mutila genitalmente y viola a las mujeres supervivientes, aquí montamos imbéciles debates sobre el "machismo" que supuestamente padecen las mujeres españolas, salvo que sean de derechas, pues de estas al parecer está bien decir que son tontas.

La falta de perspectiva se llama provincianismo. Si el nacionalismo catalán es un buen ejemplo de tal defecto elevado a niveles de tragicomedia, a nivel de toda España no tenemos motivos para estar orgullosos. Nuestra incapacidad para contemplar la realidad con un radio superior a los setecientos kilómetros (salvo para condenar a Israel por combatir a Hamás), y con una escala de tiempo mayor de cuatro años (salvo para derrocar a Franco retrospectivamente), puede acabar teniendo las consecuencias más desgraciadas, si no reaccionamos a tiempo.


Comentarios

Por Ansúrez 2014-08-27 17:00:53

Buen artículo, sí señor


Comentar

Columnistas

Ada Yonath, ejemplo de sabuduría

El "Magazine" de La Nueva España del pasado 8 de julio nos ofreció una entrevista a la investigadora israelí Ada Yonath, premio Nobel de Química 2009 por sus trabajos pioneros en cristalografía para determinar la estructura tridimensional y la función de los ribosomas.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

El retorno de los brotes (verdes, claro)

Este es el brote verde del título: un nuevo líder para un viejo y ajado partido. Espero que a Pablo Casado no le moleste el que yo lo llame brote verde. A él le toca ir madurando a marchas forzadas pero sin tropiezos. Desde luego, nombre de líder no le falta: recordemos al quizá máximo protagonistas de los "Hechos de los apóstoles".

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

¡UF! EL VAR

Cualquier instrumento por eficaz que sea también puede ser utilizado para hacer trampas

Por Eduardo LángaraLeer columna

LIBERTAD DE PENSAMIENTO y LIBERTAD DE EXPRESION:  LIBERTAD DE CATEDRA

Ante la dictadura de lo politicamente correcto, cabe la resistencia de cátedra, amparada por la Constitución. Solo hay que ejercerla.

Por Julio BuenoLeer columna

Alicia Rubio contra la hidra

Dicen los ponderaditos que la ideología de género será flor de un día y terminará descomponiéndose, refutada por la tozuda realidad de millones de años de evolución biológica. Pero no nos dicen cuánto daño más puede causar antes de caer.

Por Francisco J Contreras Leer columna

Ideas o más de lo mismo

Algunos sospechamos que en el código genético del PP existe una propensión al fraude

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Jordan Peterson y la batalla de los pronombres

Peterson es un liberal clásico que conoce bien la historia de los sistemas totalitarios y sabe que la batalla lingüística es decisiva. Es uno de los francotiradores intelectuales que ha surgido en Canadá y que, asumiendo el riesgo de muerte civil, mantienen enhiesta la bandera de la resistencia. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

La eutanasia que viene

La eutanasia es la salida fácil al problema del envejecimiento de la población Publicado en ele diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Atrocidades racistas: el gran ajuste de cuentas a Occidente

Se está produciendo un genocidio de blancos en sudáfrica ante el silencio general de la prensa Publicado en Disidentia

Por Francisco J Contreras Leer columna

'Traslatio sedis'

Alfonso X proyectaba desde Cádiz nada menos que la conquista militar y espiritual de África Publicado en Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Feminista no, feminoide

Desde que Sánchez llegó al poder, todo han sido anuncios que sólo pretenden distraer la atención del respetable

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿Filtrará Soraya "basura" para derrocar a Pablo Casado?

a) si no se resigna a perder el poder
b) no porque sería también su fin político

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo