Lunes, 17 de mayo de 2021

¿Qué nos tocará después?

Hace ya algún tiempo, creo recordar que desde este mismo medio, yo me preguntaba que hasta dónde llegaría nuestra capacidad de asombro ante tantas y tan variadas "ocurrencias" (no se me viene a la cabeza, de momento, otro calificativo) con que nos sorprenden un día sí y al siguiente también los personajes que, merced a las posibilidades que ofrece una democracia entendida muy sui generis, rigen hoy los destinos de esta nación todavía llamada España, nombre que, dadas los últimos acontecimientos y el modo de pensar de los dichos regidores, nos tememos que pueda desaparecer por sus, sin duda, connotaciones franquistas, al igual que patria, bandera, imperio, heroísmo, lealtad y entrando en el surrealismo, montañas nevadas, flechas al viento, etc. etc.

Y es que, en este momento, pues otros vendrán seguro, le ha tocado el turno de esta especie de locura colectiva, a nuestro, perdón, pues parece que ya no es nuestro, secular y grandioso idioma: el español, víctima de la insaciable insensatez grupal de la nueva intelectualidad que impregna hasta poner pingando a las preclaras mentes que ocupan presidencias, ministerios y otros estamentos o cargos dirigentes que, con gran "expertitud" como diría la señora Calvo, se encargan hoy de conducir los destinos (caramba, esto suena un poco joseantoniano) de, por ahora, mi querida España, esta España mía, esta España nuestra. Ya pueden perdonar mis lectores si los tengo, que repita este nombre, España, insistentemente pues lo hago antes que, merced a una nueva genialidad, constituya un delito el mero hecho de mencionarlo ya que puede pasar a considerarse un invento del difunto, inhumado, exhumado y vuelto a inhumar, caudillo de España y generalísimo de sus ejércitos, Francisco Franco Bahamonde, conocido en la historia como Franco sencillamente. Y lo que en su día fue la Hispania romana o la Spania visigótica si lo oyeron alguna vez nuestros ilustres "expertitudos", no lo considerarán ni mucho menos como antecedentes dentro de la etimología de España pues esta palabra, como digo, sería exclusivo invento del dictador.

La "ocurrencia", no cabe duda, es antológica. Han tenido que pasar unos cuantos siglos para encontrar algo de tal magnitud, digno de un ingenio realmente asombroso y tan original que, como digo, no admite parangón en la historia universal: anulación del español como lengua vehicular, concepto que a fuer de sincero, no alcanzaba yo a interpretar debidamente hasta que consultadas rigurosas fuentes se me aclara que es la lengua en que se enseña, no la que se enseña, con lo cual, creo que me armo más lío todavía que aclaro algo con una definición más, que dice: es también la lengua para las comunicaciones dentro de la comunidad educativa o sea que, hablando en plata "vehicular" en este caso, entiendo que es la lengua común para explicar tanto materias lingüísticas como no lingüísticas, ¡acabáramos, Madre mía del Rosario! Y a Dios gracias que es conocida como lengua materna pues si llega a ser paterna, no puedo imaginarme el trato que sufriría.


Estamos tratando de la lengua que hablan o hablamos desde hace unos cuantos siglos los llamados hasta ahora hispanohablantes que, según datos consultados somos al presente, quinientos setenta y siete millones, repartidos por el mundo, lo que la sitúa entre los primeros puestos del planeta Tierra (y dije planeta Tierra por aquella cósmica afirmación de la eminente señora Pajín y sus teorías sobre la conflagración planetaria zapaterobámica) y como segunda lengua materna o nativa  con cuatrocientos ochenta y tres millones.


Y la disparatada pretensión, (creo que todavía no está hecha efectiva), quieren ponerla en práctica velis nolis (utilizo por primera vez esta expresión latina que leí hoy en una interesante 3ª de ABC, obra de Ramón Tamames, mal expresada o transcrita pues se lee volis nolis), que quiere decir quieras o no quieras.


Pidiendo disculpas por permitirme también alguna "ocurrencia", terminaré repitiendo la pregunta del título: Una vez asestado este golpe sin precedentes a nuestra lengua ¿Qué nos tocará después?



Francisco Alonso-Graña del Valle





Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

VOX se afianza y crece

Parece que para los simpatizantes de VOX los resultados electorales en Madrid, han significado una pequeña decepción. Se esperaba una aumento importante de votos respecto a confrontaciones anteriores y, aunque sí hubo aumento, no fue lo suficientemente considerable para complacer algunas expectativas.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

El gran fracaso

Habían preparado en la sombra un golpe maestro mediante el manejo del instrumento que tan enorme éxito les había proporcionado un malhadado día para la nación española: 1 Junio de 2018, con la moción de censura contra el gobierno de Mariano Rajoy.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Trampa más trampa, mentira más mentira

Estas son las bases en que se fundamentan una vez más los argumentos de las campañas izquierdistas ante las sucesivas elecciones, en esta ocasión, las madrileñas. En este aspecto su imaginación es muy fértil pero como de costumbre, al mismo tiempo pobre, mendaz y rastrera.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Elecciones Peligrosas

Madrid ha constituido durante los últimos años un bastión para la libertad y la defensa de la democracia frente al acoso totalitario de la izquierda. Esperemos que siga resistiendo después del día cuatro

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Shellenberger, el ecologista racional

Shellenberger representa el ecologismo racional, en franca minoría frente al pseudorreligioso en el que la naturaleza ocupa el lugar de Dios. No es sólo que la apuesta por las energías renovables haya resultado antieconómica. Es que se ha convertido en una pseudorreligión milenarista Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Los mozárabes a escena

Una historia triste que poco tiene que ver con el desgastado mito de las Tres Culturas Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El voto libre, un valor en baja

Era el voto el único momento y, en realidad solo a medias (listas cerradas), en que el ciudadano ejercía de forma efectiva esa llamada libertad derivada de esa otra, vamos a decirlo en verso, falacia llamada democracia.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

San Ignacio de Loyola, Pablo Casado y el Miércoles de Ceniza

En los momentos actuales y, en referencia a algunos aconteceres políticos, no resulta difícil relacionar entre sí los elementos del título que antecede o anteceden:

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad VI

Se encuentra el mundo sumido en una peste producida por un virus llamado Covid 19, popularmente conocido como virus chino. Pero el problema, aparte de merecer un análisis médico en el que no voy a entrar por no ser un estudioso del tema y además haber dedicado ya un artículo al estupor que nos produce a los profanos el batiburrillo sanitario al respecto, presenta otras facetas de tipo sociológico, político e incluso geoestratégico sobre las cuales es necesario reflexionar.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Cuando la inoportunidad aparece y Kafka se queda corto...

Y es que, por el momento, no se me ocurre o no quiero que se me ocurra otro calificativo que metamorfosis ante la última decisión de la presidente de Cs, de alinearse ostensible, práctica y realmente con el PSOE y Cía., iniciando esta alineación con una moción de censura contra el gobierno de Murcia donde Fernando López Miras había sustituido a Pedro Antonio Sánchez que ya hubo de abandonar para defenderse de los ataques que sufría. Ambos PP.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Disparos en la sien

He de confesar en primer lugar que fuí de los que se alegraron con la elección de Pablo Casado como presidente del partido tras su confrontación con Soraya Sainz de Santamaría.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿El resultado de Madrid será el inicio de la reconquista de España por la derecha?

a) Si España se hunde con Sanchez
b) No Madrid es diferente

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo