Lunes, 20 de noviembre de 2017

las filtraciones

SECRETO DE SUMARIO

Entre mis allegados parece una idea compartida la de que la administración de justicia en España es un ámbito manifiestamente mejorable. Por supuesto que no debe colegirse de ello que todo esté mal en ella; como en todos los negocios de la vida, lo negativo pesa más porque encuentra un mayor eco en la calle.

Si nos ceñimos a las páginas de los periódicos o a los telediarios de los últimos tiempos, dejando aparte puntuales excentricidades o rumores de togas en el patio de Temis, nos topamos de manera harto frecuente con la noticia de filtraciones de datos de las investigaciones de asuntos de cierta relevancia pública.

Como es sabido, el sumario es el expediente judicial que contiene todas las informaciones relevantes obtenidas en el proceso de investigación de un delito. Con frecuencia, en el curso de una investigación es preciso evitar que se conozcan algunas de estas informaciones, para garantizar que no puedan manipularse pruebas u otros contenidos relevantes para esclarecer la verdad. La manera de conseguirlo es mediante el secreto de sumario que establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

El secreto de un sumario significa que las diligencias practicadas en el mismo sólo pueden ser conocidas por las partes que se encuentren personadas en la causa y nadie más. Pero además, si se trata de un delito público, el juez de instrucción puede declararlo total o parcialmente secreto para todas las partes, excepto para el ministerio fiscal, por un tiempo prorrogable de 30 días. Se trata, por lo tanto, de garantizar la eficacia de una investigación.

Frente a esta herramienta del secreto sumarial se pretende oponer en ocasiones el denominado derecho a la información, invocando los medios de comunicación al secreto profesional reconocido en la Constitución para no identificar al transgresor.

Desde un punto de vista ético y moral, parece claramente justificada la necesidad de mantener las previsiones de la citada Ley de Enjuiciamiento Criminal, con objeto de poder alcanzar la verdad en las investigaciones de los delitos. Tampoco parece muy discutible la defensa de una información objetiva en asuntos de interés público. ¿Entran ambos propósitos en contradicción? Mi tesis es que no tendría por qué ser así? si el ordenamiento jurídico se dotase de las previsiones oportunas para conseguir compatibilizarlos.

Información veraz e investigación eficaz precisan del conocimiento de la verdad para que, de esta forma, los sustantivos abstractos veracidad y eficacia se concreten en sustancia objetiva suficiente para ser informada y juzgada por quien en cada caso es competente. Al fin y a la postre, ¿no se trata en ambos casos de que prevalezca la verdad? Y, para que ésta prevalezca, es preciso primero descubrirla. De Perogrullo.

¿Y cómo se puede hacer para evitar que se torpedee la búsqueda de la verdad con tanta filtración? La clave en este tipo de asuntos suele ser siempre la misma: hacer que el delito no resulte rentable. Quienes filtran datos de un sumario no lo hacen por motivos filantrópicos. La obtención de dinero u otras prebendas, la búsqueda de posiciones de ventaja por la difamación de adversarios y otros fines poco honorables constituyen las raíces fácilmente imaginables de este mal. La lucha contra las filtraciones de datos de las investigaciones sólo será eficaz con medidas preventivas adecuadas que alcancen a todos los miembros de la cadena que se beneficia de dicho delito.

El último eslabón, los medios de comunicación, resulta clave. Diversos estados de derecho protegen las investigaciones y los derechos de los investigados prohibiendo la publicación de determinadas informaciones sumariales durante el proceso. En España esto chocaría con la interpretación restrictiva que según los expertos realiza el Tribunal Constitucional en relación con la información veraz y de interés público. La solución pasa inevitablemente por el Congreso de los Diputados: adecúese la legislación, como otros estados de nuestro entorno ya tienen hecho.

¿Queremos tener acceso a la verdad de los asuntos que pueden tener interés público? Yo, desde luego, sí. Dejemos entonces que quienes los investigan hagan su trabajo primero.



Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Cita con Europa

Las sociedades occidentales son hijas del 68, mientras que las de Europa del Este lo son del hundimiento comunista Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Anne-Laure Decadt, con Dios

¿O esa frase sugiere subliminalmente la ominosa posibilidad de que la ultraizquierda sea particularmente condescendiente sólo con ciertas formas de violencia, como las que surgen del brazo terrorista de la famélica legión del de los infelices multisecularmente oprimidos por las oprobiosas Cruzadas? Publicado en La Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

Un L Elisir d amore delicioso

El pasado domingo se representó la primera función de un clásico no sólo de nuestra temporada sino de la historia de la ópera, especialmente de la ópera bufa.

Por Cosima Wieck Leer columna

¡Ya está bien de insultar nuestra inteligencia!

Desde el pasado 1-O estamos asistiendo a un proceso de manipulación de la realidad tan descarado por parte de los conjurados independentistas catalanes y de sus palmeros, muy numerosos, excesivamente numerosos, que alcanza el nivel de lo insoportable para el ciudadano corriente que a diario tiene que aguantar que se afirme que el día es noche y viceversa, tratándolo por tanto como un auténtico idiota.

Por María Alú Leer columna

Forcadell en el Supremo

A veces se piensa que el Gobierno influye en los jueces. No necesariamente, hay Señorias que son muy suyas,

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Se cambia voto

¿Qué les impide intercambiar el sentido de sus votos y lograr darles el valor real que, de otra manera, no tendrían? Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Votar no es la solución

Al desechar la intervención de TV3, al consolidar en la jefatura de los Mossos al que era su número 2 y al negar el ministro Méndez de Vigo que haya adoctrinamiento en las aulas, se hace evidente que el PP no desea acometer el desmantelamiento independentista.   Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Ganarán los sublevados

Nadie tendrá la menor duda de que al separatismo catalán le han dado todas las oportunidades para vencer la batalla, y que al independentismo en general se las darán todas para que gane la guerra. Y la ganarán gracias a la colaboración imprescindible del Gobierno Central, asistido por el resto de los partidos políticos  parlamentarios.

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

La traición que se avecina

Ya pasó con el espíritu de Ermua. Las manifestaciones populares son luego moduladas por los políticos y el resultado final no se parece nada a las expectativas generadas.  

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

El empate es derrota

Las palabras de Millo y Rajoy indican que el Gobierno va a dar la razón a los de la bandera blanca y las camisetas blancas, y no a la multitud rojigualda Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

¿Llegó la hora?

Ante nuestros ojos, en su peor hora, tras años de dosis caballunas de anestesia, España al fin despierta   Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿La traición de Puigdemont romperá la unidad del frente separatista?

a) No solo les interesa el fin que persiguen
b) Si, es muy duro es ir a la carcel mientras él se pasea por Bruselas

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo