Jueves, 11 de agosto de 2022

Trampa más trampa, mentira más mentira

Somos testigos estos días del manejo de la opinión pública a base de noticias sensacionalistas de supuestas amenazas a los heroicos gobernantes. También abundan las tertulias en las que la imparcialidad brilla por su ausencia y la manipulación resulta tan evidente que la decisión, valentía y claridad de un contertulio (en este caso, una) hace saltar por los aires todo el montaje y deja en paños menores a toda la organización...aunque seguro que, insensible al desaliento, esta pandilla de listos no cejará en su empeño y olvidando el ridículo, seguirá inventando modos y maneras de seguir con sus trapaceros métodos, para desprestigiar a todos, todas y "todes" los que puedan interponerse en su camino, en el camino de la perpetuación en el poder, un poder que están demostrando día tras día, solo sirve a sus intereses y no al bien de la ciudadanía y del que usan y abusan de una forma cada vez más parcial y descarada.


Cuando yo era niño, en mis felices temporadas de vacaciones en un delicioso y pequeño pueblo asturiano decíamos a modo de sentencia en ese lenguaje popular tan gráfico y certero: "las trampas, rescamplan", siendo rescamplar un verbo de difícil traducción pero que nosotros entendíamos perfectamente como "rebotar" o "volverse en contra" y ya puestos a aclarar, sinónimos, de lo que se conoce como "producir efecto boomerang".


Una vez más, todo este manejo nos hace pensar que nuestro pueblo no se merece el nivel de pobreza y ruindad que preside hoy las mentes que lo rigen. La experiencia está resultando verdaderamente penosa y por ello vemos y nos alegramos de que, a veces, en beneficio de la verdad, se haga patente el dicho asturiano a que aludimos: "las trampas, rescamplan" o "les trampes, rescamplen", y que llegue a alcanzar la categoría de ciceroniana claridad.


Nada sabremos en concreto y esto es la única realidad sobre el resultado de las elecciones a la comunidad de Madrid hasta la noche del próximo día 4 pero según mi opinión nunca la representación de la izquierda había tenido un nivel tan pobre, bajo y poco fiable como en esta ocasión que comentamos.


En una repentina decisión, el sr. Iglesias Turrión nos había sorprendido al presentarse como candidato de su partido a encabezar la lista electoral. No conoceremos a fondo las razones que le hayan impulsado a dar este paso aunque creemos que la principal podría ser el deseo y convencimiento de que iba a erigirse en la figura estelar de la izquierda, alcanzando otra vez la notoriedad adquirida gracias a sus manejos de la indignación popular y al torpe apoyo que la oposición le brindó un día como feroz verdugo del PSOE y que él aprovechó para lograr su momento de gloria, pero un uso tan ególatra de la ocasión le fue restando credibilidad al tiempo que subía su posición social y aumentaba la obligada mentira en sus intervenciones públicas. Se diría que Galapagar fue para él su particular valle de los caídos y de allí hubo de salir para encontrarse, en primer lugar con un portazo en las narices de Más Madrid tras su intento de entendimiento y dominio y después con la rocambolesca unión con el señor Gabilondo cuya persona parece situada en sus antípodas hasta tal punto que ha pasado a formar con él una pareja inverosímil, una verdadera caricatura.


Ya no engaña Iglesias. No engaña su furia, no engañan sus repetidos argumentos con sus ataques indiscriminados a todo aquello que no se corresponda con su modélica pureza, no engaña ya su pretendida proletaria vestimenta. Hoy, económicamente es millonario y políticamente ha entrado de lleno, pareja incluída, a formar parte de la odiada casta que un día no muy lejano sufrió sus ataques como azote y verdugo exterminador. Parece que sus días han pasado.¿Tendrá capacidad todavía de reservarnos una sorpresa final?



Francisco Alonso-Graña del Valle


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

 Feijóo ya se ve en la Moncloa

Tras el aplastante triunfo del PP en las elecciones autonómicas andaluzas, donde su candidato Juan Manuel Moreno Bonilla trapasó la mayoría absoluta con holgura, seguro que el presidente nacional de la formación ve inminente la repetición de este fenómeno en la generales con él  como  protagonista.

Por María Alú Leer columna

 Lindezas de Feijóo

A pesar de que la inmensa mayoría de los españoles son conocedores de la trayectoria ideológica y política del nuevo líder del reseteado PP, por si aún alguien alberga todavía alguna duda sobre la misma-incluso después de las soflamas sobre "el rumbo claro" a raíz de su unción- paso de forma somera a señalar algunos de sus hitos más destacables:

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

¿QUÉ Y A QUIÉN REPRESENTAN HOY LOS SINDICATOS MAYORITARIOS?

  El fracaso de asistencia a la manifestación convocada por UGT y CC.OO el pasado 23 de marzo y la laxitud de sus pretensiones, protestar contra las alzas de precios pero dejando bien claro que, no sólo las quejas no se dirigían al Gobierno sino antes bien que le pedían que no se redujesen los impuestos, me han llevado a reflexionar para responder a la pregunta planteada en el encabezamiento, plasmarlo por escrito, esperando que la consideración de plantee por los propios Sindicatos.  

Por José Luis LafuenteLeer columna

Una sociedad enemiga de los niños

Gabriele Kuby ha escrito un libro titulado “La generación abandonada”, y su tesis es que hemos sacrificado la felicidad de varias generaciones de niños a la libertad amorosa ilimitada de los adultos. Los niños son los grandes perdedores de la revolución sexual de los 60 y 70, convertida desde entonces en cimiento moral de nuestra sociedad. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Ideología e impotencia

  El abuso ideológico sustentado en la buena fe de las gentes lleva siempre a excesos de poder Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

¡Qué verde era mi valle!

?La verdad es que podemos considerar tanto el título como el subtítulo de este artículo como un par de elementos surrealistas añadidos a posteriori pues sería muy laborioso buscarles alguna relación con el escrito que quizá algún lector benevolente llegue a leer de principio a fin, pero no niego que tiene "su aquél", aquel tinte nostálgico y amargo que hoy acompaña a los que ya nos pesan los años.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Ya no quedan jueces en Berlín

Esta sociedad envilecida que se refugia bajo la "sacralidad" de la palabra democracia para perpetrar las mayores felonías impunemente y digo sociedad porque los políticos y los jueces salen de la sociedad no llegaron aquí desde Saturno, está derivando con pasos de "siete leguas" hacia una tiranía plutocrática

Por Teresa SalamancaLeer columna

¿Qué pasa realmente en Ucrania?

Este modesto periódico dispone de pocos medios, solo una agencia de noticias, nuestra observación de diversas cadenas de televisión y distintos periódicos.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

El PP y sus tradicionales incumplimientos

José Luis Martínez Almeida, algunos empiezan a llamarlo Carmeida, nos ha regalado una magnífica "perla de la factoria" del PP y no precisamente una perla de lluvia venida de un pais donde no llueve como dice la canción de Jaques Brel sino de la mendacidad.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

El ocaso del cristianismo

  Desde hace tiempo, el cristianismo se va debilitando en la conciencia de Occidente. Es un completo desastre desde el punto de vista religioso, pero creo que cada vez más gente se irá dando cuenta de que, a la larga, prescindir de Jesucristo no trae sino calamidades. Algunas ya son patentes, como la pérdida de patrimonio cultural por el cierre de iglesias y catedrales, otras son fáciles de detectar como el preocupante descenso de la moralidad pública, otras, en fin, irán aflorando con el paso del tiempo.  

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

¿UN REY SECUESTRADO?

El mensaje de Navidad del Rey ¿es suyo o está constreñido por el Ejecutivo? Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Encuesta
¿derribaran la Cruz del Valle de los Caídos y expulsarán a los monjes?

a) Si porque la Iglesia no los va a defender
b) No porque el poder de la oración es invencible

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo