Martes, 31 de marzo de 2020

analisis de la realidad

Un discurso iluminador

Hace unos meses, en esta misma columna, escribí acerca de las academias como verdadero refugio y respuesta a la contracultura, entendida ésta no ya como propuesta alternativa a la tradición, sino más bien como expresión hegemónica, degradada y mercantilizada de los contravalores de nuestra civilización. El pasado domingo, la Real Academia Sevillana de Buenas Letras ofreció un ejemplo pleno de esa misión.

El discurso de ingreso del profesor Alfonso Lazo, historiador, intelectual y columnista destacado, pero también diputado socialista durante casi veinte años y hasta 1996, resultó de una hondura y brillantez inusitadas incluso en ese ambiente privilegiado. Una reflexión de largo alcance sobre la evolución de Europa y su presente en la que comenzó señalando cómo entre 1789 y 1945 se produjo la máxima influencia sobre la marcha de la cultura de los lectores de libros, herederos de una tradición remontable a los epistolarios del Humanismo, hasta poder hablarse de ellos como verdaderos "núcleos civilizatorios". Ese mundo, convulsionado por guerras y revoluciones en su etapa final, ha sido sustituido progresivamente desde 1918 por una mezcla de cultura de masas -lo que Hermann Hesse llamó "la era folletinesca"- y de creciente barbarie. El 68, el mitificado mayo parisino, representó la puesta de largo de un nuevo paradigma dominado por esos ingredientes. Incubado desde tiempo antes, eclosionó gracias al desplome de los dos grandes soportes morales e ideológicos, aunque contrapuestos, de la Europa de la posguerra: los partidos comunistas -sin credibilidad desde la revelación de la naturaleza del régimen soviético tras la muerte de Stalin- y la Iglesia católica, incapaz de encauzar las torrenteras abiertas por el Vaticano II.

El ciertamente pesimista análisis del profesor Lazo tiene, sin embargo, una apertura hacia la esperanza: los nuevos monasterios, es decir, los núcleos civilizatorios de hoy, que sin duda existen, capaces de asumir y salvar el legado de nuestra gran cultura como en su momento hicieron los monjes con la herencia del mundo clásico, y una religiosidad sustentada por una Iglesia a la altura de esos desafíos, capaz de amparar esa misión y de dialogar con esos núcleos. Eso oía y no podía yo dejar de pensar en la gran oportunidad aparentemente perdida que ha representado el pontificado y el ejemplo de Benedicto XVI. Nos esperan, sin duda, tiempos tan recios como apasionantes.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

China: mentira cochina

Ya hemos escrito varias veces sobre el tema del coronavirus que nos está invadiendo y que, si Dios no lo remedia, afectará a toda la Humanidad

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

LAS LECCIONES QUE NOS VA DANDO EL CORONAVIRUS

En el momento actual, parece que han coincidido en la crisis del Covid-19 unos ciudadanos amorfos, indolentes, impregnados de valores consumistas y egoístas en general, con el peor gobierno de la Historia de España desde Fernando VII

Por José Luis LafuenteLeer columna

 Cuarentena por coronavirus

Nueva experiencias: Sano, descansado, sin más achaques que los habituales de  mi ya vetusta edad y con ganas de ver (¡ah, ese morbo que más o menos llevamos latente!) el nuevo ambiente callejero propiciado por las actuales circunstancias "pandémicas", pienso en las medidas aconsejadas y dictadas por quienes tienen poder para ello y, sometiéndome a lo exigido, me pongo en el papel del ciudadano ejemplar, dejo que mi mujer salga a la calle por ineludibles deberes,  le recuerdo una vez más las normas que nos repiten con necesaria reiteración desde todos los puntos y, aunque a última hora estoy a punto de acompañarla, renuncio y decido seguir mi enclaustramiento voluntario que ya se prolonga desde el pasado fin de semana.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Efectos del coronavirus

Los efectos del coronavirus están siendo deletéreos para la salud y para la economía, estando ésta en total desaceleración mucho antes de aparecer el virus.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Poema de las reivindicaciones*

Borracha y muy sola a casa llegóuna linda moza y su padre la vió.Al ver el estado en que la encontró,riñóla furioso y dos tortas le dió.

Por Juglar GasparLeer columna

 Creatividad, glándulas mamarias femeninas y croquetas

Lo sutil y delicado en todos los aspectos era hasta ahora, si no exclusivo y privativo de la mujer, al menos sí frecuente y algo, en cierto modo, personal y propio.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

 Día Internacional de la Mujer

Como ya saben, el pasado domingo 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer con la batahola feminista de los partidos de izquierda, con sus pasquines, eslóganes y pancartas rezumando odio hacia el hombre y hacia la religión cristiana

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

A remolque

Lo previsto. Nuestras perspectivas van siendo superadas a medida que el tiempo, implacable, sigue corriendo. Nuestro bi-gobierno no da una a derechas (claro, pues esto sería antinatural ya que todos los que propiciaron o están situados hoy a las cabezas de ese engendro, tienden a la otra mano, excepto el PNV que lava y tiende la ropa de sus conveniencias, al aire que más caliente).

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

El ébola y el coronavirus.

Como ya hemos dicho muchas veces en este blog, nos gusta "recuperar la memoria histórica", oiga. Vamos a ello viendo el cinismo, las mentiras  y "reacciones" de socialistas y comunistas, ante los casos del ébola, y del actual coronavirus.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Variaciones sobre el caso Delcy y otras divagaciones

Aunque, dada nuestra situación política actual, se puede uno encontrar ya casi sin sobresaltos y a diario con casos y cosas que en otro tiempo serían sorprendentes e increíbles, nunca llegamos a sospechar que alcanzaríamos los niveles que estamos consiguiendo y que, insistimos machaconamente, seguro que día tras día superaremos ampliamente con toda seguridad.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿Cree que el Gobierno español está gestionando bien la crisis del coronavirus?

a) No, ni tiene la capacidad ni la responsabilidad necesarias
b) Si porque es una situación incontrolable

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo