Martes, 04 de agosto de 2020

Momentos de tribulación. La Gerarquia eclesiástica

Tiempos Protervos o la nueva protervidad III

Parece que la jerarquía eclesiástica últimamente se ha evaporado y en las contadas ocasiones que aparece más valía permaneciera en su hibernación habitual.

Preocupado por estos temas, hablaba yo, hace un cierto tiempo sobre quién podría ser responsable de la actual coyuntura, con un religioso y me respondía taxativamente que la responsabilidad no era de los seglares (independientemente de los pecados que cada uno pudiera tener) sino del clero.

Y por desgracia uno tiene la percepción de que el mal aumenta según se asciende hacia rangos superiores, siempre claro está dejando a salvo algunos faros de potente luz y sabiduría. Referencias escasas en el número pero prolíficas en capacidad, clarividencia y determinación.

En este tiempo turbulento vemos a las conferencias episcopales ponerse de perfil cuando no se ponen a favor más o menos claramente de posturas y movimientos totalmente contrarios a lo que ellos se comprometieron a defender ante Dios.

Los pastores de la Iglesia no son vendedores de una multinacional que puedan decir cualquier cosa para obtener la venta de su producto, ni su éxito se mide por la cantidad de adeptos conseguidos de cualquier modo sino por la exactitud en la transmisión del Evangelio a la luz de la tradición aunque los sigan pocos pues según el Evangelio de San Mateo "Y si no se os recibe ni se escuchan vuestras palabras, al salir de aquella ciudad sacudíos el polvo de vuestros pies. Yo os aseguro; el día del Juicio habrá menos rigor para la tierra de Sodoma y Gomorra que para aquella ciudad" (Mt. 10, 14-15).

El mensaje del Evangelio es de amor, caridad y misericordia pero no de enjuagues y chalaneos muy propios de los negocios y la política pero totalmente fuera de lugar en el ámbito religioso.

Cristo encomendó a sus discípulos ser la sal de la Tierra, grandes sectores de la jerarquía, sin duda sordos, entendieron azúcar en vez de sal.

Dijo: "Vosotros sois la sal de la tierra" (Mt., 5, 13) no sois el azúcar del mundo.

Tengo constancia de la existencia de un no pequeño número de obispos aterrado por la situación y la misma los paraliza, no es mala fe es desorientación. Yo modestamente los exhortaría a que superasen ese estado de ánimo y dieran el ejemplo de muchos de sus predecesores en situaciones de persecución.

Nunca la iglesia se arrugó ante el poder civil cuando éste quiso institucionalizar el mal (excepción hecha del episcopado inglés en la época de Enrique VIII) Es fundamental su reacción porque la maniobra del mal en esta ocasión es a nivel mundial y promovida por los organismos internacionales en coalición con un sector de  archimillonarios protervos aliados curiosamente con los revolucionarios marxistas y fingiendo además buenas intenciones.

Es como si estuviéramos viviendo  la visión profética que tuvo el Papa León XIII en la que  Satanás viene al mundo disfrazado de ángel de luz-




Esteban Alú    


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Cómo la Ley de Cambio Climático nos empobrecerá en vano

La ley de Cambio climático es puro ecosocialismo: planificación vertical de la economía con la excusa de la "emergencia climática". El clima siempre ha cambiado y no hay pruebas concluyentes de que el cambio actual sea más rápido, ni de que la acción humana sea su causa principal.?Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

A propósito de Santa Sofía

La Iglesia sigue presa de tópicos inactuales en vez de defender con uñas y dientes a las cristiandades perseguidasPublicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos Protervos o la nueva protervidad III

En estos momentos tan decisivos para la humanidad echamos en falta una presencia inspiradora que por otra parte nunca le faltó en los últimos dos mil años en las circunstancias peliagudas: Nos referimos a la Iglesia Católica.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

 Calviño, descolgada

Visto el título del presente artículo y siguiendo con el uso la jerga que solemos emplear cuando se trata de ciclismo si este escrito fuese una crónica de alguna etapa de ese deporte, deberíamos intentar analizar ahora la causa principal por la que creemos que la aspirante española a ganar  una etapa en la que parecía bien situada, fracasó finalmente.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Corromper a un rey

Ahora, el ensayo de Monarquía ejemplar de Felipe VI se hace muy difícil: un Rey modélico no puede tejer alianzas con dirigentes entregados a la mentira, el sectarismo y la vulneración del estado de Derecho en un país de elites apátridas y moralmente arrasado.

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad II

Hace ya un tiempo nuestro actual presidente del Gobierno habló de la existencia de una policía patriótica en torno al PP.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Los enemigos del perdón

Es imprescindible volver a hablar del perdón a los enemigos -perdón que no excluye la justicia- y de la misericordia para obtener misericordia. ¿Pero cómo vamos a proclamar ese mensaje si nos han convencido de que no hay pecados y de que no hay que perdonar porque eso va en contra de la justicia

Por P. Santiago Martín Leer columna

A mi esposa

  Es objetivo en la vida encontrar a la persona amada y querida que a nosotros se nos dona.  

Por José Manuel Miranda Alonso Leer columna

El príncipe de la mentira

No piensen que me refiero a Satanás, tal como lo apodó el apóstol Pedro (1 Pedro 5:8-9), el personaje al que me refiero no da para tanto intelectualmente, no olvidemos que Luzbel era el querubín de más alto rango y por tanto su inteligencia es inmensa, no, les hablo de una persona más modestita en este campo, nuestro actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ni siquiera fue capaz no ya de escribir sino de leer su propia tesis doctoral.

Por Teresa SalamancaLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad I

La palabra protervidad, según el diccionario de la RAE, significa obstinación en la maldad. No se trata de un "palabro" como la "desescalada", ya que las montañas se escalan y luego se bajan o descienden pero no se desescalan.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

EL INGRESO MINIMO VITAL: UN PASO HACIA LA ESCLAVITUD CLIENTELISTA

Asistimos a la transformación de una sociedad democrática en una sociedad esclavizada por el poder a través de la compra del hoy todavía ciudadano por medio de un "plato de lentejas", con el "Gran Hermano"  mediático dirigiendo sus pasos

Por José Luis LafuenteLeer columna

Encuesta
¿Logrará las subvenciones que busca por la EU Sanchez?

a) No, es disparatado lo que pretende
b) Si, la EU está en descomposición

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo