Domingo, 08 de diciembre de 2019

Carta semanal del Arzobispo de Oviedo

Un año de remembranza

Queridos hermanos y amigos: Paz y Bien.       

 No hubo pañuelos de silencio en la partida, sino un adiós emotivo, tanto, tanto, que resultó un adiós acompañado. Fue una especie de “adiós contigo”, y conmigo se vinieron tantos buenos hermanos y amigos desde Huesca y Jaca para despedirme in situ: muchos laicos y muchos sacerdotes. También de Madrid, mis familiares, los franciscanos y muchos amigos venidos de tantos sitios, algunos bien lejanos. El paso de la vida deja en tu corazón nombres y rostros que forman parte de tu pequeña biografía, que son sencillamente imborrables.        

Sucedió hace justo un año en un inolvidable 30 de enero. Es el tiempo que llevo en Asturias como Arzobispo de Oviedo. Termina en breve mi condición de Administrador Apostólico de Huesca y de Jaca, y llegando el primer aniversario de mi llegada a la tierra y diócesis astur, se me agolpan los recuerdos de estos meses vividos con grande intensidad.        

Asturias ya en vísperas desplegaba su mejor paisaje invernal, en donde contrastaba la lluvia y el frío clima, con la acogida cordial, amable, la propia de esta noble tierra de tan buenas gentes. Entre miradas curiosas, abrazos y estrecharse de manos, me colé sin darme cuenta en la nueva casa, con larga historia, a la que el Señor en su Iglesia me enviaba. Culines de sidra, espichas gustosas, y el calor de los hermanos que previamente me esperaban en la puerta de la Diócesis, que por llegar por el oriente desde Aragón, se llamaba Colombres. Era la primera parada. Abierta la Iglesia para una breve oración, sus mejores piedras eran aquellos cristianos que me aguardaban: el Administrador Diocesano, el Vicario General, el Arcipreste y el Párroco, junto a otros sacerdotes, religiosas y muchos laicos. Me fijé en los niños y jóvenes de la catequesis, en sus catequistas. Estaban también las autoridades del lugar y del Concejo. Quedé impresionado, gratamente agradecido, y del todo conquistado por aquella primera entrega del afecto sincero de bondad y hospitalidad asturiana.        

Al día siguiente fue ya en Oviedo. La Catedral abarrotada: tantos hermanos en el episcopado, curas, religiosos, cristianos laicos. Era la Iglesia en Asturias, las Autoridades del Principado, de la capital y la región, el mundo académico, judicial, militar y de seguridad, el mundo de los medios de comunicación. Me sorprendió la espléndida banda de gaitas que ponían música a la letra de mi oración íntima por la que daba gracias emocionado por tan inmerecida acogida. Preciosa y precisa la toma de posesión, en su capilla musical y en el desarrollo de la liturgia sublime y sencilla a la vez. Me sentí en casa, rodeado de cientos de hermanos, de amigos sobrevenidos con un nuevo don, de todo un pueblo que me escuchaba y me veía por primera vez, un pueblo del que formo parte, con el que soy peregrino del mismo destino, discípulo del único Maestro, mendigo de la gracia que nos hace buscadores de la Belleza, la Verdad y la Bondad que coinciden con Dios y su Buena Noticia.        

Y un día después, ya como Arzobispo, nos fuimos a Covadonga. Familia, amigos, queridos oscenses, jacetanos y los asturianos que acababa de estrenar. Allí en la santa Cueva, con los niños de la Escolanía le echamos guiños con cantos y plegarias a nuestra entrañable Santina. Los sacerdotes y personal de Covadonga, y tantas gentes de bien que subieron a saludarme. La historia que comenzó entonces y que ahora cumple un año, tiene detrás toda esa remembranza agradecida al Señor, a su Madre, y a este querido Pueblo de Dios con el que sigo aprendiendo a ser Obispo y con el que tengo la gracia de ser cristiano. Recibid mi afecto y mi bendición.       

 + Jesús Sanz Montes, ofm      

Arzobispo de Oviedo       Adm. Apost. de Huesca y de Jaca


Comentarios

Por Impaciente 2011-01-31 09:28:00

Hermoso texto, lleno de lirismo y casi de poesía en prosa, como suelen ser todos los de D. Jesús. Pero pasado ya un año de su llegada, y después de que nuestro Arzobispo ha sido liberado ya de la carga de Huesca-Jaca, tenemos que pedirle que se ponga ya manos a la obra en esta sufrida Diócesis de Oviedo. A lo mejor son impresiones subjetivas, pero comienza a notarse un exceso de prudencia, de miramientos, y de mayor decsión a la hora de encarar el gobierno de la diócesis. Pasado un año, quizá sea ya el tiempo de empezar a actuar ¿o no?


Comentar

Columnistas

Sesión de circo en Madrid

"...la política italiana es un circo sin ni siquiera domadores, sólo payasos."(Aforismo de Andrea Mucciolo).A propósito de aquello de las barbas de tu vecino.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

El hombre y la naturaleza

A lo largo del tiempo el hombre ha ido tomando posición respecto a la realidad cambiante que le rodea. Se ha pasado del temor reverencial a la naturaleza a creer que la podemos dominar y recrear a nuestro capricho  

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Lecciones chilenas

Nos negamos a aprender que el socialismo es opresión y miseria. Deberíamos preferir la abundancia desigual a la pobreza igualitaria. Y en Chile la pobreza absoluta ha pasado de un 50% a un 6% de la población en las últimas cuatro décadas. (Publicado en Actuall)

Por Francisco J Contreras Leer columna

La sentencia

Dicen que no hubo enriquecimiento, pero es que eso debiera ser una agravante

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

ELEGIA A AGUSTIN COSTA

De parte de un buen amigo

Por Jose Manuel Miranda SLeer columna

A PROPÓSITO DE LA TAUMATURGIA DEL PROCÈS

Permítaseme iniciar con un aserto, no sé si mío, o recogido de mi acervo enriquecido con el seguimiento de predecesores ilustres…:  (En el pasado se colonizaba con la cruz y la espada; en los tiempos modernos, son los mass media y otras herramientas subsidiarias, las que hacen la labor de ejecutar órdenes y mandatos de cabildos regidores).  

Por Juan J. RubioLeer columna

Agustín Costa, un hombre de bien

Agustín Costa, catedrático de Quimica Analítica, falleció en Oviedo el 18 de Noviembre de 2019, a los 70 años Publicado en La Nueva españa

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Nuevo fraude, ahora electoral

¿Es posible en dos días ponerse de acuerdo en todo aquello que no pudo concertarse en seis meses?

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Modos, maneras...y efectos boomerang

Vuestro "don" señor Aitores el "don" del algodón,el cual para tener "don"necesita tener "algo".(Paráfrasis de un epigrama de Fco. Martínez de la Rosa).

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

«PRINCESAS DEL MARTIRIO»

?No es ninguna novedad recordar que la Lay de la Memoria Histórica que nos trajo el perverso e indigno Rodríguez Zapatero y a quien ya ha mejorado en este camino el no menos perverso e indigno Pedro Sánchez, no tiene el mismo trato para las personas o acontecimientos según hayan estado en un bando o en otro durante la Guerra Civil

Por Jose María Garcia Tuñon AzaLeer columna

REALIDAD versus IGNORANCIA

Con frecuencia, el paso de los acontecimientos me hace pensar que llegará un momento en que ya mis ojos, mis oídos, en fin, todo mi ser, deje de contemplar, atónito, tanta incongruencia, tanto sinsentido, tanto absurdo acompañado todo ello y adornado de tanta mentira, tanta ignorancia, tanta insensatez, en fin, tanta osadía a cargo de la clase dirigente que nos ha tocado sufrir.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Encuesta
¿Venderá Sanchez la unidad de España a cambio de la presidencia del Gobierno?¿

a) Si y lo que haga falta, carece de otro interés que su propia persona
b) No la maquinaria constitucional se lo impedirá

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo