Lunes, 21 de enero de 2019

y acompañarles en su "sufrimiento" porque "la mayoría no tiene amigos y se encuentra sola"

Un capellán que acompaña a personas al final de la vida y con enfermedad mental: "Estamos donde nadie quiere estar"

"Lo primero es estar donde nadie quiere estar, muchas veces ni las familias siquiera, sobre todo, en el caso de pacientes de larga estancia, porque una cosa es que a un familiar le ingresen por un episodio psicótico puntual o depresión y otra, que sea un problema de salud mental que se prolongue durante más de 20 ó 30 años", precisa Dueñas en declaraciones a Europa Press.

La actividad que realiza este capellán se enmarca en el acompañamiento que la Iglesia realiza a las personas mayores y enfermas. En total, en España, 2.730 parroquias tienen 142 grupos de atención a enfermos; hay 841 voluntarios en hospitales que acompañan a más de 147.000 personas y 18.714 voluntarios y agentes de pastoral de la salud, según los últimos datos de la Memoria de Actividades de la Conferencia Episcopal Española.

En el hospital psiquiátrico Doctor Rodríguez Lafora, Dueñas, junto a otro capellán, una religiosa y una decena de voluntarios, atienden a unos 320 pacientes con todo tipo de problemas de salud mental, trastornos de personalidad o adicciones. Además, acompañan a ancianos con enfermedades psiquiátricas.

El capellán Gerardo Dueñas lamenta el "estigma" y el "miedo" que aún existe sobre las enfermedades mentales, uno de los motivos por los que estas personas suelen encontrarse en situaciones de soledad. Otra de las razones, según explica, es que estos pacientes suelen desarrollar la enfermedad al final de la adolescencia o el principio de la juventud por lo que no tienen una familia propia y solo tienen a los padres, hermanos y sobrinos, los cuales muchas veces han sufrido mucho con la enfermedad y sienten "rechazo".

"Son historias tremendas. Suelo decir que aquí jugamos en primera división porque no se puede ir a más que un hospital psiquiátrico. Aquí los problemas que tenemos que acompañar son muy graves. Y muchas veces les tenemos que devolver la dignidad que les han hecho creer que han perdido", subraya.

Para ganarse su confianza, realizan actividades como talleres de imanes de árboles de Navidad que después venden en un rastrillo solidario en las fiestas navideñas, y se sientan a escucharles y acompañarles en su "sufrimiento" porque "la mayoría no tiene amigos y se encuentra sola".

"Todos necesitamos sentirnos queridos. Por el hospital pasa un montón de gente, como el trabajador social, la familia, pero poca gente se queda, y cuando ven que te has quedado, empiezas a ser parte de los suyos y entonces son tremendamente agradecidos, eres parte su familia", asegura este capellán que ya lleva siete años trabajando con estos pacientes.

ROMPER EL ESTIGMA SOCIAL

En todo caso, Dueñas insiste en la necesidad de romper el "estigma social" que existe hacia estas enfermedades mentales. "Me acuerdo de un día celebrando misa, estábamos hablando del pasaje de la Biblia en que Jesús acompaña a los leprosos y una paciente dijo 'nosotros somos los leprosos de hoy'", recuerda.

En este sentido, lamenta que en este tipo de hospitales psiquiátricos no ocurra como en otros donde se realizan actuaciones diarias para los enfermos. Además, añade que su ubicación, justo en uno de los márgenes de la carretera de Colmenar Viejo, describe muy bien la situación de estos pacientes con salud mental que se encuentran "al margen de la sociedad".

Por otro lado, Dueñas coordina en la Archidiócesis de Madrid un programa de acompañamiento integral "plus" al final de la vida y ante situaciones de alta complejidad terapéutica que ya está funcionando en el Hospital La Paz como proyecto piloto y que asegura que está dando "muy buenos resultados".

A estos pacientes les acompañan "integralmente" no solo con el dolor o a nivel psicológico sino también "en todas las dimensiones" como la "espiritual", aunque Dueñas puntualiza que esto no quiere decir necesariamente que el paciente tenga que ser religioso pues esta atención "espiritual" puede ir relacionada con "esperanzas o deseos profundos". Además, precisa que no van a "quitar el papel" a los médicos, enfermeras o psicólogos.

"Es un campo bonito donde tenemos que poner nuestras energías. Muchas veces la gente no es que no quiera vivir sino que no quiere vivir así con este dolor, con esta situación de soledad", resume Dueñas.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

La izquierda lesiona mi autoestima

Esta izquierda, desde que tuve mi primer contacto con ella, nunca ha dejado de sorprenderme

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

¿Hacia una fusión de Vox y PP?

El milagro de un líder del PP con un discurso ideológicamente vitaminado se debe precisamente a la competencia que le plantea VOX por su derecha. Suprimid a ese peligroso rival, y veréis al PP recaer en su inercia centrista-acomplejada de siempre.  

Por Francisco J Contreras Leer columna

Quosque tandem abutere, Catilina...?

Aunque ni Catilina ni Cicerón deambulen hoy, dirimiendo sus diferencias por estos mundos de Dios, lo que sí anda por ahí, y muy castigada por cierto, es nuestra paciencia porque ¿qué pecado habrá cometido nuestro vetusto y sufrido pueblo para padecer la clase política que hoy nos gobierna (es undecir)?

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

¿Qué dice realmente la Ley Andaluza de Violencia de Género?

Las leyes de violencia de género son injustas porque vulneran el principio de no discriminación por razón de sexo: la misma agresión es castigada con penas distintas según sea cometida por hombres o mujeres Publicado en ACTUALL

Por Francisco J Contreras Leer columna

La clave está en Europa

Es sorprendente que un socialista francés y humillado por Macron esté dictando la posición de Cs en Andalucía Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

El catolicismo y las religiones

La fe católica no se puede modificar a voluntad del consumidor. Si se admite que Jesucristo es Dios, no se puede alterar su mensaje. Se puede ahondar en su comprension, pero no se puede cambiar.

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

Inventarios y Balances

Cuando los grandes teóricos de la democracia nos instruían con entusiasmo sobre los logros y excelencias que encerraba este concepto, vemos ahora que se dejaban muchas cosas en el tintero, pues esos grandes logros, una vez puesta en práctica plenamente esa forma de sistema o régimen político, se iban transformando, si alguien no lo remedia, en algo etéreo y todo lo más, puramente teórico.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

FELICES PASCUAS NAVIDEÑAS

Bueno, este año les felicitamos la Navidad como todos los anteriores pero utilizando una fórmula que en la actualidad ha caído en desuso.

Por Editorial Leer columna

La tercera ley de Newton y el susto electoral andaluz.

Ya pueden dispensarme mis lectores pero me acordé de Newton y su tercera ley al contemplar el discurrir político en nuestra querida España, esta España nuestra en estos tiempos convulsos.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

"¡Oh Susana, no llores más por tí!"

De ninguna manera quisiera yo que se me tildase de misógino pues tal parece que las tengo tomadas con las señoras, pero es que, unas por esto de la Ley de Igualdad y otras por su reconocida valía, nos las tropezamos a diario tanto en las ondas como en la prensa, etc., algo natural, ya que el estar ocupando actualmente puestos de gran responsabilidad, las obliga a estar muy presentes, tanto o más que los hombres.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Entre revulsivo y detonante: estimulante

La irrupción de Vox genera un panorama lleno de interés Publicado en LA NUEVA ESPAÑA

Por Julio BuenoLeer columna

Encuesta
¿La pelea entre podemitas será el fin de la coalición?

a) Si nada castiga más el electorado
b) No al final llegarán a un acuerdo

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo