Viernes, 25 de mayo de 2018

y acompañarles en su "sufrimiento" porque "la mayoría no tiene amigos y se encuentra sola"

Un capellán que acompaña a personas al final de la vida y con enfermedad mental: "Estamos donde nadie quiere estar"

"Lo primero es estar donde nadie quiere estar, muchas veces ni las familias siquiera, sobre todo, en el caso de pacientes de larga estancia, porque una cosa es que a un familiar le ingresen por un episodio psicótico puntual o depresión y otra, que sea un problema de salud mental que se prolongue durante más de 20 ó 30 años", precisa Dueñas en declaraciones a Europa Press.

La actividad que realiza este capellán se enmarca en el acompañamiento que la Iglesia realiza a las personas mayores y enfermas. En total, en España, 2.730 parroquias tienen 142 grupos de atención a enfermos; hay 841 voluntarios en hospitales que acompañan a más de 147.000 personas y 18.714 voluntarios y agentes de pastoral de la salud, según los últimos datos de la Memoria de Actividades de la Conferencia Episcopal Española.

En el hospital psiquiátrico Doctor Rodríguez Lafora, Dueñas, junto a otro capellán, una religiosa y una decena de voluntarios, atienden a unos 320 pacientes con todo tipo de problemas de salud mental, trastornos de personalidad o adicciones. Además, acompañan a ancianos con enfermedades psiquiátricas.

El capellán Gerardo Dueñas lamenta el "estigma" y el "miedo" que aún existe sobre las enfermedades mentales, uno de los motivos por los que estas personas suelen encontrarse en situaciones de soledad. Otra de las razones, según explica, es que estos pacientes suelen desarrollar la enfermedad al final de la adolescencia o el principio de la juventud por lo que no tienen una familia propia y solo tienen a los padres, hermanos y sobrinos, los cuales muchas veces han sufrido mucho con la enfermedad y sienten "rechazo".

"Son historias tremendas. Suelo decir que aquí jugamos en primera división porque no se puede ir a más que un hospital psiquiátrico. Aquí los problemas que tenemos que acompañar son muy graves. Y muchas veces les tenemos que devolver la dignidad que les han hecho creer que han perdido", subraya.

Para ganarse su confianza, realizan actividades como talleres de imanes de árboles de Navidad que después venden en un rastrillo solidario en las fiestas navideñas, y se sientan a escucharles y acompañarles en su "sufrimiento" porque "la mayoría no tiene amigos y se encuentra sola".

"Todos necesitamos sentirnos queridos. Por el hospital pasa un montón de gente, como el trabajador social, la familia, pero poca gente se queda, y cuando ven que te has quedado, empiezas a ser parte de los suyos y entonces son tremendamente agradecidos, eres parte su familia", asegura este capellán que ya lleva siete años trabajando con estos pacientes.

ROMPER EL ESTIGMA SOCIAL

En todo caso, Dueñas insiste en la necesidad de romper el "estigma social" que existe hacia estas enfermedades mentales. "Me acuerdo de un día celebrando misa, estábamos hablando del pasaje de la Biblia en que Jesús acompaña a los leprosos y una paciente dijo 'nosotros somos los leprosos de hoy'", recuerda.

En este sentido, lamenta que en este tipo de hospitales psiquiátricos no ocurra como en otros donde se realizan actuaciones diarias para los enfermos. Además, añade que su ubicación, justo en uno de los márgenes de la carretera de Colmenar Viejo, describe muy bien la situación de estos pacientes con salud mental que se encuentran "al margen de la sociedad".

Por otro lado, Dueñas coordina en la Archidiócesis de Madrid un programa de acompañamiento integral "plus" al final de la vida y ante situaciones de alta complejidad terapéutica que ya está funcionando en el Hospital La Paz como proyecto piloto y que asegura que está dando "muy buenos resultados".

A estos pacientes les acompañan "integralmente" no solo con el dolor o a nivel psicológico sino también "en todas las dimensiones" como la "espiritual", aunque Dueñas puntualiza que esto no quiere decir necesariamente que el paciente tenga que ser religioso pues esta atención "espiritual" puede ir relacionada con "esperanzas o deseos profundos". Además, precisa que no van a "quitar el papel" a los médicos, enfermeras o psicólogos.

"Es un campo bonito donde tenemos que poner nuestras energías. Muchas veces la gente no es que no quiera vivir sino que no quiere vivir así con este dolor, con esta situación de soledad", resume Dueñas.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Mayo del 68, o el triunfo de los niñatos

Mayo del 68 fue una kermesse violenta de hijos de papá que despreciaban los valores y el modo de vida de la generación anterior Publicado en Disidencia

Por Francisco J Contreras Leer columna

Amor cortés

Una vez asentada la dignidad del matrimonio, pudo la sociedad elevar el exquisito edificio del erotismo Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

WHATSAPP,  MENTIRAS  Y  CAMPAÑA  ELECTORAL

El whatsapp se ha convertido, en muy pocos años, en la aplicación más utilizada del teléfono móvil y es, en mi opinión, el medio más poderoso para difundir toda clase de información, tanto verdadera como falsa, con el objetivo de tratar de conseguir el voto de muchas personas.

Por Paco MexiaLeer columna

Educación para la Ciudadanía en tiempos revueltos

No sé si el último manual de españolidad cabal de Stanley Payne, inevitablemente eclipsado por la exitosa obra de Elvira Roca Barea sobre el síndrome de la hispanofobia, serán del tipo de textos inspiradores que Gibson echa de menos en nuestras escuelas... Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

La corrupción

La confianza en el Gobierno ha llegado a estar tanto o más por los suelos que en la Junta de Andalucía Publicado en El Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Orban y la batalla por Europa

El establishment europeo-occidental intuye que en la Europa danubiana está tomando forma un modelo alternativo; de ahí la virulencia de su reacción. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

¿Pero de verdad Putin quiere destruir la UE?

Acabamos de asistir a la actuación de la justicia de un Lander alemán en el caso Puigdemont. Su resolución ha sido criticada por varios expertos, de algunos de los cuales me han llegado noticias, pero concretamente el publicado por el profesor Bastida he tenido el gusto de leerlo.  Todos ellos eran críticos con la postura alemán

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Hay que leer a Laje

Toca promocionar a la competencia: Agustín Laje y Nicolás Márquez publicaron en 2016 El libro negro de la nueva izquierda, un must para cualquiera que desee entender el trasfondo histórico-filosófico del feminismo radical y el homosexualismo. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Wylie el rojo

Wylie es el creador de Cambridge Analytica. Traidor y pelirrojo, la progresía mundial ya ha encontrado al responsable de sus tribulaciones Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

 Las pensiones en España: entre la demagogia y la inmovilidad

Los gobernantes actuales, con una práctica de avestruz en sus políticas, no se atreven a mostrar e informar la realidad del problema de las pensiones, como primer paso para buscar soluciones, ni menos aún a ofrecerlas, en una muestra más de la pusilanimidad que han mostrado a lo largo de dos legislaturas en las que nos han enseñado que su quehacer político consiste precisamente en no hacer o en todo caso, en hacer lo mínimo posible para que todo siga igual.

Por José Luis LafuenteLeer columna

Entrando en Vetusta por la Estación del Norte

Primeros dias en Oviedo del Catedrático de Ingenieria Química Julio Bueno Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

Encuesta
Ante la actuación de los paises de EU en el caso Puigdemont ¿cobra sentido la decisión britanica del Brexit?

a) si
b) no

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo