Miercoles, 07 de diciembre de 2022

El llamado sector "progre" no cesa en su intento de desacreditar al obispo Munilla

Un grupo minoritario de la diócesis de San Sebastián vuelve a la carga contra su obispo

Gilberto Pérez (www.religionenlibertad.com)   Las presiones de la minúscula y poco representativa corriente crítica al obispo de San Sebastián no cesan.

Tras el abandono voluntario de la orden franciscana del aún sacerdote José Arregui, 750 laicos y sacerdotes, religiosos y personas de pastoral (todos ellos representantes del sector “progre” del anterior establishment eclesiástico de la diócesis vasca) han escrito una carta abierta a monseñor José Ignacio Munilla en la que critican su proceder respecto al polémico teólogo.  

 La carta utiliza, manipulando, la figura evangélica del pastor y las ovejas, para acusar ferozmente a su propio prelado de mal pastor, que en lugar de amar y defender a su rebaño, expulsa sin misericordia del redil a la pobre ovejilla que no responde a la voz caprichosa y autoritaria de su guía.

Todo ello, por supuesto, envuelto en un lenguaje suave y sereno, lleno de sorpresa, llanto y lamento.   Sintiéndose aludidos por el calificativo de “agua sucia”, presuntamente utilizado por el obispo (sostenido por Arregui, desmentido por Munilla), los autores de la epístola dicen estar sorprendidos “que a esa ‘agua’ se le califique de ‘sucia’ y si esas palabras salen del pastor que esperábamos defendiera a sus ovejas, las amara como son y uniendo sus diferencias y experiencias, ayudara a formar un ‘rebaño’ con miembros diferentes pero en comunión, cuando eso es así, el dolor es más profundo y la esperanza se nos hace muy difícil”.  

 La misiva, caracterizada por el victimismo, reprocha a Munilla su conducta respecto a Arregui, achacándole la culpa de que el teólogo haya colgado el hábito al franciscano.

 Exculpa, pues, a Arregui,  “gracias a usted en el exilio de lo que es su vocación y de la llamada que Dios le hizo y le sigue haciendo, aunque ahora tenga que realizar su camino de otra manera”. Es decir, el obispo sería quien le está impidiendo al sacerdote responder a la llamada de Dios.  

Tras invocar a “Dios Padre-Madre” (sic), el grupo de firmantes aseguran que con el ex franciscano “hemos aprendido a contemplar y admirar la tierra que Dios nos ha dado, vamos aprendiendo a no quedarnos con los brazos cruzados y buscar la verdad y comprometernos, como Jesús de Nazareth con los más necesitados, los últimos, los marginados”.  

A modo de inocentes preguntas, los 750 cargan la artillería pesada contra su propio obispo por la supuesta expulsión (cosa que no ha existido) de Arregui: “¿cómo puede una persona elegida por la Iglesia para ayudar y acoger como Jesús, expulsar a un hermano? ¿Cómo puede una persona llamada a ser presencia del Padre expulsar a un hijo?”.  

En su intento de presentar una imagen negativa de Munilla, los nacional-progresistas se preguntan confusos y escandalizados: “¿Cómo puede un ‘buen’ pastor dejar que se pierda e incluso empujar para que caiga una oveja de su rebaño porque esa oveja quiera descubrir o descubra otros caminos, explore los montes y bosques, busque pastos nuevos… cómo puede hacer eso un pastor ‘bueno’?”.  

Tratando de presentar a Munilla como un obispo sin misericordia, presto a condenar en vez de perdonar, los firmantes vuelven a la carga, con tono inocente, “¿se equivocaba Jesús cuando acogía a los pecadores, a la pecadora, a los fariseos de noche…? ¿Expulsaría hoy Jesús, tendría miedo a perder poder, se enfadaría porque los que le seguían descubrían la maravillosa experiencia de Dios-Madre-Padre?” (esta vez “Madre” primero para no ser machistas).  

El texto también pretende presentar la imagen de un Munilla que teme perder el poder y cierto status y que no solo no busca el bien de su rebaño sino que lamenta profundamente que lo obtenga.  

“¿No puede usted disfrutar con que haya seguidores de Jesús que descubran y nos ayuden a descubrir, la presencia de Dios en nuestra vida diaria, la verdad de su ternura y compasión, la certeza de que perdonar, aun al enemigo, es bueno, la seguridad de que esos descubrimientos no le van a quitar a usted, ni a nadie, el poder, ni la categoría?”.  

Recurriendo otra vez a la manoseada estrategia del victimismo, los firmantes dicen sentirse “profundamente” dolidos por el hecho de que su obispo quiera confundirlos y hacer “sufrir tanto”.  

Hacia el final de la carta abierta, invitan a su obispo a que sea humilde y reconozca el supuesto error que está cometiendo. “La humildad es la verdad (nos lo enseña la Iglesia) una verdad que sólo es absoluta si es Dios mismo, pero lo demás, su verdad, la nuestra siempre es humana y abierta a errores”.  

“No somos ‘agua sucia’, somos pequeños manantiales, también Joxe y otros, a quienes ama Dios y va llevando nuestras sencillas y débiles corrientes, al manantial, al río infinito de su conocimiento, o sea de su amor. Con el respeto y afecto dolorido de quienes queremos a la Iglesia "santa y pecadora" pero donde el Señor Jesús nos acogió y queremos permanecer”, concluye la misiva.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

SER o NO SER

. Nuestra esperanza es procurar una buena formación, tener claros los principios morales y la distinción entre lo que está bien y lo que está mal, lo que constituye la adecuada defensa frente a los intentos de adoctrinamiento.

Por José Luis LafuenteLeer columna

La hipocresía de la legalidad internacional

Desde febrero asistimos a una de esas pantomimas en la que los más sesudos opinadores patrios y de paises vecinos pontifican sobre lo que se supone que está sucediendo partiendo de supuestos totalmente amañados.  Como ya habran deducido me refiero a la llamada guerra ruso-ucraniana.

Por Teresa SalamancaLeer columna

 Feijóo ya se ve en la Moncloa

Tras el aplastante triunfo del PP en las elecciones autonómicas andaluzas, donde su candidato Juan Manuel Moreno Bonilla trapasó la mayoría absoluta con holgura, seguro que el presidente nacional de la formación ve inminente la repetición de este fenómeno en la generales con él  como  protagonista.

Por María Alú Leer columna

 Lindezas de Feijóo

A pesar de que la inmensa mayoría de los españoles son conocedores de la trayectoria ideológica y política del nuevo líder del reseteado PP, por si aún alguien alberga todavía alguna duda sobre la misma-incluso después de las soflamas sobre "el rumbo claro" a raíz de su unción- paso de forma somera a señalar algunos de sus hitos más destacables:

Por Ana María Velasco Plaza Leer columna

¿QUÉ Y A QUIÉN REPRESENTAN HOY LOS SINDICATOS MAYORITARIOS?

  El fracaso de asistencia a la manifestación convocada por UGT y CC.OO el pasado 23 de marzo y la laxitud de sus pretensiones, protestar contra las alzas de precios pero dejando bien claro que, no sólo las quejas no se dirigían al Gobierno sino antes bien que le pedían que no se redujesen los impuestos, me han llevado a reflexionar para responder a la pregunta planteada en el encabezamiento, plasmarlo por escrito, esperando que la consideración de plantee por los propios Sindicatos.  

Por José Luis LafuenteLeer columna

Una sociedad enemiga de los niños

Gabriele Kuby ha escrito un libro titulado “La generación abandonada”, y su tesis es que hemos sacrificado la felicidad de varias generaciones de niños a la libertad amorosa ilimitada de los adultos. Los niños son los grandes perdedores de la revolución sexual de los 60 y 70, convertida desde entonces en cimiento moral de nuestra sociedad. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Ideología e impotencia

  El abuso ideológico sustentado en la buena fe de las gentes lleva siempre a excesos de poder Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

¡Qué verde era mi valle!

?La verdad es que podemos considerar tanto el título como el subtítulo de este artículo como un par de elementos surrealistas añadidos a posteriori pues sería muy laborioso buscarles alguna relación con el escrito que quizá algún lector benevolente llegue a leer de principio a fin, pero no niego que tiene "su aquél", aquel tinte nostálgico y amargo que hoy acompaña a los que ya nos pesan los años.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Ya no quedan jueces en Berlín

Esta sociedad envilecida que se refugia bajo la "sacralidad" de la palabra democracia para perpetrar las mayores felonías impunemente y digo sociedad porque los políticos y los jueces salen de la sociedad no llegaron aquí desde Saturno, está derivando con pasos de "siete leguas" hacia una tiranía plutocrática

Por Teresa SalamancaLeer columna

¿Qué pasa realmente en Ucrania?

Este modesto periódico dispone de pocos medios, solo una agencia de noticias, nuestra observación de diversas cadenas de televisión y distintos periódicos.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

El PP y sus tradicionales incumplimientos

José Luis Martínez Almeida, algunos empiezan a llamarlo Carmeida, nos ha regalado una magnífica "perla de la factoria" del PP y no precisamente una perla de lluvia venida de un pais donde no llueve como dice la canción de Jaques Brel sino de la mendacidad.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Encuesta
¿derribaran la Cruz del Valle de los Caídos y expulsarán a los monjes?

a) Si porque la Iglesia no los va a defender
b) No porque el poder de la oración es invencible

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo