Domingo, 09 de diciembre de 2018

firmado por la investigadora principal del Instituto Mira Milosevic-Juaristi

Un informe de Elcano sostiene que la desinformación rusa sobre Cataluña ha tenido apoyo del Gobierno de Moscú

Un análisis del Real Instituto Elcano sobre "la guerra de la información de Rusia en Cataluña" considera que "la exitosa combinación de varios instrumentos de la guerra de la información" en este caso "ha hecho necesario el apoyo del Gobierno del régimen autocrático", así como de las agencias de inteligencia, "que definen las principales debilidades y problemas internos de un país", y de ciberinteligencia.

El documento, firmado por la investigadora principal del Instituto Mira Milosevic-Juaristi, señala que lo que distingue a Rusia de otros 'ciberactores' y divulgadores de mentiras es que la guerra de la información es una estrategia militar definida en la última Doctrina Militar de la Federación de Rusia, oficial desde 2014.

El estudio define la actividad rusa como "combinación" ("kombinaciya"), un tipo de operación que integra diversos instrumentos: "ciberguerra, ciberinteligencia, desinformación, propaganda y colaboración con actores hostiles a los valores de la democracia liberal".

Mientras en los conflictos de Siria y Ucrania la acción rusa ha consistido en combinar fuerza militar con guerra de información, explica, en los países occidentales "donde su objetivo es ganar influencia y no territorios", el foco está puesto en la guerra de la información.

Aunque los responsables rusos, incluido el presidente Vladimir Putin, han apoyado públicamente la integridad territorial de España, esta experta ve plenamente vigente lo que dijo el diplomático estadounidense George Kennan durante la Guerra Fría: que no hay que confundir las "relaciones exteriores" rusas --que se enmarcan en las instituciones de la comunidad internacional-- con su "política exterior", que pretende devolver a Rusia su estatus de "gran potencia" disputando zonas de influencia a Estados Unidos.

En el caso de Cataluña, detalla que, además de difundir mensajes verdaderos y falsos en las redes sociales, la actividad rusa ha incluido ofrecer un "punto de vista alternativo" en las televisiones estatales rusas, y también los medios estatales que publican en inglés y español --RT y Sputnik--.

INTENTAN DESACREDITAR LA DEMOCRACIA ESPAÑOLA

Entre sus contenidos más significativos, el estudio menciona el uso de la fuerza por parte del Estado como "violencia deliberada" y "práctica franquista", o el decir que la UE reconocería la independencia catalana "después del proceso de adhesión", o bien que la UE ordenó a España una acción represiva para evitar otro Brexit. Comparar el referéndum catalán con el de Crimea o decir que Cataluña está "al borde de una guerra civil" como Donbas en Ucrania --donde Rusia apoya a los separatistas-- han sido otros mensajes comunes.

Todo ello, explica, con el fin de desacreditar la democracia española y el orden liberal occidental, fomentar la división entre españoles, desacreditar las instituciones europeas, crear confusión y distraer la atención de los ciudadanos rusos de sus problemas internos.

El análisis añade que el Gobierno español debería investigar esta injerencia rusa --el Ejecutivo lo está haciendo en el seno de la UE-- y recuerda cómo Alemania, durante la campaña de las elecciones legislativas, tomó una serie de precauciones para impedir la interferencia rusa.

Con todo, avisa de que "es imposible que Occidente responda con total éxito" a los instrumentos empleados por Moscú porque, aunque "las agencias de inteligencia pueden hacer cosas inteligentes", los gobiernos occidentales no pueden restringir el flujo de información ni el uso de Internet "como lo hacen los Gobiernos en los países totalitarios y autoritarios".

Según esta investigadora, si bien los países occidentales están bien preparados para una "ciberguerra en estado puro", su respuesta a la guerra de la información "no ha sido adecuada" por tres motivos: "por considerar que Rusia se autodesacredita divulgando noticias falsas", por no comprender que hay una verdadera "guerra con Rusia" y "por suponer que contar la verdad es suficiente, lo que no es así".

OCCIDENTE NO ENTIENDE QUE RUSIA ES "UN ENEMIGO"

"Los occidentales no comprenden el pleno significado del concepto ruso de guerra de la información como un arma más y, sobre todo, se resisten aceptar que Rusia ya no es el 'socio estratégico', ni siquiera un adversario con quien se puede discrepar y llegar a acuerdos, sino un enemigo, en el sentido de que desea nuestra sumisión o destrucción", alega Milosevic-Juaristi.

Según su análisis, con su estrategia de desinformación "Rusia ha fracasado según los criterios occidentales", puesto que no cuenta la verdad, pero "según sus propios criterios ha obtenido un éxito apabullante", especialmente en dos áreas, dado que "la población rusa ha sido aislada de las fuentes de información exteriores" y, en el exterior, "ha creado un ambiente en el que es difícil distinguir la información verdadera de las medias verdades y las noticias falsas".


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

LA  ESTRATEGIA  DEL  MIEDO

Una fórmula para conseguir votantes, cuando no se tienen ni razones ni argumentos, es advertir al electorado de lo que les puede pasar si votan a otros partidos; lo utilizó el PP para prevenirnos de Podemos, y hoy son los de extrema izquierda, pero de forma más intimidatoria.

Por Paco MexiaLeer columna

Por qué no es Vox fascista

El "racista" Vox ha presentado al hispano-iraquí Raad Salam o al hispano-guineano Ignacio Garriga, y no cuestiona los derechos de los legalmente establecidos en España Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA  

Por Francisco J Contreras Leer columna

El valor de la verdad

Muchos comprendieron que lo importante en estas elecciones no era quién ganara, sino quién perdiera Publicado en EL DIARIO DE SEVILLLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

"Revoxlución"

Los doce diputados conseguidos por VOX en Andalucía han producido tan gran convulsión en el panorama político español que tal parece que un terremoto haya removido espectacularmente sus cimientos.

Por Manuel Alonso TrevicortovLeer columna

Elecciones en AndalucíaY por fin la VOX se oyó

Una vez más voy a utilizar los términos derecha e izquierda aunque como ya dije más veces, para mi gusto son hoy día trasnochados y habría que redefinirlos, pero por el momento creo que nos entenderemos mejor usándolos de nuevo.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

Las nuevas matemáticas

Ni los más acérrimos partidarios del fallecido generalísimo Franco habrían sido capaces de restaurar su memoria y situar su figura en el primer plano de la actualidad como lo ha sido nuestro presidente dr. Sánchez con la brillante idea de exhumar sus restos del Valle de los Caídos.

Por Francisco Alonso-Graña del Valle Leer columna

LA  TORRE  DE  BABEL

La torre de Babel, que viene citada en el Génesis, parece ser que existió y se corresponde con una construcción de unos 90 metros de altura llamada Etemenanki, construida 18 siglos antes de Cristo, probablemente en Babilonia, y que, posteriormente, fue destruida por los asirios y los arameos. Pero lo más bonito de la historia, a mi parecer, es el relato bíblico.

Por Paco MexiaLeer columna

Mentira tras mentira

Con el asunto de los restos de Franco, este Gobierno se ha metido en un lío del que sólo puede salir descalabrado Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Abusiris

El estudio de la necrópolis de Abusiris permite conocer como fue declinando el Imperio egipcio antiguo y por extensión como los imperios se van desmoronando

Por Francisco Javier Garcia AlonsoLeer columna

La paja y la viga

Según la Comisión Europea, las autonomías están dificultando la prosperidad de España Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Marcuse es culpable

Soy el espíritu que siempre niega [Ich bin der Geist, der stets verneint]”, dice de sí mismo el Mefistófeles de Goethe. La izquierda, sostuvo Roger Scruton en Fools, Frauds, and Firebrands, es mefistofélica: lo que la define es su “esencial negatividad”, su “grito contra lo vigente en nombre de lo desconocido”: critica implacablemente las imperfecciones reales o imaginarias de la sociedad actual sin proponer otra alternativa que, en el mejor de los casos, borrosas utopías (en el peor, la simple reedición de lo que una y otra vez –de Lenin a Mao, de Pol Pot a Castro o Chávez- ha desembocado en fosas comunes y colas para comprar papel higiénico). Publicado en Disidentia

Por Francisco J Contreras Leer columna

Encuesta
¿C`s mantendrá al PSOE en el poder en Andalucia?

a) No porque sería su final a nivel nacional
b) Si porque Marín quiere ser presidente a toda costa

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo