Viernes, 03 de julio de 2020

las procesiones

Valor de la Semana Santa

   

   El mayor ejemplo, el más transcendental que nos dió Nuestro Señor Jesucristo, es que nuestra vida termina con el sufrimiento de la Pasión y con la Gloria de la Resurrección. 

Vemos como  el Señor pasó por el culmen del sufrimiento humano. Sufrió la soledad, pide a sus discípulos que velen con El en el Monte de los Olivos y los encuentra dormidos. En el trance de aceptar el Cáliz de la Pasíón se encuentra solo y llega a sudar sangre.

Es traicionado por uno de los suyos. Todos sabemos el sufrimiento que provoca la traición, más en este caso. Unos días antes, Cristo es recibido con  ramos, pese a que El llegaba de la forma más humilde montado en un asno. Posteriormente celebra la Ultima Cena con aquellos a los que amaba y a los que humildemente lava los pies. Entre los más cercanos estaba el traidor, la traición es más dolorosa cuanto más próximo está el traidor a ti.

No era suficiente con esto, El tuvo que sufrir la injusticia. El más justo entre los justos, fue ajusticiado como un criminal.         

El dolor físico fue extremo y no solo eso. Fue negado por uno de los suyos, por aquel que era la  piedra sobre la que edificaría su iglesia.  

Murió perdonando, haciendo a su Madre, Madre de toda la Iglesia e intercesora y puente entre los hombres y Dios. 

Después llegó el triunfo. Cristo Resucitó. Todo tuvo sentido y un sentido de esperanza. Llorando llegamos a este mundo, a nuestra vida material. Tras el sufrimiento y la pasión está la vida eterna.   

El camino a esa vida se hace con un vehículo que es la Cruz.   

Veintiun siglos después, todo eso es representado en las procesiones de Semana Santa. Dios procesiona por nuestras calles, podemos acercarnos a El, rezarle, sentirlo en nuestras calles y en nuestras tareas.

Entorno a nuestras procesiones hay también un trabajo humano de nuestras cofradías, con sus bandas y sus costaleros. El trabajo de las cofradías también transciende a las labores sociales con los más necesitados, con los presos y con los enfermos.

Para mí como católico, destacaría tres conclusiones:   Tenemos la fe en un Dios que nos da ejemplo, con su pasión ante el sufrimiento. La esperanza en una resurrección y en una vida eterna. Por último, el valor divino de lo humano y, entre los hombres la caridad con el más necesitado.

   José Manuel Miranda Alonso


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Tiempos protervos o la nueva protervidad II

Hace ya un tiempo nuestro actual presidente del Gobierno habló de la existencia de una policía patriótica en torno al PP.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Los enemigos del perdón

Es imprescindible volver a hablar del perdón a los enemigos -perdón que no excluye la justicia- y de la misericordia para obtener misericordia. ¿Pero cómo vamos a proclamar ese mensaje si nos han convencido de que no hay pecados y de que no hay que perdonar porque eso va en contra de la justicia

Por P. Santiago Martín Leer columna

A mi esposa

  Es objetivo en la vida encontrar a la persona amada y querida que a nosotros se nos dona.  

Por José Manuel Miranda Alonso Leer columna

El príncipe de la mentira

No piensen que me refiero a Satanás, tal como lo apodó el apóstol Pedro (1 Pedro 5:8-9), el personaje al que me refiero no da para tanto intelectualmente, no olvidemos que Luzbel era el querubín de más alto rango y por tanto su inteligencia es inmensa, no, les hablo de una persona más modestita en este campo, nuestro actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ni siquiera fue capaz no ya de escribir sino de leer su propia tesis doctoral.

Por Teresa SalamancaLeer columna

Tiempos protervos o la nueva protervidad I

La palabra protervidad, según el diccionario de la RAE, significa obstinación en la maldad. No se trata de un "palabro" como la "desescalada", ya que las montañas se escalan y luego se bajan o descienden pero no se desescalan.

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

EL INGRESO MINIMO VITAL: UN PASO HACIA LA ESCLAVITUD CLIENTELISTA

Asistimos a la transformación de una sociedad democrática en una sociedad esclavizada por el poder a través de la compra del hoy todavía ciudadano por medio de un "plato de lentejas", con el "Gran Hermano"  mediático dirigiendo sus pasos

Por José Luis LafuenteLeer columna

Todos racistas y esclavistas

Cuando los europeos llegaron al África negra en el XV, los nativos practicaban la esclavitud a gran escala Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Crear tensión

La marquesa señora Montero dijo que "La derecha lleva semanas llamando a la insubordinación del Ejército". Su pareja, el marqués, acusó en el Congreso a diputados de VOX de añorar un golpe de Estado. Sin comentarios.

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Un Gobierno icinerado

La máquina de la Justicia ha empezado a carburar y el despertar del confinamiento va a ser brutal   Publicado en Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Lo que pasa con los ERTEs

  ¡QUE FÁCIL ES ECHAR LA CULPA A LOS DEMAS! ¿VERDAD, SEÑORA MINISTRA Y SEÑORA DIRECTORA DEL SEPE DE ASTURIAS?

Por José Luis LafuenteLeer columna

El opio y el odio

Che Guevara decía que "un revolucionario debe convertirse en una fría máquina de matar motivado por odio puro".

Por Luis David Bernaldo de Quirós AriasLeer columna

Encuesta
¿Deberian dimitir el tanden Sanchez-Iglesias?

a) Si su gestion pone en peligro a España
b) No que afronten sus errores

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo