Lunes, 21 de mayo de 2018

ideologia de genero

Verdades entre tinieblas

La ideología de género es dañina para los niños. Es una mentira destructiva decirle a un niño que nació con el cuerpo equivocado". Estas afirmaciones no son mías sino de Miriam Ben-Shalom, veterana defensora de los derechos de los homosexuales y profundamente alarmada, no obstante su lesbianismo, por el creciente respaldo político a la agenda LGTB.

"Los hábitos sociales no cambian el sexo. Las drogas y las hormonas no cambian el sexo. La cirugía no cambia el sexo. Ser hombre o mujer es algo innato e inmutable". Lo dice Michelle Cretella, presidenta del Colegio Americano de Pediatras. La consecuencia es obvia. Según Paul W. Hruz, especialista en endocrinología pediátrica y miembro de la Academia Estadounidense de Pediatría, "el cambio de sexo es imposible. Uno no puede cambiar su sexo, lo que puede cambiar es la apariencia".

Son personas que han decidido denunciar los problemas médicos y sociales que plantea la mezcla de mitología sexista y rabia voluntarista que se esconde en la ideología de género y a sus destructivas consecuencias, y han sido ponentes del I Congreso Internacional sobre Sexo, Género y Educación, celebrado en Madrid el pasado fin de semana. Gran asistencia de público, sala abarrotada por cientos de personas, miles de seguidores por transmisión digital en todo el mundo, y total ausencia de medios de comunicación y de autoridades. ¿Puede sorprendernos? Otro de los ponentes, el politólogo argentino Agustín Laje, ofrecía la explicación a esta asimetría: "Hoy la ideología de género pone en jaque nuestras libertades individuales... No es una propuesta alegre, no es una oferta ni un modo de vivir, sino una imposición: un tema no sujeto a debate que ya ha sido decidido de antemano". Acallar por todos los medios al que disiente, esa es la consigna. Para la socióloga y escritora Gabriele Kuby, quienes "se oponen a la ideología de género se ven amenazados con el ostracismo social y con el acoso a través de las redes sociales. Además, son criminalizados por las nuevas leyes". Sin duda, esta nueva peste totalitaria pasará. Después tocará hacer el recuento de las víctimas. Muchas de ellas tendrán nombre y apellido, pero el daño infligido a las sociedades occidentales va más allá: se trata de herir en lo más hondo a la familia y de arrebatar a los padres sus derechos sobre la formación de sus propios hijos. Objetivo: los niños.


Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar

Columnistas

Mayo del 68, o el triunfo de los niñatos

Mayo del 68 fue una kermesse violenta de hijos de papá que despreciaban los valores y el modo de vida de la generación anterior Publicado en Disidencia

Por Francisco J Contreras Leer columna

Amor cortés

Una vez asentada la dignidad del matrimonio, pudo la sociedad elevar el exquisito edificio del erotismo Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

WHATSAPP,  MENTIRAS  Y  CAMPAÑA  ELECTORAL

El whatsapp se ha convertido, en muy pocos años, en la aplicación más utilizada del teléfono móvil y es, en mi opinión, el medio más poderoso para difundir toda clase de información, tanto verdadera como falsa, con el objetivo de tratar de conseguir el voto de muchas personas.

Por Paco MexiaLeer columna

Educación para la Ciudadanía en tiempos revueltos

No sé si el último manual de españolidad cabal de Stanley Payne, inevitablemente eclipsado por la exitosa obra de Elvira Roca Barea sobre el síndrome de la hispanofobia, serán del tipo de textos inspiradores que Gibson echa de menos en nuestras escuelas... Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

La corrupción

La confianza en el Gobierno ha llegado a estar tanto o más por los suelos que en la Junta de Andalucía Publicado en El Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

Orban y la batalla por Europa

El establishment europeo-occidental intuye que en la Europa danubiana está tomando forma un modelo alternativo; de ahí la virulencia de su reacción. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

¿Pero de verdad Putin quiere destruir la UE?

Acabamos de asistir a la actuación de la justicia de un Lander alemán en el caso Puigdemont. Su resolución ha sido criticada por varios expertos, de algunos de los cuales me han llegado noticias, pero concretamente el publicado por el profesor Bastida he tenido el gusto de leerlo.  Todos ellos eran críticos con la postura alemán

Por Esteban Alú MorteraLeer columna

Hay que leer a Laje

Toca promocionar a la competencia: Agustín Laje y Nicolás Márquez publicaron en 2016 El libro negro de la nueva izquierda, un must para cualquiera que desee entender el trasfondo histórico-filosófico del feminismo radical y el homosexualismo. Publicado en Actuall

Por Francisco J Contreras Leer columna

Wylie el rojo

Wylie es el creador de Cambridge Analytica. Traidor y pelirrojo, la progresía mundial ya ha encontrado al responsable de sus tribulaciones Publicado en el Diario de Sevilla

Por Rafael Sánchez SausLeer columna

 Las pensiones en España: entre la demagogia y la inmovilidad

Los gobernantes actuales, con una práctica de avestruz en sus políticas, no se atreven a mostrar e informar la realidad del problema de las pensiones, como primer paso para buscar soluciones, ni menos aún a ofrecerlas, en una muestra más de la pusilanimidad que han mostrado a lo largo de dos legislaturas en las que nos han enseñado que su quehacer político consiste precisamente en no hacer o en todo caso, en hacer lo mínimo posible para que todo siga igual.

Por José Luis LafuenteLeer columna

Entrando en Vetusta por la Estación del Norte

Primeros dias en Oviedo del Catedrático de Ingenieria Química Julio Bueno Publicado en la Nueva España

Por Julio BuenoLeer columna

Encuesta
Ante la actuación de los paises de EU en el caso Puigdemont ¿cobra sentido la decisión britanica del Brexit?

a) si
b) no

Dignidad Digital, S.L. E-mail: redaccion@dignidaddigital.com
logo